Sigue Curistoria

Google+

Buscar



domingo, 2 de junio de 2013

La ametralladora Gatling, pensada para salvar vidas

Ametralladora Gatling de 1876
Ametralladora Gatling de 1876
En el año 1861 comenzó la Guerra de Secesión en Estados Unidos y poco después un médico de Ohio se horrorizaba con el número de muertos, tanto por el propio combate, como por enfermedades e infecciones. Entonces, preocupado por ello trató de buscar una solución: una ametralladora.

Este hombre, el doctor Richard Gatling, pensó que una ametralladora que disparara lo suficientemente rápido permitiría que un único hombre combatiera como si fuera cientos y así el ejército de ese bando sería mucho más pequeño. Esto permitiría que menos hombres se expusieran a la muerte, en el combate y por otras causas.

Y como la idea le pareció apropiada, se puso manos a la obra y diseñó y construyó una ametralladora que podía escupir trescientas cincuenta balas por minuto, es decir, una velocidad de tiro más de cien veces mayor a la de las armas habituales en aquel momento, los rifles. En 1862 todo estaba listo para comenzar la producción a gran escala y nutrir así al ejército, pero un incendio arruinó toda la fábrica de nuestro hombre y hubo de comenzar casi de cero. Seguramente el impacto de aquel arma en la guerra habría sido decisivo, pero nunca lo sabremos con certeza.

Llegó su momento cuando la guerra tocaba a su fin pero aún demostró ser un gran invento. Tanto es así, que el ejército de Estados Unidos, tras la guerra, encargó un buen número de ellas, y posteriormente otros países, comenzando así la popularización de aquel invento que hacía que un hombre pudiera matar más rápido.

Su intención inicial era salvar vidas, pensando en que si un ejército disponía de esa capacidad de disparo en un solo hombre y el otro no, muchos soldados podrían quedarse en casa por no ser necesarios. Lógicamente, cuando ambos ejércitos disponen de este tipo de armas, vuelven a tener que ir al frente todos los soldados posibles, aunque probablemente en este caso con mayor probabilidad de morir ya que tendrán enfrente una ametralladora que envía trescientas cincuenta balas donde antes se enviaban tres o cuatro. Por lo tanto, podemos decir que el doctor Gatling fue bienintencionado pero le salió el tiro por la culata, y nunca mejor dicho.

Fuente: The greatest stories never told, de Rich Beyer.

8 comentarios :

tenía entendido que ésta era una leyenda urbana...

Otro médico de otra guerra también se horrorizó por el número de muertos, pero éste descubrió la penicilina.

Vamos, lo de inventar la metralleta para salvar vidas me parece de un cinismo tremendo. Sería para salvar vidas de su bando y masacrar al contrario.

Saludos,
Vidia.

Gracias por los comentarios.

Vidia, el hombre tenía que liberar su mente de la culpa :)

Tambien lanzar bombas atomicas sobre ciudades era para salvar vidas... Siempre uno puede encontrar la forma de justificar su actos, por atroces que estos sean

Cierto, Alb. Uno de los argumentos para lanzar las bombas de Hiroshima y Nagasaki fue que así se finalizaría la guerra antes y a la postre habría menos muertos.

Saludos.

Y asi fue, la guerra termino rapidamente evitando que se perfieran mas vidas

Pues no,hasta historiadores estadounidenses empiezan a aceptar la falsedad de ese argumento. Se han desclasificado documentos ,algunos de finales de 1944 ,en los que se contempla que hay que conseguir acabarlas y lanzarlas sobre Japón ya que al acabar la guerra la ciudadanía no iba a entender que secretamente se hubiese desviado tanto dinero en algo no usado.
La resistencia encarnizada japonesa era para que USA ,ante la perspectiva de bajas propias,ofreciese un "alto el fuego" en el que Japón no perdiese demasiado.
¿Problema? Si,y gordo. La "inteligencia" USA era consciente del tema y el mismo Stalin en la conferencia de Postdam le confirma al presidente estadounidense que Japón no se rendiría sin alguna concesión .
A través de estados neutrales Japón había preguntado las condiciones para rendirse,y a finales de julio de 1945 Truman ofrece la posibilidad de una rendición incondicional. Japón pide que se respete al emperador y la respuesta de USA es "rendición incondicional ",lo que se interpreta como que sería el 1º en visitar al verdugo.
Teniendo en cuenta que dejaron al emperador en su sitio,¿por qué no aceptaron esa condición que puso Japón (cosa sencilla y que si que hubiese salvado muchas vidas)? USA se había sentido humillada y consideraba otra humillación hacer cualquier concesión a Japón. Los estadounidenses suelen argumentar que su respuesta no quería decir que no fuesen a respetar al emperador y que fue un malentendido pero es poco creible. También hay alguno que alega que el ofrecimiento de Truman era para la galería , ya que estaba informado por los servicios secretos y Stalin de que Japón solo se iba a rendir si se le hacía alguna concesión y la operación para el lanzamiento ya estaba en marcha y necesitaba intimidar a la URSS.
Creo que dejo bastante claro que no evitaron muertos ni mucho menos, incluso se puede ver alevosía en hechos como que de las 70 ciudades que tenía Japón todas menos 5 habían sufrido fuertes bombardeos con bombas incendiarias ...¿adivinas 2 de esas 5?

Gracias por la información, muy interesante.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...