Sigue Curistoria

Google+

Buscar



Los libros más vendidos en Amazon

sábado, 30 de junio de 2012

Hablar como los dioses, de Fernando Castelló

Recupero una recomendación que ya les hice hace dos años, aprovechando que se lanza el libro en su versión digital a un precio más que interesante. Bajo el título Hablar como los dioses, Fernando Castelló recopila el origen de un buen número de frases, palabras y expresiones que tienen siglos de historia, ya que tienen su origen o explicación en la mitología griega y romana, pero que siguen vigentes en nuestro lenguaje actual. Ya saben que no es extraño que en Curistoria aparezcan explicaciones a dichos y palabras, pues esta obra cubre el mismo espectro pero centrándose en el ámbito mitológico.

Quién de ustedes no ha oído y utilizado expresiones o palabras como dar a luz, quedarse de piedra, la edad de oro, licantropía, Ateneo... todo un lujo que nos permitirá conocer palabras nuevas, saber el porqué de estas y otras que ya conocíamos y, además, aprender y recordar las mitologías romana y griega. Por supuesto, también esto último, esos mitos e historias, siguen presentes en nuestra cultura y lenguaje.

Como decía al inicio, el libro acaba de ser publicado en formato digital y podrán encontrarlo sin problemas en las principales tiendas de este tipo de contenidos a un precio, desde mi punto de vista, adecuado y hasta bajo. Por supuesto, también pueden hacerse con la versión en papel.

Para que comprueben que estas cuestiones siguen estando presentes a nuestro alrededor, les diré que Volkswagen tiene un modelo denominado Phaeton, que si no me equivoco es el coche de más alta gama de la marca. Pues bien, esa palabra, Faetón, está presente en Hablar como los dioses y tiene su explicación mitológica. Si quieren aprender esta y otras muchas cosas, tienen la oportunidad muy cerca.

jueves, 28 de junio de 2012

¿Dónde debería estar?

G.K. Chesterton fue un escritor británico nacido en 1874 y que entre otras muchas cosas solía leer novelas policíacas, escribir las suyas propias dentro de este género y también pensar y publicar artículos y otro tipo ensayos sobre las historias de detectives. No hace mucho les hablaba del club de escritores interesados en la novela negra, The Detection Club, al que él pertenecía.

El creador del Padre Brown, que así se llama el personaje más famoso de nuestro protagonista, es el autor de los textos que se han publicado no hace mucho reunidos en un libro bajo el título Cómo escribir relatos policíacos, editado por Acantilado. Es un placer leerlos y su mezcla de erudición, humor y experiencias permite que las páginas pasen sin casi darnos cuenta. Muy recomendable su lectura para cualquier aficionado a la literatura en general y a la novela negra en particular.

En un pasaje del libro en el que narra qué hombre inspiró en parte al padre Brown, Chesterton cuenta cómo recorrió un buen número de localidades durante una época de su vida dando conferencias. Tanto viajaba que hubo un momento en que envió un telegrama a su esposa con el texto: "Estoy en Market Harborough. ¿Dónde debería estar?". Lo cuenta, todo sea dicho, poniéndolo en boca de otro y acaba diciendo que no recuerda si fue cierto el hecho, pero que desde luego no era improbable.

No sé qué pensarán ustedes, pero yo disfrutó de estas sencillas salidas de tono y extrañezas que tienen personajes como Chesterton. Me viene a la cabeza aquella que les conté sobre el matemático David Hilbert, que cansado de una visita que había recibido en su propia casa se levantó, se puso el sombrero del hombre que lo visitaba y salió despidiéndose.  

miércoles, 27 de junio de 2012

Cutty Sark, bruja, barco y whisky

Si se hiciera una encuesta sobre a qué se asocian las palabras Cutty Sark, intuyo que la gran mayoría pensarían en un whisky escocés y quizás en un barco. Efectivamente ambos están conectados, la bebida y el velero, pero fue primero el segundo, aunque este debe su nombre a una bruja de ficción.

El Cutty Sark es un velero construido en 1869 y que aún se conserva en Londres, aunque en 2007 un incendio le causó graves daños. Diseñado por el ingeniero naval Hercules Linton, fue construido en escocia, en los astilleros Scott & Linton. El 23 de noviembre de 1869 fue botado y se dedicó al comercio de té entre China y Reino Unido.

