Las suecas de Torremolinos

Hace años, más de medio siglo ya, que nació el mito de las suecas y Torremolinos. Eran tiempos en los que España vivía atenazada por la dictadura y había muy poco turismo, muchas normas y una sociedad terriblemente cerrada. Fue en torno a 1954 cuando comenzó a entrar aire fresco, al menos por Torremolinos: llegaron las suecas. Esta frase bien podría ser el título de alguna aquellas películas que años después se recrearon en el tema, protagonizadas por Alfredo Landa o el genial López Vázquez ("un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo").

Y ojo que digo que llegaron las suecas y no digo llegaron los suecos, refiriéndome en este segundo caso a ambos sexos. La explicación de ello reside en que el motivo de la aparición de las rubias mozas nórdicas en nuestra tierra no era otro que el Colegio Sueco de Vacaciones en España. Este colegio, femenino, fue inaugurado en junio de 1954 en Torremolinos y estaba destinada a jovencitas. Lo que hace la cuestión aún más apetitosa para todos aquellos hombres españoles que se encontraron de la noche a la mañana con la novedad. Y es que en la España de los años 50 del siglo pasado un grupo numeroso de jovencitas rubias, altas, felices en sus vacaciones y sabiéndose admiradas, eran algo que no pasaba desapercibido. Y tanto es así que acabó creando un mito que ha llegado hasta nuestros días, las suecas que venían y vienen a veranear a España. Todo ello, comenzó en un colegio. Nunca un único colegio tuvo tanta influencia e importancia, si me permiten la exageración.

Fuente: Aquel Torremolinos (1950-1975)
Las suecas de Torremolinos Las suecas de Torremolinos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:23:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. jmzc15:48

    Hace no mucho vi un reportaje en TV sobre el Hotel Pez Espada y hablaban que parte del éxito de Torremolinos fue un terremoto que ocurrió en Agadir (Marruecos) y que era el destino favorito de los nórdicos.
    Las agencias de viaje desviaron los viajes a Torremolinos. Y debió gustarles

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dice el refranero español: "Dos tetas halan más que una carreta".

    Ó como se dice en este lado del Atlántico: Dos tetas "jalan" más que una carreta.

    ResponderEliminar
  3. JMZC, esa teoría, en la página que cito como fuente, también la cuentan. La cuestión es que "las suecas" eran las del colegio, según parece.

    Elier, un gran refrán, y muy cierto :)

    Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Caso similar y con tinte latino sucedió (y sucede) en Guatemala.

    Muchos estadounidenses viajaban a La Antigua Guatemala´en grupos de: adultos mayores jubilados, mochileros y estudiantes que buscaban una alternativa a las vacaciones -springbreak-.

    Estos ultimos eran en su mayoría grupos de mujeres. Como bien se sabe a los estadounidenses se les llama Gringos. En ciertas épocas La Antigua Guatemala hay mucho turismo tanto norteamericano como europeo pero como buenos guatemaltecos: generalizan.

    Ahora a cualquier turista de tez blanca se le llama gringo. Y la historia que enlaza este comentario es que los jóvenes guatemaltecos van a "conectarse (ligarse) a una gringa en La Antigua"

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pedroalejandro por el comentario. Al final lo de fuera siempre nos llama la atención ;)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.