Sigue Curistoria

Google+

Buscar



jueves, 29 de septiembre de 2011

El Quijote de Avellaneda



Cervantes, Miguel de Cervantes Saavedra, vino al mundo tal día como hoy del año 1547. Un lector de Curistoria, Rafael Hernampérez Martín, que ya nos ha levantado alguna liebre más en el blog, me ha hecho llegar un par de curiosidades sobre el manco de Lepanto y le doy las gracias, de nuevo. Pero pensando un momento en El Quijote a raíz de esas entradas, me ha venido a la cabeza El Quijote de Avellaneda y he optado por narrarles la historia de este Quijote apócrifo.

Bajo el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda, se esconde el autor del segundo tomo del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha. Se publicó en 1614, nueve años después de que Cervantes publicará la primera parte del original, y de ahí lo de "segundo tomo". No se conoce quién se oculta detrás del nombre de Avellaneda, aunque según cuenta en la edición, es natural de la villa de Tordesillas. Por supuesto, hay multitud de candidatos y estudios al respecto. Esta imitación de El Quijote es la más famosa de todas, ya que un año después, cuando Cervantes publicó la segunda parte real, mencionó a Avellaneda.

La obra cervantina tuvo un notable éxito en su momento, y parece que el de Avellaneda también, ya que hubo una reedición del volumen en el mismo año 1614. En él se continúan las salidas del hidalgo desfacedor de entuertos en busca de aventuras y podríamos tomarlo como un homenaje a El Quijote. Pero en la introducción, Avellaneda arremete contra Cervantes y lo insulta directamente, lo que también ha dado para mil conjeturas y explicaciones. Lo que sí parece claro es que Avellaneda no era muy partidario de Cervantes como persona.

Por cierto, la entrada de hoy arranca en el aniversario del nacimiento de Cervantes, pero ya les comenté en otra ocasión un aspecto sobre la fecha de su muerte: Cervantes y Shakespeare murieron en la misma fecha, pero en diferente día.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Los inocentes documentos de Thomas Mann


Thomas Mann fue un escritor alemán nacido en 1875, y es considerado uno de los más importantes de su generación. Galardonado con el Premio Nobel en 1929, en 1939 publicó una novela titulada Carlota en Weimar, que gira en torno a Goethe. Veía la luz al comenzar la Segunda Guerra Mundial.

El inicio del conflicto pilló a Mann en Suecia, aunque su residencia habitual ya eran los EEUU al haber dejado Alemania cuando subió Hitler al poder. Para retornar a casa, tomó un avión hasta Londres con la intención de viajar desde allí al otro lado del Atlántico. Llevaba consigo numerosos libros, notas para conferencias y papeles en general. En Londres, todos estos apuntes llamaron la atención de los inspectores, muy susceptibles por el comienzo de la guerra. No hay que olvidar que Mann era de origen alemán.

En concreto, según parece, un diseño plasmado en un papel les resultó sumamente sospechoso a los inspectores británicos. El diseño representaba la colocación de los comensales en una comida ofrecida por Goethe en su casa de Frauenplan, en Weimar. Mann, para convencer a los otros de la inocencia de la nota y por ende de sí mismo, se vio obligado a hacer una lectura resumida de la novela que mencionaba al inicio de la entrada, para que los funcionarios comprendieran los datos del papel que les resultaba sospechoso.

Fuente: El libro de cabecera del espía, de Graham Greene

martes, 27 de septiembre de 2011

EEUU esperaba una guerra con Inglaterra en pleno siglo XX



Me enviaba hace unos días un lector del blog, llamado Rafael Hernampérez Martín, información sobre la curistoria de hoy. No la conocía, así que le doy las gracias por presentármela y por acordarse del blog.

Unos años de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos desarrollaron un plan denominado Joint Army and Navy Basic War Plan Red, también conocido como War Plan Red. Fue diseñado por el convencimiento de que en algún momento su país entraría en guerra con el Imperio Británico. Comenzó a gestarse en 1927 y en mayo de 1930 fue aprobado oficialmente. Se siguió desarrollando durante años y no fue hasta 1939 cuando se desestimó finalmente.

