Cariño, olvidé agacharme

William Harrison “Jack” Dempsey, fue un boxeador norteamericano, nacido en 1895 y muerto en 1983. Campeón de los pesados entre 1919 y 1926, es uno de los boxeadores más conocidos de todos los tiempos y está entre los mejores púgiles de peso pesado que han pasado por el ring. En septiembre de 1926 Dempsey peleó contra un boxeador llamado Gene Tunney, americano de origen irlandés que había sido militar. Tunney era un gran púgil y había perdido un único combate hasta aquel momento, pero a pesar de todo no era el favorito en el combate contra Dempsey.

Dempsey, campeón en aquel momento, perdió el combate en los puntos y se dejó el título en la lona, después de ostentarlo durante cinco años. Cuando Dempsey volvió al vestuario después de la lucha, le dijo unas palabras a su mujer que han pasado a la historia por diferentes motivos, como ahora veremos. Su esposa era un actriz llamada Estelle Taylor, y en la foto de la entrada pueden verla a hombros del boxeador. Este le dijo, para explicar por qué había perdido el combate: “Honey, I forgot to duck”. Es decir, “cariño, olvidé agacharme”.

El 30 de marzo de 1981 Ronald Reagan salía del hotel Washington Hilton cuando fue tiroteado. Reagan estuvo a punto de morir y algunos de sus hombres también fueron heridos por John Hinckeley, el magnicida en grado de tentativa, si se puede usar esta terminología. Reagan fue llevado al hospital rápidamente y cuando llegó su esposa, Nancy Reagan, a la sala de urgencias, el presidente le dijo: “Honey, I forgot to duck”, copiando la frase de Jack Dempsey, una frase dicha cincuenta y cinco años antes.
Cariño, olvidé agacharme Cariño, olvidé agacharme Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 19:38:00 Rating: 5

No hay comentarios:

>
Con la tecnología de Blogger.