En 1872, el velero Thermopylae salió de Shangai el mismo día que el Cutty, en una época en la que el trayecto de aquel lugar a Londres no era seguro ni sencillo, y varios barcos competían por ser los mejores en la ruta, en las conocidas como carreras del té. Nuestro protagonista tuvo problemas y llegó a Londres con una semana de retraso con respecto al otro velero debido a problemas con el timón. El capitán había decidido improvisar un timón y seguir viaje en lugar de buscar un puerto y repararlo con garantías. Allí comenzó la fama del barco. Más tarde fue vendido a una naviera portuguesa, pero a pesar de que se le cambió el nombre, el velero siguió siendo conocido como Cutty Sark, o Pequena Camisola, como decían los marineros lusos. Sus tumbos por el mundo no pararon ahí, pero no entraremos en más detalle.

Decía al comienzo de la entrada que el nombre proviene de una bruja. En concreto, a una bruja danzarina que aparece en un poema de 1791 escrito por Robert Burns titulado Tam o'Shanter. El nombre real del personaje era Nannie Dee y Cutty Sark era un apodo.

De ahí salió el nombre, que pasó por el velero y terminó en la bebida. El whisky Cutty Sark, creado en la segunda década del siglo pasado, fue así nombrado en honor al barco y su color característico, muy claro, fue uno de los principales diferenciadores de la bebida ya desde su nacimiento. Por lo tanto, recuerden Cutty Sark fue primero una bruja, luego un barco y finalmente un whisky.

martes, 26 de junio de 2012

El pastor de Las Navas de Tolosa

La batalla de Las Navas de Tolosa, hecho clave en la lucha de los cristianos por reconquistar la península, tuvo lugar en 1212, por lo que este año se celebra su octavo centenario. No es la primera vez que hablamos en Curistoria de esta batalla, pero hoy vamos a centrarnos en un espisodio que, todo sea dicho, tiene su parte de leyenda.

La leyenda de El pastor de Las Navas de Tolosa asegura que la colaboración de un hombre, un pastor de la zona, fue crucial para el éxito de la batalla. Según parece, este guió el día anterior a la batalla a las tropas cristianas de Alfonso VIII hasta un buen lugar cerca del campamento musulmán, lo que tuvo un impacto importante en el combate. Un camino, conocido por pocos y por supuesto desconocido para los guerreros que no pertenecían a la zona, a través de Sierra Morena, fue el utilizado por el pastor para ayudar a los cristianos. Los almohades dominaban los pasos y cortaban así el camino a los cristianos. Entonces, Martín Halaja, como según parece se llamaba el pastor, ayudó a Diego López de Haro y otros caballeros a cruzar el puerto de la Losa y así las tropas cruzaron sin peligro y pudieron desplegarse en el flanco occidental musulmán, en un llano conocido como la Mesa del Rey.

No hay datos históricos ni pruebas irrefutables que lleven a confirmar la identidad o la existencia del pastor, pero la leyenda está ahí y es bien conocida. De hecho, algunos llegaron a afirmar que aquella ayuda provino nada más y nada menos que del mismísimo San Isidro, personalizado en aquel hombre que se ofreció a ayudar a los cristianos en una de las batallas clave de la Reconquista.

En la imagen de la entrada pueden ver el monumento que en La Carolina, Jaén, muestra precisamente al pastor mostrando el camino a los reyes cristianos.

Fuente: Grandes batallas españolas, de Juan Vázquez y Lucas Molina.

domingo, 24 de junio de 2012

La Virgen vestida de rojo

La imagen que encabeza la entrada corresponde a una obra de Caravaggio titulada La Muerte de la Virgen. Realizada en 1606 y conservada en el Louvre, le fue encargada al artista por Laerzio Cherubini y su destino era la iglesia carmelita de Santa María della Scala, en Roma.

Cuando Caravaggio presentó la obra, los carmelitas se escandalizaron y la rechazaron. El vestido, de color rojo en lugar del azul habitual era un problema, y que a la madre de Jesús se le viera una parte, aunque fuera minúscula, de las piernas, eran dos barreras que aquellos religiosos no estaban dispuestos a saltar. El cuadro finalmente fue adquirido por el duque de Mantua, Vicenzo Gonzaga, por un precio de trescientos ducados y ahí comenzó un peregrinaje que le llevó a las manos de monarcas británicos y franceses, entre otros.

Estoy seguro de que aquellos carmelitas escandalizados por el color rojo del vestido nunca se apearon de su postura, pero el paso del tiempo ha demostrado que dejaron escapar de sus manos y de su iglesia una obra magnífica.