Aunque acabaría siendo una guerra continental, probablemente, las previsiones indicaban que Canadá sería el primer teatro de operaciones por ser el punto elegido por los británicos para comenzar el ataque a EEUU. En respuesta, estos capturarían Halifax y de ahí, Vermont, Montreal, Quebec… Todo esto, como es lógico, incluía un estudio pormenorizado de instalaciones militares, puntos clave a atacar y destruir…

Desconozco si había también alguna previsión que pusiera a los alemanes como enemigos, a los británicos como aliados y a Europa como el teatro de operaciones. En cualquier caso esta historia da para una novela de "historia-ficción", ya saben, ¿qué hubiera pasado si...?

lunes, 26 de septiembre de 2011

¿Qué es una falcata?


La falcata era una espada de acero originaria de Iberia, de la época anterior a la conquista romana de la península. Su tamaño era de aproximadamente medio metro como el del gladius, la espada corta romana.

La calidad del metal de las falcatas era magnífica, según las crónicas romanas, siendo un arma flexible a la vez que efectiva en el corte. El proceso de fabricación no era sencillo, e incluía la oxidación del metal manteniéndolo entre dos y tres años bajo tierra. El resultado era bueno.

Tan bueno, que según parece, los romanos probaron en sus propias carnes, nunca mejor dicho, el peligro de las falcatas y cambiaron sus escudos por ello. Después de las primeras batallas en la Península Ibérica, los romanos reforzaron los bordes de sus escudos con hierro para que la gran potencia de corte de las falcatas no los destrozara tan fácilmente. En la imagen se puede ver una falcata, con su empuñadura inconfundible y su hoja curva.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Una queja británica a Serrano Súñer


La curistoria de hoy, ya se lo advierto a ustedes, pudo ser auténtica pero con casi toda seguridad no lo fue. A pesar de darse por cierta en su momento e incluso publicarse en libros, Serrano Súñer, el protagonista, la desmintió.

En 1942, Serrano Súñer era ministro de Asuntos Exteriores de España y en ese momento, con la Segunda Guerra Mundial aún no decantada del lado aliado, eran mejores las relaciones con los alemanes que con los británicos. Además, estaba por medio el conflicto de Gibraltar que el régimen español se encargaba de alimentar.

Estando las cosas así, llegó un grupo de personas a las puertas de la embajada británica en Madrid a protestar por el tema del peñón. El embajador de su Graciosa Majestad, Samuel Hoare, telefoneó a Serrano Súñer para protestar. El español le contestó:
―¿Quiere que le envíe más guardias?
―No, señor ministro. Prefiero que me mande menos manifestantes.

Como decía, una leyenda, pero muy ilustrativa de las relaciones entre españoles y británicos en aquel momento. Y una buena muestra de cómo dar una queja con estilo, por parte del británico.

Fuente: La España de la posguerra (1939-1953), de Fernando Vizcaíno Casas.

jueves, 22 de septiembre de 2011

El pionero desembarco de Alhucemas



La guerra del Rif, que enfrentó a España con Marruecos a comienzos del siglo XX, fue el marco del desembarco de Alhucemas. Llevado a cabo por el ejército español el 8 de septiembre de 1925, es considerado el primer desembarco aeronaval de la historia mundial.

Nada más y nada menos que 13.000 soldados, transportados por una armada hispano-francesa, llegaron a Alhucemas desde Ceuta y Melilla. Fue la primera vez en la historia militar en la que tomaron lugar carros de combate en un desembarco, aunque según parece no fueron muy útiles. También fue la primera vez que las fuerzas de apoyo aéreo, las fuerzas navales y las terrestres, actuaron bajo un único mando unificado, en este caso, el del general Miguel Primo de Rivera.

Casi 20 años antes de Normandía, los españoles hicieron por primera vez una operación de este tipo y envergadura. El general Eisenhower estudió la táctica empleada en Alhucemas durante la planificación del desembarco de Normandía

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Curistoria en la radio

Hace un par de meses les anuncié mi colaboración con el programa Noches de Radio, de Onda Cero, contando nuestras curistorias en antena durante el verano. Estoy recopilando las intervenciones y en breve las compartiré con ustedes.

Durante “el invierno” el programa continúa emitiéndose en Onda Cero, pero sólo para Cataluña. Y las curistorias siguen en antena, gracias a Carles Lamelo y a su programa Nits de Radio. Intentaré también compartir estas colaboraciones, que se emiten los viernes de madrugada.

