Esclavos romanos: una cabeza y serás libre

Batalla de Zama
Batalla de Zama
La batalla de Cannas tuvo lugar en agosto del año 216 a.C. dentro de la Segunda Guerra Púnica. El ejército de Aníbal, cartaginés, se enfrentó a las tropas romanas de Cayo Terencio Varrón y Lucio Emilio Paulo. Estos últimos fueron derrotados y quedaron en una situación delicada. Como salida desesperada, el ejército romano decidió reclutar a esclavos para su filas mediante un método algo peculiar.

Los generales romanos prometieron la libertad a todos los esclavos que lucharan en su bando y volvieran después de la batalla con la cabeza de algún enemigo. Esta idea, que puede parecer casi buena a priori, tuvo un resultado no tan bueno, según narra Tito Livio en Historia de Roma desde su fundación.
El mayor inconveniente para los romanos lo constituían las cabezas convertidas en precio de la libertad. En efecto, cuando uno daba prontamente muerte a un enemigo, primero perdía tiempo con el engorro de cortarle la cabeza en medio de la confusión y la aglomeración; después, con la mano derecha ocupada en sostener la cabeza, los más aguerridos quedaban al margen del combate y la lucha quedaba en manos de los cobardes y pusilánimes.
Como decía, una idea que se tornó contra aquellos que la habían tenido. Y es que tiene lógica que si el precio de la libertad es una cabeza, una, se corte la primera que se tenga a mano y se deje de lado la batalla conseguido tal botín. Es más, los más fuertes esclavos irían a por los más débiles enemigos, ya que una cabeza es una cabeza independientemente de lo bueno o malo que sea como soldado el que la sostiene, y así después de un rato quedarían en el campo de batalla los más fuertes de los enemigos romanos y los más débiles de los esclavos.

Fuente: Gabinete de curiosidades romanas, de J.C. McKeown
Esclavos romanos: una cabeza y serás libre Esclavos romanos: una cabeza y serás libre Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:43:00 Rating: 5

9 comentarios:

  1. vaya debieron especificar mejor y en todo caso algo mas pequeño! jajajaja
    David llego con un saco de prepucios! jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Anónimo03:59

    Thanks for some other great article. The place else could anybody get that type of information in such a perfect means of writing?
    I have a presentation next week, and I am at the search for such
    info.

    Look at my homepage :: vakantiehuis duitsland particulier

    ResponderEliminar
  3. Gary, entre lo uno y lo otro, casi me quedó con las orejas como mejor opción :)

    ResponderEliminar
  4. Una medida increíble, verdaderamente. Se convirtió en una especie de selección artificial del más fuerte de los enemigos en batalla. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que en ocasiones los planes salen justo al revés de lo que uno piensa. Gracias por tu comentario, Mariano.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante!! Lo comparto en mi facebook cultural: Todalacultura.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartirlo Eugenia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Compartido en mi Facebook "Legio VII Claudia."
    Esta semana subo un artículo sobre los "cazadores de cabezas" en la columna de Trajano. :D

    ResponderEliminar
  9. Gracias Vorimir por compartirlo :)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.