Fuente: ¿De qué se rie la Mona Lisa?, de Mabel Figueruelo

sábado, 23 de junio de 2012

Catedrales, de Miguel Sobrino

La recomendación de este sábado no es nueva, de hecho, es de un libro que he recomendado muchas veces, aunque nunca en Curistoria. Se trata de Catedrales, escrito por Miguel Sobrino, un libro editado en 2009 por La Esfera de los Libros y que es especial por varias cuestiones: el tema, la edición, el autor, las ilustraciones, sus reconocimientos...

En sus más de ochocientas páginas, el libro recoge las biografías, historia e historias de las principales catedrales de España, de un modo ameno y personal. Lógicamente, no es este aspecto lo que convierte en especial a este libro, ya que hay cientos con esta temática, pero el enfoque no es el habitual, ni mucho menos.

En sus páginas hay más de cuatrocientas ilustraciones, según se indica en la portada, y eso sí que hace de libro algo muy especial. Podemos encontrar en las páginas los dibujos de las plantas de los templos, dibujos detallados de esculturas, de elementos arquitectónicos, fachadas, explicaciones de construcción... Todos estos dibujos tienen como autor al propio autor del libro, por lo que la unión y coherencia entre lo visto y lo leído es significativa.

En el año 2010, esta obra recibió el premio Hislibris al mejor ensayo histórico de 2009, lo que indica el nivel de calidad del mismo. Precisamente en la entrega de dicho premio conocí al autor, Miguel Sobrino, y, si sirve esto para añadir algún valor al libro, diré que me pareció un buen tipo. Aprovecho para recomendar, ya de paso, a aquellos que no lo conozcan, el propio Hislibris que otorgó el premio.

Catedrales puede leerse de un tirón, capítulo a capítulo sin continuidad, como guía de viaje y visita antes de acercarse a alguno de los templos que analiza o, sencillamente, se puede abrir casi al azar y leer unas páginas para conocer algo más de esas construcciones que salpican nuestras ciudades y que a menudo pasan desapercibidas o reciben una visita casi de médico, sin invertir el tiempo que deberíamos. Quizás después de leer sobre ellas cambiemos esta forma de actuar.

jueves, 21 de junio de 2012

Sacado a hombros camino de la enfermería

Hace unos días les narraba una curistoria que tenía como moraleja que no era buena darse por muerto antes de tiempo. Hoy volvemos a darle vueltas al concepto, pero en este caso más bien para afirmar el dicho que asegura que no se debe vender la piel del oso antes de cazarlo. Lo que sigue, lo he leído en un libro de Carlos Fisas, un verdadero maestro en esto de las Curistorias.

Al parecer, debutaba en la plaza de toros de Madrid un novillero sevillano que tenía encandilada a toda la afición de su tierra, cuando al finalizar su faena un cronista taurino se adelantó y dio la noticia antes de que esta ocurriera. Viendo la estocada que el novillero había dado, supongo que después de una buena faena, el periodista salió disparado para mandar un telegrama a Sevilla: "Último toro: estocada formidable, sacado a hombros".

Después de esto, volvió a la plaza para enterarse de que el toro, herido de muerte y agonizante, había lanzado un último derrote y había corneado gravemente al muchacho hispalense. Maldiciendo, esto es suposición mía, pensó en cómo podía arreglar el desaguisado y una brillante idea le vino a la cabeza. Volvió a la oficina de telégrafos y envió un mensaje que parecía continuación del anterior y que por lo tanto podía disimular su torpeza al narrar los hechos antes de que estos concluyeran. Este segundo mensaje rezaba: "sacado a hombros por los subalternos para llevarle al hospital con grave herida causada por el toro, que derrotó agonizante".

Debió ser extraño para los que leyeran el mensaje en Sevilla aquello de llevar a hombros a un torero herido al hospital, pero si el que lo decía lo había visto con sus ojos... ¿quién lo negaba? Lo que no sabían en Sevilla es que no habían visto los ojos del cronista lo que el cronista contaba.

miércoles, 20 de junio de 2012

¿Por qué las novias visten de blanco?

Se acerca, si no está ya plenamente operativa, la época del año en la que más matrimonios se celebran, y por ese motivo escribo esta curistoria: ¡estás a tiempo, corre! Es broma, no sirve de nada correr, te encontrarían tarde o temprano. Volviendo a la seriedad, relativa, y tratando de responder a la pregunta del título, diré que hasta el año 1840 las novias solían casarse llevando al altar su mejor vestido, que podía ser blanco aunque no era el color más habitual debido a lo delicado del mismo, siendo más popular el azul, el marrón o el color perla.