Esta tarde me ha entrevistado Javier Silvestre en el programa Queremos Hablar, de Punto Radio, y hemos charlado de Curistoria, el blog y el libro, y hemos repasado algunas curistorias. Les dejo la entrevista de hoy (subida a ivoox) por si quieren escucharla.


Y por último, decirles que he presentado el blog a los premios Bitácoras 2011 en la categoría de “blog cultural” y “blog de educación”. Si les gusta, les agradecería enormemente que votaran por él. Gracias de antemano por ello y, por supuesto, por leer el blog.
Votar en los Premios Bitacoras.com

martes, 20 de septiembre de 2011

El general Prim, o caja o faja

Luis Sanz, un compañero de la Asociación Alabarda, a la que tengo el gusto y honor de pertenecer, ha publicado hace unos días en el blog de la misma una entrada que me ha recordado a los espartanos. Según la leyenda, cuando una madre espartana veía partir a su hijo hacia el combate, refiriéndose al escudo, le decía: “con él o sobre él”. Es decir, o vuelves muerto sobre el escudo, o vuelves con él en el brazo, vencedor.

La historia que narraba Luis en su texto, en relación con una figura que ha pintado y que ilustra esta entrada, hace referencia al general Prim. Este militar, nacido en Reus en 1814, luchó en el bando isabelino durante la Primera Guerra Carlista y en la guerra de África que enfrentó a España con el sultanato de Marruecos entre 1859 y 1860.

En 1843, fue enviado a Barcelona para acabar con una rebelión contra los conservadores. Los levantados, conocidos como la Jamancia, sufrieron el empeño de Prim, que no era general aún, de acabar con ellos a toda costa. Tal era dicho empeño que fue entonces cuando dijo aquello de “o caja o faja”. Es decir, o acabo en una caja de madera, léase ataúd, o acabo con la faja de general alrededor de la cintura.

Y ganó la faja de general. Y no se paró ahí, pacificó otras zonas catalanas en rebelión y gracias a ello fue nombrado Conde de Reus y Vizconde del Bruch.

lunes, 19 de septiembre de 2011

El mayor engaño de la historia

En alguna ocasión ya he comentado de pasada la cantidad de operaciones de engaño y trabajo de inteligencia que llevaron a cabo los aliados antes del día D, el día del desembarco en Normandía, en la Segunda Guerra Mundial. Una de estas operaciones fue la creación de un ejército ficticio.

Al mando de este ejército estaba el general George Patton, nada menos, y estaba formado por once divisiones, situadas cerca de Dover. Estaba listo para cruzar el canal por el punto más cercano al continente, el Paso de Calais. Todo un despliegue, ficticio.

Los aliados querían que los alemanes creyeran que entrarían en el continente por el paso de Calais, pero estaban preparando el desembarco en otro punto, Normandía. La operación de engaño de la que hablamos fue la operación Quicksilver, que se englobaba dentro de la operación Fortitude.

Se crearon tanques de plástico (como el de la foto), soldados de madera, siluetas de vehículos de madera y cartón, aviones de pega… todo ello para que los espías alemanes y las fotos aéreas de estos se convencieran de que aquel enorme grupo de soldados existía y estaba listo para el combate. Los operadores de radio aliados enviaban sin parar mensajes y órdenes a dicho ejército de ficción. Estos mensajes, interceptados por el enemigo, contribuyeron al engaño. Los agentes dobles, como Joan Pujol (alias “Garbo”), aumentaron el efecto de la ilusión.

Aquel truco funcionó de una manera casi increíble. De hecho, los nazis, incluso después del desembarco en Normandía, seguían creyendo que el gran salto aliado sería por Calais. Esto mantuvo un buen número de efectivos alemanes alejados del punto de acción real. Posiblemente, como dice el título de la entrada: el mayor engaño de la historia.

domingo, 18 de septiembre de 2011

El incendio de Santader en 1941

La noche del 15 al 16 de febrero de 1941, en Santander, exactamente en la calle Cádiz, cerca de los muelles, comenzó un incendio que debido al fuerte viento se extendió rápidamente. Durante todo el día 16 prosiguieron las llamas devorando casas y otras construcciones. Hasta Santander llegaron bomberos de Bilbao, San Sebastián, Palencia, Burgos, Oviedo, Gijón, Avilés y Madrid para combatir aquel espanto.

