El blanco del podio negro de 1968

George Peter Norman fue un atleta australiano que protagonizó el podio de los Juegos Olímpicos de México de 1968 junto con Tommie Smith y John Carlos. Y aunque en unos juegos olímpicos hay muchos podios, muchos, en aquel año hubo un podio que pasó a la historia y que aún hoy sigue siendo quizás el podio más importante que ha existido en las competiciones deportivas. Les hablo, como habrán adivinado, de la prueba de 200 metros, en cuya entrega de medallas las dos personas negras del podio levantaron un puño enguantado en negro y agacharon la cabeza en señal del protesta por el racismo en los Estados Unidos. La historia de aquel podio ya la conté en 2009, hablando del Black Power, y también comenté de pasada el apoyo de Norman a aquel hecho. Esta podría ser, por tanto, una segunda parte de aquella curistoria, casi cuatro años después.

Como decía entonces, Norman apoyó la causa de sus compañeros de color portando una pegatina del Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos, una iniciativa que promovieron varios deportistas de Estados Unidos con el objetivo de boicotear de un modo u otro los juegos para denunciar el racismo. El australiano consiguió la medalla de plata con un tiempo de 20,06 segundos, que más de cuarenta años después sigue siendo el record australiano en la prueba.



Según parece, y como es lógico, Smith y Carlos apreciaron el gesto de Peter Norman y una prueba de ello está en que dejaron de lado sus diferencias en el año 2006 para acudir al entierro de Norman. A pesar de todo lo ocurrido en 1968, aquellos atletas de Estados Unidos no se llevaron del todo bien en los años posteriores y por eso tiene especial importancia esa imagen de ambos portando el féretro con el cuerpo de Peter Norman.

Fuente: Ahogados en la orilla, de Carlos Molina
El blanco del podio negro de 1968 El blanco del podio negro de 1968 Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:23:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Solo se me ocurre un comentario ¡Que bonito!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo01:20

    Estupendo gesto de deportividad. Como se dice en esta tierra de la piel de toro, lo cortés no quita lo valiente.

    Muy buena entrada.

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ambos por los comentarios.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.