El Fiat 500 y Mussolini

Fiat 500, topolino
Fiat 500, topolino
Podríamos decir que el Fiat 500, de un modo u otro, es un automóvil con casi ochenta años de vida, como veremos a continuación, y que procede de una petición de Benito Mussolini al senador y fundador de Fiat, Giovanni Agnelli. Es excesivo decir que el Fiat 500, predecesor del Fiat 600, Seat 600… salió de la cabeza del dictador fascista italiano, pero fue él quien puso sobre la mesa la necesidad de un automóvil así en Italia.

En 1930, Mussolini le pidió a Giovanni Agnelli, a la sazón senador en su gobierno, la necesidad insalvable y urgente de proporcionar a los italianos un vehículo de precio asequible que impulsara la movilidad en el país de la bota. De aquella petición salió un prototipo, predecesor del Fiat 500, que en sus primeras pruebas no salió muy bien parado, llegando incluso a arder, lo que provocó que el senador Agnelli no fuera capaz de satisfacer tan pronto como deseaba a Mussolini.

Aquellos primeros problemas provocaron un retraso considerable en el proyecto que vio por fin su destino cumplido en junio de 1936, cuando se puso a la venta el Fiat 500 A, también conocido como Topolino. A partir de entonces este modelo, o alguna de sus múltiples variantes, ha estado presente en nuestras vidas, al menos en las vidas de italianos y españoles.

La idea de producir un coche asequible para el pueblo, que al parecer proviene de Mussolini, también tuvo su versión en la Alemania nazi con Volkswagen, donde Ferdinand Porsche recibió el mismo encargo que había recibido Agnelli. Porsche dio lugar al Volkswagen Escarabajo, otro modelo que aún sigue paseando por nuestras carreteras.
El Fiat 500 y Mussolini El Fiat 500 y Mussolini Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:27:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Anónimo11:04

    Quizás sea esta la única cosa que hizo bien Mussolini, ya que según Berlusconi hizo muchas más... pero no las encuentro :)

    ResponderEliminar
  2. Cuando uno hace muchas cosas, alguna vez tiene que acertar, aunque sólo sea por probabilidad :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22:11

    ¿Mandar hacer un coche que se quemó a las primeras de cambio es hacer algo bien....? A lo mejor pintarrajeó la silueta del coche que quería en alguna servilleta, pero el del dibujo más o menos aceptable era el otro loco, el más al norte, y mira que digo aceptable, porque me parece que lo único que hacía era pintura arquitectónica, es decir que el modelo tenía que estar parado unos años para que le saliera la copia.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, no creo que tuviera nada que ver con el incendio. Ni con el diseño, ni con nada. Únicamente pidió que se trabajara en ello.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Es un muy buen post.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.