Pero todo cambió en 1840, como decía, cuando la reina Victoria de Inglaterra se casó con Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, llevando un vestido blanco. Aquello se hizo muy popular y se asoció el color con la pureza y la virginidad. Además, como el blanco puro suele ser amigo de la suciedad, por lo apegados que están, ese color también indica también que ese vestido no podrá ser reutilizado una vez puesto y usado y que por lo tanto el matrimonio al que accede la novia será para siempre.

Depende de la situación de cada caso, pero en base a lo que acabo de exponer, tienen la opción de decir frente a una novia "de blanco, como tiene que ser", o "¿de blanco?". Y saque cada cual sus conclusiones.

martes, 19 de junio de 2012

¿Quiénes eran los últimos de Filipinas?

Filipinas fue colonia española hasta junio de 1898, cuando esta se declaró independiente después de una guerra. España firmó el Tratado de París a finales de aquel año y por el mismo cedía las islas a Estados Unidos a cambio de veinte millones de dólares.

Durante aquella guerra, concretamente el 30 de junio de 1898, un grupo de hombres, en torno a medio centenar, se atrincheraron en la localidad de Baler, dentro de su iglesia. Allí aguantaron trescientos treinta y siete días, hasta el 2 de junio de 1899, a pesar de estar mal armados y peor alimentados. Los sitiadores intentaron la rendición de los españoles mediante el envío de noticias y mensajeros, entre otros medios menos amables, que comunicaran a los atrincherados cómo se había desarrollado todo fuera y cómo la posición española en Filipinas no era la misma y estaba totalmente perdida. Uno de los mensajeros fue el teniente coronel Aguilar, que si bien no consiguió su propósito de manera directa, dejó allí unos periódicos que acabaron por convencer a los últimos de Filipinas que aquel empeño ya no tenía lugar. Así, se rindieron y pudieron salir sin problemas, ya que les depararon una salida honrosa en honor a su valor.

En la actualidad se usa el dicho "los últimos de Filipinas" para referirse a alguien que es extremadamente pertinaz en su empeño y que abandona el mismo el último.

domingo, 17 de junio de 2012

El ejército perdido de Cambises

Cambises II fue el rey de Persia entre el 528 y el 521 a.C. Durante su reinado, según contó Herodoto, el rey envió un ejército de cincuenta mil guerreros para someter el oráculo de Amón. Aquel ejército nunca llegó a su destino, se lo tragó en desierto que atravesaba sin que nunca más se tuviera noticia de él.

Supongo que a algunos de ustedes, como a mí, les creará ciertas dudas la historia, que cincuenta mil hombres son muchos, incluso para que se los trague una enorme tormenta de arena. De este modo han pensado muchos historiadores y egiptólogos, tomando el hecho por mera leyenda. Pero el mito ahí está, el mito del ejército perdido de Cambises. También hay noticias y estudios en el otro sentido, y excavaciones que aseguran haber localizado los restos de tal ejército. Podrían ser los restos de las tropas de Cambises, no digo que no, pero también podrían ser los de otro grupo de aquella época que nada tuviera que ver con Cambises. Otra opción es que la cantidad fuera inflada más allá del sentido común y donde se dijo cincuenta mil en realidad no fueran tantos. En este caso, quizás el desierto si hubiera podido dar el bocado sin atragantarse.

De todos modos , conviene tener en la cabeza este tema del ejército de Cambises porque se sigue hablando de él y sigue apareciendo en novelas y películas.

sábado, 16 de junio de 2012

Cómo leer símbolos

No hace mucho llegó a mis manos el libro Cómo leer símbolos, escrito por Clare Gibson y editado por H. Blume. Lo abrí con ansia porque no mucho antes había leído un título similar relativo en ese caso a los edificios, un paseo por la arquitectura histórica que explicaba con claridad y gusto la evolución de las construcciones, de los elementos que la componen, cómo "descifrar" ciertos detalles en los edificios... todo ello con una enorme cantidad de ilustraciones clarificadoras y que además son bellas. Y he de decir que después de aquel sobre edificios, este sobre símbolos, que es mi recomendación de este fin de semana, repite éxito.

Clare Gibson, la autora, es una experta en simbolismo, arte e historia y tiene un buen número de publicaciones sobre este tema. El subtítulo de la obra es Una guía sobre el significado de los símbolos en el arte, pero en contra de lo que uno pudiera imaginar en un primer momento y en contra de lo que suele ocurrir, este libro no cubre únicamente el arte occidental. Así, tenemos el análisis de la simbología del arte africano, del oriental, del azteca, del islamista, del nórdico, cristianos, ocultitas, heráldicos...

