La teoría del dominó y la Guerra Fría

Supongo que la intuición nos dice que la teoría del dominó, aplicada a la política internacional, tiene algo que ver con la caída de una ficha tras otra. Este término se hizo muy popular en la época de la Guerra Fría, cuando el mundo se dividía en dos bloques y el planeta era un enorme tablero de ajedrez.

En aquellos tiempos, a mediados del siglo XX, se pensaba que la caída de un país en manos del otro, soviético y occidental, provocaría que los países en torno a este también acabarían sucumbiendo, tarde o temprano. Los EEUU de Truman temían la expansión del comunismo por todo el mundo, acabando son su modelo de sociedad y con la libertad económica. Basándose en esta teoría se dieron varios episodios en los que la situación de un país no era crítica, pero se acababa interviniendo de manera seria, en algunos casos armada, sencillamente para que el país en cuestión no cayera del otro lado.

Por ejemplo, si Vietnam del Sur se convertía en un país comunista, la zona acabaría cambiando de color con el paso del tiempo. Lo mismo ocurrió también con Turquía y Grecia, que recibieron importantes ayudas de EEUU sencillamente para evitar el acercamiento de estos a sus vecinos rusos y la conquista del poder por parte de los comunistas.

Esta teoría del dominó tiene mucho que ver con la Doctrina Truman, que abogaba por la ayuda y el apoyo a todo aquel que luchara contra el comunismo, aunque en algunos casos esto supusiera ayudar a algunos elementos que habrían sido enemigos en otras circunstancias.

Fuente: Atlas histórico de la Guerra Fría, de John Swift
La teoría del dominó y la Guerra Fría La teoría del dominó y la Guerra Fría Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:42:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. También ocurrió esto en el bando contrario, pero a la fuerza, con la entrada de los tanques en Hungría y Checoslovaquia

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el apunte Gonzalo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo la comparación "pero a la fuerza" de Gonzalo sobre el bando de la URSS. Como si EEUU no hubiera intervenido en los sangrientos golpes de estado que asolaron sudamerica durante toda la segunda mitad del siglo XX. Acordaos de la famosa frase de Roosevelt sobre Somoza, que, aunque anterior a la guerra fría, fue varias veces utilizada durante esa época "...puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta"

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alfredo por el comentario.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.