Bantams, soldados bajitos ingleses

Cartel de reclutamiento de Batnams
Cartel de reclutamiento de Batnams
Hace unos años pasaban por aquí los gigantes de Potsdam, un regimiento creado por Federico Guillermo I de Prusia y cuya altura mínima era 180 cm., aunque algunos llegaron a sobrepasar con creces los 2 metros. Viajamos hoy al otro extremo.

Los requerimientos marcados para ingresar en el ejército británico a principios del siglo XX determinaban una estatura mínima obligatoria de 160 cm. Pero llegada la Primera Guerra Mundial, la falta de efectivos obligó a rebajar, nunca mejor empleado el término, la estatura mínima en el ejército hasta los 152 cm y entonces se formaron batallones de soldados bajitos. A estos grupos se les denominó de manera genérica Bantam, por un antiguo lugar de Indonesia llamado así y del que proviene un tipo de gallina pequeña.

Los primeros Bantams fueron mineros que habían sido rechazados anteriormente por su estatura y no tardaron mucho tiempo en ser unos tres mil los hombres que entraron a formar parte de aquellos batallones. Es más, viendo el resultado de la iniciativa, y teniendo en cuenta que muchos de estos hombres provenían de zonas industriales y mineras y por lo tanto estaban curtidos en el trabajo duro, se llegó a permitir que hombres de tan solo 147 cm. formaran parte del ejército y su número creció considerablemente. Cuenta Sidney Allinson, en su libro The Batnams: The Untold Story Of World War One, que más de cincuenta mil hombres bajitos combatieron en la Primera Guera Mundial gracias a reducir la altura mínima exigida.
Bantams, soldados bajitos ingleses Bantams, soldados bajitos ingleses Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:03:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Anónimo18:51

    tengo entendido que, en batalla con armas de fuego y, sobre todo en la lucha callejera, la estatura es un handicap...

    ResponderEliminar
  2. Supongo que habrá situaciones en las que beneficie y otras en las que sea un handicap. Pero parece que los Batnams cumplieron :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo21:20

    Jiji muy buena curistoria.yo mido 1'49cm y me hubiese encantado ser soldado...pero ...no pudo ser.Para lad armas puede que fuera un handicap pero para esconderme es más fácil.juju.gracias por todas las historias que subes

    ResponderEliminar
  4. Sin duda en una guerra como la PGM, guerra principalmente de trincheras y alambradas, sería una ventaja el ser bajo.

    ResponderEliminar
  5. Voy a hacer un chiste malo: salvo que la trinchera fuera profunda :). Perdón por el chiste.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.