Soult, sirviendo a Francia con unos y otros



Hay gente en el mundo de la política que sabe mantenerse a flote gobierne quien gobierne. En estos días de cambios en la política española, veremos algún caso, seguro. Y ocurrirán muchos más, aunque no nos enteraremos. También es cierto que cuando alguien es bueno en un puesto, tan buen servicio hace para unos como para otros.

Nicolas Jean de Dieu Soult, fue un militar y político francés de la época napoleónica. Fue un general muy importante dentro del ejército de Napoleón. Fue clave en Austerlitz y también tuvo un papel relevante en España, aunque finalmente la política lo alejó del campo de batalla español y cuando volvió fue para ser derrotado.

En 1814 Luis XVIII ocupó el trono francés y Soult fue nombrado ministro de la guerra. El antiguo general napoleónico se veía ahora sirviendo al rey. Al menos, su cargo unía su vida militar y su vida política, por lo que, como decía antes, no era un mal candidato para el puesto. Además, ser ministro de la guerra, habiendo sido mando en el ejército del anterior gobierno, parece algo lógico. Conocía el ejército por dentro, el mismo ejército napoleónico que ahora estaba al servicio de Luis XVIII.

Cuando Napoleón escapó de la isla de Elba y estableció su gobierno de los Cien Días que acabó en la batalla de Waterloo, Soult volvió a estar al servicio del Gran Corso, en este caso como Jefe de Estado Mayor. Waterloo también significó el destierro de Soult durante tres años, aunque finalmente volvió al mundo político francés y para ser ministro, de la guerra en una etapa y de exteriores en otra.

Cuando rondaba los 80 años dejó la política, después de haber servido a varios gobiernos franceses durante décadas. Gobiernos enfrentados, con visiones totalmente diferentes.
Soult, sirviendo a Francia con unos y otros Soult, sirviendo a Francia con unos y otros Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:52:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. perry mason00:05

    uy, pues casi casi como Fouché, que fue parecido, pero más a lo bestia (en cuanto a los cambios de chaqueta).

    La biografía de Fouché de Stefan Zweig es muy esclarecedora al respecto.

    saludillos,
    pm

    ResponderEliminar
  2. Ahora con eso de que en los gobiernos hay "secretarios" de plaza y esas cosas, la gente de la administración trabaja tanto para unos como para otros, bueno " cobra" de unos y de otros trabajar es un decir.
    Magnifica reseña como siempre, un placer.

    ResponderEliminar
  3. Tendrías que revisar aun mas el caso del General San Martín, que fue instruido, y lucho con ejercito español contra Napoleón, inclusive gano La Medalla de Oro de los Héroes de Bailen, y luego, como es sabido lidero la guerra de independencia contra los Realistas en Sudamérica...

    ResponderEliminar
  4. Guille04:03

    sin ir más lejos, el mismo Talleyrand se comportó de igual forma( a mi juicio más que soult), como todo un camaleón político.

    saludos, estimado

    ResponderEliminar
  5. Perry, gracias por el apunte.

    Jota, yo creo en la profesionalidad de muchos, si la ponen detrás de sus ideales.

    Maracure, algo conté ya hace un tiempo:
    http://curistoria.blogspot.com/2010/09/jose-san-martin-toda-la-vida-luchando.html

    Guille, algo también hemos hablado de Talleyrand, aunque seguro que algo se quedó en el tintero.
    http://curistoria.blogspot.com/2009/01/charles-maurice-de-talleyrand-prigord.html

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.