En cuanto a las ilustraciones, que son omnipresentes como no podría ser de otro modo en un libro de este tipo, se ha optado por unos gráficos que sintetizan el símbolo que representan y le quitan todos aquellos elementos que pudieran entorpecer la comprensión del mismo y la clara identificación, aunque también se muestran fotos de pinturas u objetos reales. Este es otro de los aciertos del libro, ya que en muchas ocasiones se pretende ilustrar el uso de un determinado elemento simbólico a través de un cuadro o una escultura donde el símbolo en cuestión está vestido de otros elementos y rodeado de un contexto que complica la comprensión e identificación de aquello sobre lo que se está tratando. En la portada pueden ver el tipo de ilustración al que me estoy refiriendo, si se fijan en esas figuras que se superponen a la foto.

¿Y por qué esto es importante? ¿Por qué son interesantes los símbolos? No entraré en temas filosóficos ni en análisis profundos, sino que les daré una razón personal, más mundana pero creo que mucho más comprensible. El mundo de los símbolos empapa el arte en toda su amplitud: pintura, arquitectura, escultura, literatura, objetos cotidianos... Y cuando se emplean, su objetivo es transmitir un mensaje. ¿Se imaginan visitar una iglesia sin saber que la cruz es el símbolo cristiano y qué simboliza? Nos pasaría desapercibida la forma del propio templo, el motivo principal de muchas esculturas, formas... es más, no acabaríamos de comprender por qué hay cruces de madera, sin más adorno, colgadas por doquier en los templos.

Por esto creo que es una muy buena idea conocer los símbolos y por ello les recomiendo este libro, que no sólo les sorprenderá y les hará comprender y aprender muchas cosas, sino que estará ahí para resolver dudas, si me permiten la expresión, en el futuro.

jueves, 14 de junio de 2012

Baden-Powell o las mariposas del espía

Robert Stephenson Smyth Baden-Powell, primer barón de Baden-Powell, nacido en 1857, es conocido por ser el fundador del movimiento Scout, pero sus actividades van mucho más allá: también fue teniente-general del ejército británico y escritor. He localizado algún libro escrito por él mismo narrando sus aventuras como espía, que es el aspecto que lo trae a Curistoria.

En 1876 comenzó su actividad militar en el 13º de Húsares en la India y sus actividades en el ejército, especialmente en la época que pasó en África, tuvieron su reflejo en lo que más tarde sería el movimiento scout. También fue agente de inteligencia, o espía, como prefieran, y en esta tarea es donde mostró claramente su ingenio, como veremos a continuación. Solía viajar disfrazado y simulando que era un coleccionistas de mariposas, lo que quizás fuera también cierto en parte, pero en cualquier caso su afición por los insectos le permitía pararse en algún lugar y dibujar una mariposa. Nadie sospecharía de un coleccionista dibujando un ejemplar y, por supuesto, nadie sospecharía del propio dibujo, que era una mariposa a todas vistas.



En la imagen podemos ver el dibujo de una mariposa que hizo Baden-Powell, y también podemos ver qué escondía realmente. Lo que hacía nuestro protagonista era dibujar, simulado dentro de la mariposa, los planes de las instalaciones militares al as que se acercaba simulando ser un personaje inofensivo. Ocurrente, sin duda.

miércoles, 13 de junio de 2012

El precio de Alaska

Alaska es el estado número cuarenta y nueve de Estados Unidos y fue el penúltimo en incorporarse al país. Hasta aquel momento, Alaska había sido territorio ruso, a pesar de algunos intentos por parte de españoles y británicos de hacerse con, al menos, parte del territorio.

Rusia no consideraba aquel territorio demasiado productivo, lo cual, unido a unas necesidades imperiosas de liquidez, llevaron a la venta del mismo en el año 1867 a los Estados Unidos. El Secretario de Estado de este país, William H. Seward, se encargó de la operación e incorporó al mismo una parte sustancial de tierras a cambio de 7,2 millones de dólares de la época. La imagen que acompaña esta entrada corresponde precisamente al cheque de compra.

La operación se hizo efectiva el 18 de octubre de 1868, Día de Alaska en la actualidad, pero no tuvo demasiada buena acogida por parte de muchos ciudadanos, gran parte de políticos y no pocos periódicos. También los consideraban un lugar inóspito e improductivo. Años más tarde, en torno a 1890, se descubrieron importantes yacimientos de oro en la zona y la percepción cambió, haciendo de Alaska un paraíso que vivió su propia fiebre en torno al dorado y apreciado metal.