Después de casi 48 horas de incendio y gracias a que el viento remitió, el fuego acabó por controlarse. Por fin pudieron los bomberos entrar en la zona calcinada de la ciudad y apagar los focos más importantes. El día 18 comenzó a llover, lo que ayudó a extinguir las llamas finalmente, pero aumento la probabilidad de derrumbe de los edificios que habían ardido. Aunque al tercer día quedó controlado, no se dio por extinguido completamente hasta 15 días después del comienzo, cuando el último foco fue apagado.

37 calles afectadas, 400 edificios incendiados, 2.000 viviendas desaparecidas, aproximadamente el 90% de los locales comerciales de la ciudad destruido, importantes edificios históricos y la catedral dañados, más de 72.000 personas trabajaron contra el fuego, 10.000 damnificados… estos son los números del terrible incendio. Del tristemente famoso incendio de Santander del año 41.

Hubo un solo muerto, un bombero madrileño de nombre Julián Sánchez. Poco parece para tamaña catástrofe.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Las camisetas que pintaba la censura

Las “hazañas” de la censura durante el franquismo han sido glosadas infinidad de veces y la verdad es que en todas ellas queda de manifiesto lo excesivo de sus posturas y en muchos casos el absurdo en el que se adentraban sin el menor sonrojo.

En los años cuarenta, durante la posguerra española, la preocupación por las formas y el desnudo obligaba a que se bajaran las faldas y se subieran los escotes. Ya hemos comentado en otras ocasiones cómo el retoque fotográfico era de uso habitual. Incluso si había que retocar la propia fisonomía, se hacía. Este fue el caso de Ana Mariscal, cuyo busto le pareció excesivo al censor y obligó a usar tijera con el mismo para que la actriz luciera menos provocativa, a pesar de que aquello que se veía en la foto era todo suyo.

Este tipo de cosas no ocurrían solo con las mujeres. Los boxeadores, que peleaban con el torso desnudo, eran en ocasiones fuente también de lujuria, en este caso para las mujeres, y el censor obligaba a pintar una camiseta sobre el cuerpo del deportista. Pero este hecho tenía un daño colateral: únicamente los boxeadores aficionados, los no profesionales, combatían con camiseta. Así, lo grandes campeones aparecían en los diarios como aficionados gracias al rotulador de la censura. Y cuando digo grandes campeones, no es una forma genérica de hablar, Luis Romero, cuando fue campeón de Europa, apareció con camiseta “pintada” en Triunfo.

Fuente: La España de la posguerra 1939-1953, de Fernando Vizcaíno Casas

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Un Goya, el regalo de Franco a Hitler


La curistoria de hoy nace de un documental sobre arte que emitió anoche La 2, en canal de RTVE, y que pude ver durante un ratito. En él se contaba la relación de Goya, Franco y Hitler a través del cuadro que ilustra la entrada: El retrato de la Marquesa de Santa Cruz.

Esta obra, pintada por Goya en 1805, se encuentra hoy en el Museo del Prado, pero su vida ha sido azarosa, al menos durante el siglo pasado. Todo comenzó cuando fue llevado a Hendaya por Franco para entregárselo a Hitler como obsequio, en la entrevista que mantuvieron. Como sabrán, esto ocurrió en 1940, pero sin saber muy bien por qué, Franco cambió de opinión en el último momento y no le regaló el cuadro a Hitler. A partir de ese momento el cuadro estuvo “perdido” durante un tiempo hasta que fue recuperado antes de ponerse a subasta.

Pero, ¿por qué eligió Franco este cuadro concretamente para regalárselo al líder nazi? Que fuera de Goya ya podría ser razón suficiente, pero el cuadro tiene un detalle que, según parece, era lo que inclinó la balanza. Si se fijan, en el instrumento musical Goya colocó una esvástica, que aunque todos la asociamos con la Alemania nazi tiene un origen mucho anterior. Hubiera sido un buen regalo, sin duda, que Hitler o la jerarquía nazi en general habrían añadido a la enorme cantidad de obras de arte que expoliaron en su paso por Europa.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Las conquistas de Alfonso I El Batallador



Alfonso I de Aragón, conocido como “El Batallador”, fue un importante rey de Aragón y Pamplona a comienzo del siglo XII. El sobrenombre le viene al pelo si tenemos en cuenta lo que hizo y lo que consiguió durante su reinado.

