Los submarinos, jauría de lobos

No hace mucho ha sido publicado un libro titulado Una jauría de lobos, escrito por Miguel del Rey y Carlos Canales (rosaventero mítico de la tertulia de las 4C) y he pensado que merece una Curistoria el por qué del título del libro. Aunque lo tengo tengo en mi biblioteca desde hace semanas, aún no lo he leído, pero estoy seguro al cien por cien de que el título hace referencia a los ataques realizados por grupos de submarinos contra convoyes de barcos. Se suele asociar con los submarinos alemanes que combatieron en la batalla de Atlántico llevando al fondo del mar miles de toneladas en barcos, pero también los Estados Unidos usaron esta forma de combate en el Pacífico contra naves japonesas.

Habitualmente los submarinos patrullaban por separado, repartiéndose las zonas y vigilando las rutas más comunes para los convoyes. Cuando uno de estos era localizado, se comunicaba el avistamiento al resto de los submarinos y todos acudían para llevar a cabo un ataque coordinado. Cuando el número congregado era suficiente para comenzar una acción con garantías de éxito, la jauría comenzaba su ataque. Este método de combate en grupo es la razón por la que se denominó jauría de lobos (wolfpack en inglés o wolfrudel en alemán), ya que su modo de actuar es similar al que utilizan los lobos para cazar.

La cara de esta moneda está en que para avisar el resto de la jauría y preparar el ataque, los submarinos debían emitir un gran número de señales de radio para comunicarse, lo que permitía la localización de los mismos y por lo tanto permitía contraatacar.
Los submarinos, jauría de lobos Los submarinos, jauría de lobos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:56:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Otro gran acierto de la ingeniería Alemana en la segunda guerra mundial, fué usar tuercas en sus pequeños acorazados en vez de frágiles soldaduras. Los buques ganaron en resistencia y siendo pequeños podían alojar una mortal artillería, atacaban y huían rápidamente. Gran Bretaña tuvo innumerables pérdidas entre sus mercantes repletos de material, alimentos etc. Uno de esos emblemáticos acorazados fué el Von Graf Spee que hizo estragos y finalmente fué contrarrestado tras una celada de los espías Ingleses. Ahí tienes material para una bonita curistoria. Un saludo.
    Javier

    ResponderEliminar
  2. Gracias Javi3r por el comentario y por los datos. Tantos pequeños detalles su peso en la 2GM...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a tí por tus curistorias Manuel. Suelo leerlas y siempre son historias " curiosas". Esta en concreto me gustó, en casa de mi abuelo encontré una maqueta a escala del buque que mencioné, de mas de 1 metro de larga que hizo con madera de cajas de puros. Contenía un recorte de periódico de los años 40 y "tiré" del hilo, ya que mi abuelo falleció en los 60. En el régimen de Franco y dentro del ejército se seguía muy de cerca las "proezas" de los Alemanes. Mencionas las capturas de los mensajes de radio encriptados por ambos bandos y justo eso es lo que le pasó a éste acorazado, mandaron un falso mensaje con la localización de un supuesto mercante Inglés y los Alemanes cayeron en la trampa Inglesa. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias de nuevo Javier.

    ¡Qué buena la historia de tu abuelo! Y debía ser un manitas para hacer la maqueta con cajas de puros.

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.