Parece que después de todo los estadounidenses no hicieron un mal negocio comprando Alaska a los rusos. Pero, en mi opinión, el negocio fue mucho más rentable para el hombre que compró la isla de Manhattan en el año 1626 por un importe que rondaba los veinticuatro dólares.

martes, 12 de junio de 2012

No te des por muerto antes de tiempo

Richard Steele, un escritor y político irlandés nacido en 1672, es conocido en nuestro días por ser uno de los cofundadores de la revista The Spectator, pero también sirvió en el ejército británico. Entre las historias que solía narrar de su etapa militar, destaca una que despertaba sospechas de no ser del toro real pero que Steele aseguraba como cierta.

Según contaba Steele, el protagonista de su historieta, un soldado, había sido capturado por el enemigo durante la Guerra Civil Inglesa. Entonces se solían ejecutar sin muchos miramientos a los capturados y así aquel hombre fue condenado a la horca poco después de haber caído en manos enemigas. Su ejecución se programó para un viernes, y el día anterior sus captores le dejaron escribir una última carta destinada a su mujer. Como es lógico, el condenado no esperaba que la misiva llegara a manos de su viuda, para entonces, antes de su muerte, ya que iban a ahorcarlo al día siguiente. Steele narraba el sentido contenido del escrito:
Querida, espero que te encuentres bien tal y como yo estoy ahora, mientras escribo. Esto es para hacerte saber que ayer, entre las once y las doce horas, fui ahorcado, destripado y descuartizado. Morí muy arrepentido[...]
Nunca sabe uno cuándo va a estar la suerte de su lado y la mañana de la ejecución, después de que la carta partiera a su destino, un grupo de soldados rescató a nuestro condenado. Esta vez no fue tan rápida la carta destinada a su mujer para hacerle saber que seguía con vida y cuando retomó el contacto descubrió que su esposa sí que había sido rápida y se había casado con otro hombre. No se lo tomó del todo mal nuestro hombre, ya que comprendía que su mujer tenía en su mano la prueba de su muerte y sabiéndose viuda había hecho bien en buscar un nuevo amor.

Esta historia me recuerda a la de otro ahorcado que salió vivo del trance: Mariano Coronado.

Fuente: The military's strangest campaigns and characters, de Tom Quinn

lunes, 11 de junio de 2012

Evasiones alemanas

En una ocasión les conté la historia real que inspiró la novela en la que está basada la película La gran evasión. Y no es esa la única vez que una curistoria ha narrado un hecho semejante, ya que también hemos visto algo similar en Sevilla en el siglo XVII. Volvemos hoy a la Segunda Guerra mundial cambiando los bandos, es decir, con alemanes como prisioneros.

En mayo de 1943, el submarino alemán U513 fue hundido en aguas brasileñas por un avión estadounidense. Los marineros fueron rescatados y llevados finalmente a los Estados Unidos. El 12 de febrero de 1944 cinco hombres se escaparon del lugar en el que estaba retenidos, pero fueron detenidos en Tucson, Arizona, y vueltos a internar.

Unos meses más tarde, en diciembre, concretamente la noche del 23 al 24, escaparon veinticinco hombres a través de un túnel que habían excavado. Como ven, el mismo método que vimos en la película a la que hacía referencia antes. A algunos de ellos los capturaron a escasos kilómetros de la frontera de México. El caso no es único. Otros alemanes, esta vez prisioneros en territorio canadiense, llegaron a excavar tres túneles para escapar su prisión, aunque finalmente no pudieron llevar a cabo sus planes.

Fuente: Una jauría de lobos (submarinos, 1918-1945), de Miguel del Rey y Carlos Canales.

domingo, 10 de junio de 2012

Newton y el fin del mundo

En estos días en los que se ha demostrado que Einstein no estaba equivocado, tal y como se había pensado hace un tiempo, y que el CERN era el que había fallado en sus pruebas, voy a hablarles de otro de los genios de la física: Isaac Newton. Sin duda, este es uno los más conocidos e importantes científicos de todos los tiempos y su historia de la manzana forma parte de la cultura popular. Pero a pesar de ello también hay algún claro-oscuro en su vida, que no debemos atribuir, creo yo, más que a la época que le tocó vivir.

Newton también se ocupó de temas menos científicos y más cercanos al mundo del ocultismo y similares que a la ciencia tal y como la concebimos actualmente. Entre otras cuestiones, se dedicó a hacer algunas interpretaciones de los textos bíblicos para intentar buscar mensajes más allá de lo que todos podemos leer. En 1704 escribió en unas notas que basándose en esos estudios de la Biblia, estimaba que el mundo no vería su final antes del año 2060.