Luchó contra los musulmanes con grandes resultados, entre los que destaca la conquista de Zaragoza. En un momento determinado, gracias a su matrimonio, fue rey de León, Castilla, Toledo, Navarra y Aragón. Finalmente, debido a la oposición de la nobleza, el matrimonio fue anulado y estos títulos se perdieron, salvo el de Aragón y Navarra, como decía al comienzo.

Al final de sus días, después de años de lucha, El Batallador había duplicado los territorios bajo la corona de Aragón, pasando de unos 24.000 a casi 50.000 kilómetros cuadrados. Unos 20.000 de ellos fueron tomados a los almorávides en el valle del Ebro.

Sin duda, todo un logro. A su muerte tuvo lugar uno de los episodios más controvertidos de la época, al legar todos sus reinos a las órdenes militares, como los Templarios, los Hospitalarios o la orden del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Fuente: La gran aventura del reino de Navarra, de Juan Ramón de Andrés Martín y otros.

domingo, 11 de septiembre de 2011

William Rodriguez, el 11S, y una pequeña moraleja

La curistoria de hoy es un poco extraña. Por una parte, la escribo para recordar el 11 de septiembre de 2001 y, por otra, para recordar la relatividad de todo frente a la muerte.

William Rodriguez era un trabajador de mantenimiento de la Torre Norte y estaba allí el día de los atentados. Debido a su empleo, tenía una de las cinco llaves maestras que había en el edificio aquella mañana. Las otras cuatro personas con llave maestra habían desaparecido después del atentado. William ayudó a policías y bomberos recorriendo el edificio con ellos y dándoles acceso a todas las zonas para que pudieran llevar a cabo las labores de rescate. William ayudó a salvar un buen número de vidas y para ellos, fue toda una suerte que un hombre con una llave maestra anduviera por allí.

Después de esto, William Rodríguez se convirtió en un hombre famoso y se dedica a dar conferencias, entre otras cosas. Una de las cosas que cuenta es cómo un hombre se negaba a ser evacuado porque estaba esperando un fax importante. Con el edificio en llamas y dañado peligrosamente, todos sabemos cómo acabó aquella torre, un hombre seguía pensando que un fax merecía quedarse.

Esta historia tiene una importante moraleja y me recuerda a una frase de Steve Jobs en su famoso discurso en Standford: “almost everything — all external expectations, all pride, all fear of embarrassment or failure - these things just fall away in the face of death, leaving only what is truly important”. Es decir: “casi todo –todo las expectativas externas, todo el orgullo, todo el miedo a la vergüenza o a fallar ― esas cosas sencillamente desaparecen frente a la muerte, dejando únicamente lo que es realmente importante".

sábado, 10 de septiembre de 2011

Los MIG-29 en la Tormenta del Desierto

Todos recordamos la famosa operación Tormenta del Desierto por la que los aliados, liderados por EEUU, acabaron con el ejército Iraquí en unos pocos días allá por 1991. Aunque hubo algún MIG-29 iraquí que entró en combate, parece que su participación fue casi nula.

Muchos de estos aparatos, de fabricación rusa y uno de los mitos de la aviación de guerra, fueron cazados en tierra y destrozados sin entrar en combate. Según mantienen algunos expertos, una de las causas principales para que la operación Tormenta del Desierto fuera un éxito aliado tan rotundo está precisamente en la falta de participación en el combate de los MIG-29 del ejército de Sadam Husein.

Y aprovecho esto para comentarles que precisamente los MIG-29 son uno de los aviones de la colección de Planeta DeAgostini que acaba de llegar a los quioscos: Aviones de combate a reacción. El primer número está en la calle por 2,99€ y se pueden suscribir aquí, si lo desean. La colección repasa, con documentación y maqueta por entrega, las pricipales máquinas de este tipo, todas ellas maravillas de la ciencia armamentística.

Por cierto, según parece, los aliados sabían que los MIG serían un problema y se prepararon para ello. Uno de estos aviones, perteneciente al ejército alemán, fue estudiado por el ejército de EEUU y utilizado en la preparación de la operación.

