El Ku Klux Klan, el Imperio Invisible

Cartel de El nacimiento de una nación
Cartel de El nacimiento de una nación
El origen del Ku Klux Klan se remonta a diciembre de 1865, cuando seis veteranos confederados de la Guerra Civil Americana fundaron algo así como un club social, con un objetivo más lúdico que cualquier otro. No entraré en cómo ese objetivo fue degenerando y en cómo el KKK en su historia ha matado, robado, extorsionado… como suelen hacer las organizaciones terroristas como él.

Los fundadores tomaron una palabra en griego, “κύκλος”, que significa círculo y le añadieron clan, escrito también con k, sin mayor razón aparentemente que la estética. Lo que decidió el nombre fue el sonido de kuklos klan, transformado en ku klux klan, sencillamente porque sonaba bien. Así nació el clan del círculo, sin mayor razón de peso que su sonoridad.

A menudo el KKK ha sido conocido como el Imperio Invisible, y si bien el nombre podría haberle sido otorgado por los años en los que el klan llegó a controlar los políticos que gobernaban en muchos lugares, incluso senadores y jueces, y dominaba la sociedad sureña en algunas zonas, tal nombre es autoimpuesto.

En 1915 se publicó en Ohio el documento que debían completar y firmar todos aquellos que quisieran formar parte del klan. Tras identificar al líder del KKK al que realizaban la petición, a modo de juramento el documento decía: “Yo, el abajo firmante, un aspirante a la ciudadanía de los Caballeros del Imperio Invisible del Ku Klux Klan…

En aquella época, la película El nacimiento de una nación y algunos otros hechos llevaron al KKK a una de sus épocas más relevantes, donde entre cuatro y cinco millones de personas mostraron su deseo de ser ciudadanos del Imperio Invisible, supongo que firmando aquel documento.
El Ku Klux Klan, el Imperio Invisible El Ku Klux Klan, el Imperio Invisible Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:58:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Me recuerda a "Arde Missisipi". Que buen tratamiento hace del profundo norteamérica y el problema racista en lo más profundo de parte de la sociedad de aquellos años de mediados del siglo XX.

    ResponderEliminar
  2. Iñigo, gran película, basada en hechos reales. Terribles los hechos, por cierto.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.