El caballo que salvó la honra olímpica de Reino Unido

No hace mucho les narré una curistoria que explicaba cómo todos los caballos pura sangre provienen únicamente de tres ejemplares. Hoy vuelvo a hablarles de caballos, en este caso, de caballos olímpicos.

Reino Unido es la tercera nación con mayor número de medallas olímpicas, después de los Estados Unidos, primer lugar, y Unión Soviética, segundo lugar. En realidad estos datos no sirven de mucho ya que no todos ellos han estado en todas las celebraciones de los juegos, pero en cualquier caso nos sirve de referencia. En las olimpiadas celebradas en Helsinki en 1952, cuando quedaban pocos minutos para la clausura, un miembro equino del equipo de Reino Unido consiguió salvar la honra de su país.

Ese miembro equino se llamaba Foxhunter y tenía doce años en aquel momento. Montado por Harry Llewellyn consiguió hacerse con la única medalla de oro que se llevó a casa Reino Unido en aquella edición de los JJOO. Lo hizo en la disciplina de saltos. Aquellos eran sus segundos juegos y en 1948 había conseguido el bronce. Foxhunter y su jinete, Llewellyn, eran una gran pareja en ese deporte, como demuestra que en su palmarés haya casi ochenta victorias en competiciones internacionales. Afortunadamente estaban aquel día de 1952 compitiendo por Reino Unido para salvar su palmarés, consiguiendo la única medalla de oro, que se sumó a las dos de plata y a las ocho de bronce que componen el medallero de aquella participación olímpica.
El caballo que salvó la honra olímpica de Reino Unido El caballo que salvó la honra olímpica de Reino Unido Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:03:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Anónimo18:30

    Para equinos con historia, Incitatus, cuyo dueño, el emperador romano Calígula, le nombró cónsul, según algunos historiadores.

    http://lugaresconhistoria.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. Sí, eso parece. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.