[entrada patrocinada]

jueves, 8 de septiembre de 2011

Wilhelm Gustloff, la mayor catástrofe marítima de la historia

Seguro que no se les escapa que el dicho español que reza “unos cardan la lana y otros llevan la fama” es más real de lo que podríamos imaginar, en todos los aspectos de la vida. Y la curistoria de hoy es un ejemplo claro de ello. Todos ustedes conocen la historia del Titanic y no sólo por la película de James Cameron, sino porque es más que famoso su final. Fue una terrible tragedia, pero a pesar de todo no fue el mayor de los desastres ocurridos en el mar.

El transatlántico alemán Wilhelm Gustloff fue hundido por un submarino soviético durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de haber sido un barco de recreo, en aquel momento prestaba un servicio militar y estaba evacuando a 1.656 militares y casi 9.000 civiles cuando fue atacado. ç

Era el 30 de enero de 1945 y el Wilhelm Gustloff formaba parte de la operación Anibal, por la que se evacuaban tropas y civiles de Prusia Oriental, entre otros lugares, hacia Alemania, para evitar al ejército rojo, que avanzaba hacia el oeste rápidamente. Durante aquel transporte, la huida se convirtió en muerte segura y el hundimiento del buque se llevó la vida de 9343 personas.

Como decía, esta es la mayor catástrofe marítima de la historia. Dicho lo cual, parece que le queda al Titanic  el dudoso honor de ser la mayor catástrofe en tiempos de paz, eso sí.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Un rey de Armenia, señor de Madrid



De nuevo una curistoria que me hace llegar un lector del blog. En este caso ha sido Martín Gamero Prieto, muchas gracias.

En el siglo XIV, entre 1374 y 1393, el rey de Armenia Menor era León V, si bien en ocasiones se le toma por León VI por contar a otro León como rey armenio. Poco después de ser coronado, los mamelucos, con unas fuerzas muy superiores, le hicieron refugiarse en la fortaleza Kapan. Allí fue capturado y llevado a El Cairo, donde estuvo preso varios años, hasta 1382.

Entonces, el rey Juan I de Castilla, medió por su liberación y compró su libertad. Fuera de su prisión, el rey español le invitó a sus tierras y, entre otras rentas, le concedió el señorío de Madrid. Nunca volvió a su país ni a recuperar su trono, pero en compensación, fue señor de Madrid el resto de sus días.

A su muerte, Jacobo I de Chipre, primo lejano de León, se convirtió en el pretendiente al título real de Armenia y supongo que por extensión al título de Señor de Madrid si tal título era heredable. Cualquier día se restaura la monarquía en Armenia y tenemos un conflicto diplomático entre Esperanza Aguirre y el nuevo rey. Ya veremos.

martes, 6 de septiembre de 2011

La historia de María Torremadé

En estos días en que el atletismo español no pasa por sus mejores momentos, a juzgar por los resultados en los últimos campeonatos, voy a recordar el caso de María Torremadé. Nacida en Barcelona en 1923, era un portento físico y practico atletismo, baloncesto y hockey sobre hierba.

En 1942, sus marcas deportivas estaban a años luz de las de sus competidoras: mejor marca europea en 60 metros y casi record mundial, campeona de España en 100 metros, en 200, en 800, grandes marcas en salto de altura… Un portento.

Entonces, con tan sólo 19 años, ya se dió cuenta de que algo no encajaba en su vida. Poco después se publicó en los medios que María Torremadé pasaría a ser Jordi Torremadé ya que iba a ser sometida a una operación de cambio de sexo. María, consciente de que era un hombre, acudió al registro a cambiarse el nombre. Aquello le haría perder todas sus marcas y trofeos. Y es que en realidad, según parece, María Torremadé siempre había sido un hombre, tenía los órganos sexuales masculinos. La propia María, ya como Jordi, comentaba que su caso había sido un error clínico y que una simple operación al nacer habría solucionado todo, pero que de modo erróneo los médicos la tomaron por niña.

Fuente: El Mundo Deportivo

lunes, 5 de septiembre de 2011

100 paracaidistas para David Stirling



Hace unos días, un lector del blog llamado Esteban Teruel (muchas gracias Esteban) me ponía tras la pista de lo que voy a narrarles hoy. Él lo había leído en el libro “Los secretos del Día D”, de Larry Collins y esa es la fuente de la historia de hoy.

