Hablar como los dioses, de Fernando Castelló

Recupero una recomendación que ya les hice hace dos años, aprovechando que se lanza el libro en su versión digital a un precio más que interesante. Bajo el título Hablar como los dioses, Fernando Castelló recopila el origen de un buen número de frases, palabras y expresiones que tienen siglos de historia, ya que tienen su origen o explicación en la mitología griega y romana, pero que siguen vigentes en nuestro lenguaje actual. Ya saben que no es extraño que en Curistoria aparezcan explicaciones a dichos y palabras, pues esta obra cubre el mismo espectro pero centrándose en el ámbito mitológico.

Quién de ustedes no ha oído y utilizado expresiones o palabras como dar a luz, quedarse de piedra, la edad de oro, licantropía, Ateneo... todo un lujo que nos permitirá conocer palabras nuevas, saber el porqué de estas y otras que ya conocíamos y, además, aprender y recordar las mitologías romana y griega. Por supuesto, también esto último, esos mitos e historias, siguen presentes en nuestra cultura y lenguaje.

Como decía al inicio, el libro acaba de ser publicado en formato digital y podrán encontrarlo sin problemas en las principales tiendas de este tipo de contenidos a un precio, desde mi punto de vista, adecuado y hasta bajo. Por supuesto, también pueden hacerse con la versión en papel.

Para que comprueben que estas cuestiones siguen estando presentes a nuestro alrededor, les diré que Volkswagen tiene un modelo denominado Phaeton, que si no me equivoco es el coche de más alta gama de la marca. Pues bien, esa palabra, Faetón, está presente en Hablar como los dioses y tiene su explicación mitológica. Si quieren aprender esta y otras muchas cosas, tienen la oportunidad muy cerca.
Hablar como los dioses, de Fernando Castelló Hablar como los dioses, de Fernando Castelló Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 12:48:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. ¡Desde luego que yo no me compraría un coche llamado Faetón, sabiendo lo que le pasó al susodicho!

    ResponderEliminar
  2. Pero eso te lleva casi a admitir que no serás capaz de dominar el coche/carro, ¿no? Algo así como "eso es mucho coche para mí"

    Gracias por el comentario ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.