Tolkien, los impuestos y el Concorde

J.R.R. Tolkien
J.R.R. Tolkien
J.R.R. Tolkien, el autor de El señor de los Anillos o El hobbit, entre otras obras, era un tipo curioso por muchos aspectos, algunos comprensibles y otros un poco más extraños. Nacido en 1892 y fallecido hace hoy cuarenta años y algunos días (el 2 de septiembre de 1973), las siglas de su popular nombre corresponden a John Ronald Reuel.

Tolkien amaba la vida tranquila y no era demasiado amigo de los avances y la tecnología, según parece. Además, era más bien ahorrador, por usar un eufemismo y no denominarle directamente tacaño, ya que no le gustaba gastar. En lo que a economía personal se refiere, una de las cuestiones que más le molestaba era pagar impuestos. Esto, unido a su aversión a la tecnología le llevó a enviar un mensaje a su gobierno a través de su declaración de la renta.

Nuestro hombre no solía viajar y dejó de conducir a comienzos de los años 40. Apenas tuvo electrodomésticos e incluso la televisión era un estorbo para él. No comprendía aquel afán por la tecnología y los inventos eléctricos. Así, cuando se comenzó a comentar en su país que el gobierno iba a destinar dinero público para el desarrollo del Concorde, el famoso avión a reacción, Tolkien escribió directamente en la declaración de la renta que presentó al gobierno británico lo siguiente: Ni un penique para el Concorde.

Y dicho lo cual concluiré que con esto el señor Tolkien gana puntos en mi ranking personal de simpatía, lo cuál, todo sea dicho, vale para poco en general y para nada en el caso de un hombre muerto.

Fuente: Vidas secretas de grandes escritores, de Robert Schnakenberg
Tolkien, los impuestos y el Concorde Tolkien, los impuestos y el Concorde Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:40:00 Rating: 5

7 comentarios:

  1. ¡Qué curioso! Bueno, aunque fuera un magnífico escritor, tendría manías, como todos...
    Gracias por compartir esta información.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado conocer estos pequeños detalles de este gran escritor. Gracias por humanizar una leyenda ;)

    ResponderEliminar
  3. Buen articulo, lo conocia pero es interesante de recordar. A menudo olvidamos que los genios spn demasiado parecidos a nosotros...jaja con sus vicios y virtudes. El mejor escritor de fantasia, segun mi opinion. ;)

    ResponderEliminar
  4. Leandro H.22:59

    Pues si levantara la cabeza, como dice el tópico, y viera lo que se gastó -y se sigue gastando- Peter Jackson en las adaptaciones cinematográficas de sus libros, le daba un ataque. ¡Y encima rodadas gracias a un montón de aparatejos técnicos...!

    ResponderEliminar
  5. Bleukopft, estoy de acuerdo que son parecidos, les molestan los impuestos :)

    Leandro, pero seguro que cuando Jackson le explicara que esos chismes y gastos le reportan millones de beneficio sonreiría.

    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.