Un Hitler en el ejército de Estados Unidos

William Patrick Hitler
William Patrick Hitler
William Patrick Hitler fue un sobrino del líder nazi Adolf Hitler, hijo de su hermanastro Alois. Ese sobrino, después de coquetear con al Führer cuando el nazismo se hizo con el poder en Alemania, emigró y, de hecho, se puso en contra de su tío, aunque más bien para aprovechar el tirón mediático que por otra cuestión. Después de algunas entrevistas para medios ingleses en las que hablaba de Adolf Hitler abiertamente, comenzó a tener problemas, a pesar de que no había dicho nada en contra de él. Así, acabó en Estados Unidos en marzo de 1939, cuando aún no había comenzado la Segunda Guerra Mundial.

Aprovechó el parentesco para hacerse publicidad y atacó, ya abiertamente, las políticas de Adolf Hitler en Alemania. Impartió conferencias hablando de la situación en Alemania y de su tío, con gran afluencia de público, y publicó artículos al respecto. Cuando la guerra ya avanzaba por Europa, el tirón mediático del sobrino de Hitler comenzó a perder fuelle y entonces hubo de dar un golpe de efecto: se alistó en la marina de Estados Unidos.

Se inscribió en Nueva York y fue declarado apto físicamente para el servicio. Quería luchar, según él mismo decía, contra su tío. En el formulario de ingreso al ejército, había una pregunta en la que se preguntaba al solicitante sobre la existencia de miembros de su familia en las fuerzas armadas de unos determinados países y William Patrick indicó que su tío era Adolf Hitler. Aquello hizo que se le denegara el acceso al ejército de Estados Unidos, pero no se rindió y escribió una carta al presidente. Este ordenó al FBI que le investigaran a fondo y cuando no se encontraron pruebas en contra fue aceptado, por fin, en la marina. Así, podemos decir que en 1944 había un Hitler en cada bando de la Segunda Guerra Mundial.

Después de todo aquello y de una aparición en la televisión, el sobrino de Hitler se incorporó a filas y acabó trabajando en territorio de Estados Unidos como técnico de laboratorio de un departamento de sanidad, lejos de Europa y de la lucha directa contra el nazismo.

Al finalizar la guerra, aquel que había buscado popularidad y notoriedad, se ocultó, quizás temiendo alguna represalia por su apellido, que incluso borró de su nombre, pasándose a llamar Patrick Alexander Stuart-Houston.

Fuente: Secretos del Tercer Reich, de Guido Knopp
Fuente imagen: Películas del holocausto judío
Un Hitler en el ejército de Estados Unidos Un Hitler en el ejército de Estados Unidos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:46:00 Rating: 5

12 comentarios:

  1. Gracias,me encanta leer tus curistorias, siempre tan amenas e interesantes, además algo nuevo se aprende.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Felipe, eres muy amable :)

    ResponderEliminar
  3. Vaya vaya... dicen que nunca te acostarás sin saber algo más.
    De este hecho no tenía ni idea.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario Dik. Vuelve mañana a ver si la nueva curistoria también es nueva para tí :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo haber oído en algún lado que antes de empezar a WWII, en Nueva York habíaregistrados unas 20 personas con el apellido Hitler. A mediados de la contienda ya no había nadie apellidado así.

    Me encanta tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Jokin, no me extraña, para qué buscarse problemas gratis.

    Gracias por el comentario :)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo23:38

    Me ha sorprendido mucho esta curistoria.


    Gracias.
    Vidia.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a tí, Vidia, como siempre. Por leer y comentar :)

    ResponderEliminar
  9. Una cosa que yo no sabía, sin embargo la familia de Hitler era una familia que hoy llamaríamos desestructurada, por eso aunque me ha sorprendido mucho la historia de esa familia ya puede salir cualquier cosa, solo faltaba que su abuelo fuese Wagner.

    ResponderEliminar
  10. Gracias goncopu por el comentario, no te falta razón. Lo que no sé si entonces eran tan extrañas esas familias desestructuradas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Thorak19:26

    Bastante más comunes son hoy en día las familias desestructuradas que entonces, no sólo por la existencia del divorcio(que en Alemania ya existía en esa época), sino por la mentalidad hedonista, materialista e individualista predominante en el presente y desde hace ya algunas décadas.

    ResponderEliminar
  12. Thorak19:29

    Además la familia de Hitler no era una familia desestructurada tal y como se entiende hoy en día( infidelidades, maltrato, competitividad en la pareja, desentendimiento...)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.