No soy muy amigo de este tipo de estudios ni confío en los mensajes ocultos, vengan estos de la Biblia, de Newton o de un programa de televisión de esos que se emiten de madrugada. Pero, para ser fieles a la verdad, hemos de admitir que de momento se ha demostrado que en esto Newton también tenía razón. Estamos en el año 2012 y el mundo no se ha acabado, por lo que su profecía de momento sigue en pie y con posibilidades de cumplirse.

sábado, 9 de junio de 2012

Anatomía de la Historia

Esta semana la recomendación se la lleva una revista digital dedicada al mundo de la historia: Anatomía de la Historia. Rebosante de buenos artículos, acoge también reseñas, documentos e incluso algunos ebooks que se pueden descargar sin alguno. Todo ello escrito, revisado y publicado con gusto y criterio. Me gustaría insistir en que no es un blog, sino una revista digital.

Entre sus autores, entre los que me incluyo desde hace poco, hay una buena colección de historiadores, periodistas, profesores y editores. con un buen número de publicaciones a sus espaldas: obras de divulgación histórica, novelas, investigaciones, artículos periodísticos... Les aseguro que un paseo por sus páginas les bastará para convencerse de que es un medio que merece la pena seguir de cerca y leer. Como siempre, para no perderse nada pueden suscribirse por email, y recibirán los artículos sin perderse uno.

Decía que tengo el placer de contarme entre sus autores desde hace poco y, a parte de agradecer a los responsables de Anatomía de la Historia por hacerme un hueco en sus páginas, aprovecho para invitarles a leer el artículo, espero que el primero de muchos, que he publicado allí: Boris I de Andorra, un rey ruso en los Pirineos.

jueves, 7 de junio de 2012

Galois, o los problemas de ser un genio

A veces ser un genio no es algo sencillo y más bien acaba complicándole a uno la vida. Les podría decir que lo sé por experiencia propia, pero sería falso. Para ser honesto, he de confesarles que ser un genio nunca me ha complicado la vida. Ustedes me perdonarán este chiste, que es eso y no un arranque de inmodestia. Vuelvo al hilo inicial de la curistoria para mostrarles un ejemplo de ello en la persona de Évariste Galois, uno de los más importantes matemáticos de la historia.

Nacido en 1811 en Francia, sus aportaciones al mundo matemático fueron y son claves. Siendo un adolescente determinó la condición necesaria y suficiente para que un polinomio sea resuelto por radicales, dando así solución a un problema que llevaba tiempo ocupando a los matemáticos. Fue el primero en utilizar el término "grupo" en el ámbito matemático y sus trabajos tienen aplicación actualmente en las telecomunicaciones y en los sistemas de geoposicionamiento. Pero a pesar de todo esto tuvo problemas en sus estudios.

Según parece, algunas de sus soluciones eran tan innovadoras que sus profesores no acaban de comprenderlas o apreciarlas y esto le costó, entre otras cosas, como su temperamento, algunos problemas en el liceo Royal de Louis-le-Grand de París y no ser admitido inicialmente en la Escuela Politécnica. Tampoco era demasiado bueno explicando las soluciones que ideaba para los problemas y las explicaciones de sus investigaciones, ya que su mente hacía tantos cálculos y decisiones complejas, que Galois no era capaz de explicarlas con claridad y argumentar sin fisuras. Como decía al comienzo, estos son los problemas de ser un genio, aunque como diría un amigo: ¡bendito problema!.

Por cierto, ya les había hablado alguna vez de Galois, para comentar cómo muriendo a los 20 años alcanzó un hueco en la cima de su disciplina. Y también les he hablado de Diofante de Alejandría, de Newton, de Zerah Colburn, de Srinivasa Ramanujan y de Gauss, entre otros. Grandes genios todos ellos.

Fuente: El prodigio de los números, de Clifford A. Pickover.

miércoles, 6 de junio de 2012

Curistorias sobre el desembarco de Normandía

Hoy se cumplen sesenta y ocho años del desembarco de Normandía, y por ese motivo vamos a hacer una recopilación de algunas de las entradas que a este tema le hemos dedicado en Curistoria:


martes, 5 de junio de 2012

El Coliseo como muestra social de Roma

El Coliseo, lugar clave en la Roma imperial, era una muestra perfecta de los estratos que componían la sociedad de la época. Allí tenían cita y lugar todos, desde el emperador hasta los esclavos, pero realmente no todos tenían acceso a los mismas zonas. Como vamos a ver, las gradas del Coliseo bien podrían ser la pirámide que se suele dibujar para mostrar la forma en la que se estructura una sociedad.

