Cuando Hitler pensó que sus hombres no eran dignos de su nombre

Josef "Sepp" Dietrich fue un general de las Waffen-SS alemanas, nacido en 1892. Las Waffen-SS fueron las unidades de combate de las SS y una de sus divisiones era la "Leibstandarte SS Adolf Hitler". Dietrich era amigo personal de Hitler y fue uno de los pocos que llegó a conseguir la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes.

En las últimas semanas de la guerra en Europa, en marzo de 1945, el ejército alemán lanzó la que sería su última gran operación: Operación Despertar de Primavera (Frühlingserwachen). Aquel último intento involucró a muchas unidades del ejército, entre ellas, la Leibstandarte, y resultó un fracaso. Hitler, enervado por el resultado de aquello en lo que quizás había puesto sus últimas esperanzas emitió una orden que muestra su forma de pensar. Él esperaba que sus hombres, sus soldados, cumplieran, y no lo habían hecho según su análisis. Por lo tanto, no eran dignos de llevar su nombre, la "Leibstandarte SS Adolf Hitler", entre otras unidades, le había defraudado.

Aquella orden, que envió Hitler a Dietrich, pedía que todos sus hombres se quitaran los brazaletes que identificaban su unidad, la división Adolf Hitler no era merecedora de tal nombre. El Führer pensaba que no habían luchado de acuerdo a lo que la situación demandaba y estaba furioso con sus hombres. De todos modos, según parece, Dietrich no se tomó aquella orden muy bien y no la acató. Sus hombres siguieron portando sus brazaletes.
Cuando Hitler pensó que sus hombres no eran dignos de su nombre Cuando Hitler pensó que sus hombres no eran dignos de su nombre Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:56:00 Rating: 5

7 comentarios:

  1. Dietrich llevaba ya mucho tiempo muerto antes de que sucediera lo que dices.

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué te refieres con que estaba muerto? ¿Es una metáfora? Lo digo porque murió en el 66.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Algunos por figurar critican sin siquiera informarse antes.

    ResponderEliminar
  4. zambo19:45

    pues yo he leído que almenos algunos de los ss sí que tuvieron que devolver el brazalete, y claro, como no les hizo gracia, algunos usaron orinales para amontonarlos y enviarlos, o incluso en el brazo de un camarada muerto
    (fuente: la segunda guerra mundial, raymond cartier, ed. planeta - parís match)

    ResponderEliminar
  5. Uladh, quizás se equivocaba o no le he entendido, simplemente :)

    Zambo, gracias por la referencia. Efectivamente se dice que algunos no lo tomaron bien e hicieron lo que dices. También se comenta lo del brazo e incluso que alguno dijo que deberían volver al frente oriental a arrancar brazaletes a miles de muertos. Como decía, gracias por el comentario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Porqué me da a mí que el Sr. Unukalhai confunde a Sepp Dietrich con Reinhard Heydrich?.

    Un saludo desde AsdS

    ResponderEliminar
  7. Podría ser. Estos alemanes y sus nombres...

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.