El coronel Sir Archibald David Stirling era un escocés que sirvió en el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Su labor fue importante, ya que nada más y nada menos fue uno de los fundadores del SAS (Special Air Service).

En un momento determinado, le autorizaron a doblar el número de efectivos a su servicio por la buena marcha de sus acciones. Seleccionó para engrosar sus filas a la compañía de paracaidistas del capitán Bergé, de la Francia Libre. Coincidió aquello con una “rabieta” de Chales De Gaulle con los ingleses, que le llevó a decir que ningún soldado francés serviría bajo mando de un inglés.

Frente a la negativa, Stirling viajó hasta Beirut y se entrevistó con De Gaulle. Este escuchó con respeto y hasta encontró razonable la petición, pero siguió en su postura: ningún francés bajo mando inglés. En la despedida, Stirling, resignado, le dijo al general que era la primera vez que un escocés testarudo no conseguía su propósito.

Al momento De Gaulle dijo: “¿Escocés? ¿Por qué no lo ha dicho antes?” Y como no era inglés sino escocés, el francés accedió a la petición y Stirling tuvo sus 100 paracaidistas.

domingo, 4 de septiembre de 2011

El espionaje del salón Kitty



Hace un tiempo les conté cómo los británicos, durante la Segunda Guerra Mundial, construyeron una “prisión―hotel” de lujo para los alemanes, convencidos de que un entorno y un trato privilegiado, le soltaría las lenguas. Por supuesto, el hotel estaba sembrado de micrófonos para escuchar todo aquello.

En el otro bando, el alemán, tuvieron el mismo pensamiento, pero en lugar de un hotel, pensaron en un burdel. Esperaban que la compañía femenina soltara las lenguas, entiéndase bien, sin dobles sentidos. En 1939, Heydrich, junto con Schellenberg, planearon convertir en hotel Kitty de Berlín en un centro de escuchas para diplomáticos y para altos mando del propio partido nazi. El hotel tenía cuatro plantas y seguro que no faltaban clientes y oportunidades.

El hotel tenía dobles paredes, micrófonos y todo tipo de sistemas de espionaje y escucha. Muchas de las prostitutas habían sido reclutadas para la causa y se esmeraban en sacar confidencias a los clientes.

En cualquier caso, a pesar del despliegue y de que por allí pasaron altos cargos alemanes, hasta ministros, y diplomáticos de otros países, parece que ninguno fue lo suficientemente locuaz como para que aquello mereciera la pena. Finalmente se abandonó el plan poco a poco, después de que un bombardeo acabara parcialmente con el local en 1942.

jueves, 1 de septiembre de 2011

El origen del Yucatán



Harían bien en poner en tela de juicio lo que voy a contarles hoy ya que hay varias versiones y ninguna de ellas es cierta sin atisbo de duda. Como otras muchas veces, les cuento una leyenda, por lo que avisados quedan de la seguridad de lo que sigue.

Yucatán es uno de los 31 estados de México, que junto con el Distrito Federal, componen el país. Está en la península de Yucatán, y lo que voy a narrarles es precisamente el origen de este nombre: Yucatán.

Antes de la llegada de los conquistadores españoles, esta región se conocía como Mayab, y era importante en la civilización maya. Pero cuando llegaron los europeos le cambiaron el nombre. Como habrá ocurrido otras veces en la historia, alguna leyenda más como la de hoy he leído, los nuevos llegados no entendían el idioma de los nativos, y viceversa.

Así, allá por los primeros años del siglo XVI, cuando los españoles preguntaban a los indígenas mayas, estos respondían algo como “no te comprendo”. Muy lógico. Pero, según parece, esta frase en idioma maya yucateco puede sonar parecido a “Yucatán” para un extranjero, y de ahí el nombre de la región. Según las fuentes, cambian las preguntas de los españoles y la respuesta de los indígenas, pero lo que sí parece probable es que el nombre de Yucatán provenga de tomar en modo literal lo que contestaban los indígenas a las preguntas que les hacían los conquistadores. Pero ni unos entendían qué les preguntaban, ni los otros estaban oyendo el nombre de la región.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...