Diseñado con forma elíptica para poder albergar al mayor número de personas posible, sus gradas tenían una inclinación de treinta y siete grados para que la visibilidad fuera buena desde cualquier punto. Dejaremos de lado al emperador y su más cercano círculo, que tenían un lugar propio y también dejaremos de lado a lo más bajo de la sociedad, que en ocasiones estaba sobre la arena. El anillo de asientos más cercano a la misma estaba reservado para personajes importantes, como eran los senadores, las vestales, los sacerdotes o los magistrados. A continuación, subiendo por las gradas, están los miembros de la clase ecuestre, los équites, y por encima de estos los artesanos, los comerciantes, personalidades forasteras invitadas...

El siguiente nivel estaba separado por un callejón y allí estaba el pueblo, que únicamente tenía por encima la capa más alta del Coliseo y por lo tanto también la capa más baja de la sociedad: el pueblo llano. A estos estaba destinado el área más alejado de la arena que era donde ocurrían las cosas que realmente merecía la pena contemplar.

Fuente: Un día en la Antigua Roma, de Alberto Angela.

lunes, 4 de junio de 2012

Quién y por qué inventó el estetoscopio

René Théophile Hyacinthe Laënnec fue un médico francés nacido en 1781 al que la vergüenza le llevó a realizar un magnífico invento que ha perdurado hasta nuestro días: el estetoscopio; que si no me equivoco es lo mismo que un fonendoscopio, aunque el diseño de ambos sea ligeramente distinto.

Como decía, a este hombre le daba vergüenza pegar su oreja al pecho de las pacientes para escuchar su corazón o su respiración y dispuesto a salvar el mal trago, inventó un precursor del aparato que utilizamos en la actualidad. Diseñó un cilindro de madera de unos treinta centímetros de largo, lo que le permitía escuchar el interior de las damas sin tener que acercarse exageradamente a su pecho. Al parecer, la idea le surgió al ver jugar a unos niños que usando una tabla larga, uno pegaba la oreja a un extremo mientras el otro golpeaba. En cualquier caso, no vayan a pensar que fue este únicamente el aspecto de su carrera que merece una distinción. Fue un buen médico e hizo algunas otras contribuciones importantes al mundo de la medicina.

Me van a permitir cerrar con un chiste. Supongo que muchos hombres, desde aquel 1816 en que Laënnec inventó el estetoscopio hasta nuestros días, han maldecido a nuestro protagonista por su trabajo y por hacer que no sea necesario pegar la oreja al cuerpo, léase pecho, de una paciente.

domingo, 3 de junio de 2012

El político que no sabía deletrear patata

James Danforth Quayle, más conocido como Dan Quayle, es un político estadounidense nacido en 1947 y que durante el mandato de George H.W. Bush, es decir, el presidente Bush "padre", ocupó el puesto de vicepresidente. En dicho cargo, concretamente el 15 de junio de 1992, se vio envuelto en una de esas situaciones embarazosas que no deberían tener mayor importancia pero que en el mundo de la política puede echar por el suelo muchos planes y aspiraciones.

Aquel día Quayle estaba visitando un colegio de enseñanza elemental, el Munoz (quizás sea Muñoz) Rivera, en New Jersey, y se dispuso a colaborar en una prueba de deletreo. Como supongo que sabrán, debido a las peculiaridades del idioma inglés es habitual que se trabaje con los niños cómo se deletrean las palabras. Así, le dieron al político visitante en la escuela una serie de cartas con una palabra escrita en cada una de ellas. Tenía que leerlas y esperar que algún alumno deletreara la palabra en cuestión. Quayle dijo "patata" (en inglés potato) y preguntó si alguien sabía la solución. Un niño de 12 años, William Figueroa, salió al encerado y escribió "potato". Cuando acabó, el presidente le dijo algo así como "casi lo tienes, pero te falta una letra al final". Corrigiendo al muchacho, le hizo escribir "potatoe", que como sabrán no es correcto. Es decir, el vicepresidente de Estados Unidos no sabía deletrear la palabra "patata".

Aquella situación se enquistó y fue un borrón en la carrera política de Quayle. Como decía al comienzo de la entrada, un hecho como este no debería haber tenido mayor trascendencia pero en este caso sí la tuvo, y mucha, provocándole graves problemas de imagen al segundo del presidente Bush. A Quayle le habían dado en aquella escuela una tarjeta con la palabra mal escrita. No se si sería un error o si se la jugaron al vicepresidente, pero si fue esto segundo, el plan funcionó como la seda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...