El primer preso, que huyó de la torre de Londres

Enrique I de Inglaterra
Enrique I de Inglaterra
La Torre de Londres ha sido utilizada para varios fines a lo largo de la historia, como el de servir de zoo y, quizás uno de los más conocidos, el de cárcel. La Torre de Londres era prisión ya en el siglo XII y albergó entre sus muros a personajes importantes, para los que estaba destinada, siendo también el lugar de la ejecución de algunos de ellos. Allí vieron su final Tomás Moro, Ana Bolena, Enrique VI y Eduardo V, entre otros. Rudolf Hess, ya en pleno siglo XX, pasó cuatro días allí cautivo. Pero no todos han corrido la misma suerte y algunos han sido capaces de burlar el cautiverio y fugarse de la torre.

El primer en hacerlo fue un tipo llamado Ranulf Flambard, obispo de Durham, que fue encarcelado en el año 1100 allí por Enrique I de Inglaterra, según parece como chivo expiatorio y sin más razones que haber servido a un señor equivocado. Nuestro hombre tiene el honor de ser el primer prisionero de la torre del que se tiene constancia y también el primero en escapar de allí. Por lo tanto, parece que la Torre de Londres no comenzó con buen pie su carrera como prisión ya que el primer hombre que custodió se le escapó entre los dedos.

Flambard fue capaz de escapar de la Torre de Londres y huir a Normandía, donde siguió enredando entre señores, aunque permaneció largo tiempo alejado de Londres, quizás por precaución. Consiguió una cuerda, que le llegó escondida en un barril de vino. Con dicho vino, emborrachó a los guardias que tenían como misión vigilarle y una vez que estos cayeron dormidos, ató la cuerda a una columna y salió descolgándose por una ventana. Una vez fuera, recibió la ayuda de unos partidarios que le estaban esperando y que le proporcionaron el caballo con el que escapó de Londres.

Fuente: Historic Royal Palaces
El primer preso, que huyó de la torre de Londres El primer preso, que huyó de la torre de Londres Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:37:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Esa Torre tiene historias apasionantes. Hasta ahora hay quien dice que los pequeños príncipes hermanos de Isabel de York vagaban como almas en pena en su interior sin hallar justicia para la causa de sus muertes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Efectivamente hay historias de fantasmas y otras más palpables, pero desde luego es un edificio con historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Londres está llena de grandes monumentos, pero sin duda alguna el que más me impresionó fué la Torre de Londres...
    Estube en dicha celda que mencionas, ya que se puede visitar.
    Me gustaría poder encontrar un buen libro de grandes páginas dónde se explicara toda la historia de dicho lugar y todos sus pormenores.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.