La ventaja competitiva de Cartago, las rutas

Trirreme romano
Trirreme romano
Una ventaja competitiva es esencial en el mundo de la empresa para hacerse un hueco, diferenciarse de los rivales y generar negocio de modo sólido. Por ejemplo, una ventaja competitiva es ser capaz de ponerle nombre a una idea tan básica y antigua como esta y ganarse muy bien la vida contándolo por ahí. Hay casos. Y es que ya en la época de los romanos los hombres de negocios tenían claro lo que es una ventaja competitiva.

Estrabón fue un historiador griego que nació antes de Cristo y murió pocos años antes que Él, y que escribió una conocida obra titulada Geografía. Precisamente en ese tratado narra cómo los fenicios eran el máximo exponente del comercio mediterráneo gracias a que tenían una ventaja competitiva: conocían rutas que los demás ignoraban.

En una ocasión, cuenta Estrabón, los romanos siguieron a un navegante para intentar descubrir la ruta que seguía y así poder utilizarla ellos también. El navegante, un cartaginés, se dio cuenta de ello y encalló su nave voluntariamente para arrastrar al mismo final a sus perseguidores y castigar así a los romanos que querían descubrir la ruta y, además, mantener esta oculta.

El cartaginés abandonó los restos del naufragio y volvió a su ciudad, Cartago, donde contó lo que había ocurrido y fue el propio erario público el que le abonó el precio de la nave y el valor de las mercancías que había perdida en aquella treta. Al fin y al cabo, lo que hizo aquel navegante fue proteger la ventaja competitiva por la que su pueblo seguían siendo los líderes del comercio en el Mediterráneo.

Fuente: Gabinete de curiosidades romanas, de J.C. McKeown
La ventaja competitiva de Cartago, las rutas La ventaja competitiva de Cartago, las rutas Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:16:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. Anda que si no le pagan el coste por embarrancar el barco.

    ResponderEliminar
  2. Sé que soy mala persona, pero Estrabón se murió entre el 19 y el 25 d.c. Y a Jesús lo murieron ( esto es un chiste, ¿eh? que sé conjugar :-) ) en el 33 d.c. Así que le fastidio el chiste del segundo párrafo ;-).

    ResponderEliminar
  3. Iñigo, supongo que en caso habría vendido la ruta a los romanos por otro buen montante :)

    Lamastelle, ¡genial!, buen detalle y además tienes toda la razón :) Eres un crack.

    ResponderEliminar
  4. Si hubiera sido hoy, el Tribunal de Defensa de la Competencia le habría metido una multa de varios millones de euros, con inhabilitación y pena de azotes :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No estoy yo tan seguro. Por ejemplo, si es francés, seguro que se libra :)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.