Los hijos de Carlos V

Ayer les contaba el origen del sobrenombre “Jeromín” con el que se conocía a don Juan de Austria, y les dije que otro día hablaría de los hijos de Carlos V. Allá vamos. Y es que el rey español, conocido como Carlos I, como Carlos V, como Carlos de Austria, como Carlos de Habsburgo; el hombre que fue Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico; tuvo una vida descendencia acorde a estos nombres.

Se casó en 1526 con Isabel de Portugal y de dicho matrimonio nacieron los siguientes hijos:
  • Felipe II de España.
  • María de Austria.
  • Fernando.
  • Juana de Austria.
  • Juan.
  • Juan, que nació un año después de morir el anterior Juan, y que al nacer provocó la muerte de su madre por complicaciones con el parto.
Pero Carlos V también tuvo una vida extramatrimonial entretenida, y de la misma nacieron los siguientes hijos:
  • Isabel de Castilla.
  • Margarita de Austria.
  • Juana de Austria.
  • Tadea de Austria.
  • Juan de Austria

Es importante remarcar que cada uno de estos hijos bastardos del rey fue fruto de su relación con una mujer diferente. Es decir, todos son hermanastros pero ninguno es hermano de otro.
Los hijos de Carlos V Los hijos de Carlos V Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 18:43:00 Rating: 5

13 comentarios:

  1. Y esos que se sepan, sin contar los que nacerían de doncellas, cocineras y plebeyas varias, en fin,que buen invento el de Francia, ese por el que toda la realeza perdió la cabeza verdad???

    ResponderEliminar
  2. Anónimo08:13

    Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, hermano también es la persona que con respecto a otra tiene solamente el mismo padre o la misma madre. O sea que todos sus hijos son hermanos, incluidos los extra-matrimoniales.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo09:35

    Menudo pichabrava

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16:03

    Y la pregunta de rigor es: ¿Y a que horas gobernaba?... este señor era un verdadero semental.

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que esto es muy común a muchos reyes, españoles y no españoles; Domínguez Ortiz señala que Felipe IV llegó a reconocer 42 hijos. El término bastardo no parece el más apropiado para los tiempos que corren. Un hijo es un hijo, no importa como ni con quien se haya tenido. Todos son hijos naturales y lo de la legitimidad es un invento de los hombres, sobre todo de las clases poderosas. Las clases humildes también hicieron lo que les dio la gana hasta que el puritanismo burgués vino a jorobarles. Vivo en una tierra donde, hasta hace unos veinte años, tener un hijo era un orgullo, se estuviese soltero, casado, viudo o medio muerto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por los comentarios, los apuntes y las correcciones.

    Espero que el uso de bastardo y demás que he hecho en el artículo, al menos, se entienda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo13:18

    L. de Guereñu Polán, me había quedado la duda, pero ahora ya lo he confirmado: ERES UN PEDANTE

    ResponderEliminar
  8. Anónimo08:23

    anonimo , te equivocas, L.de Guereñu, lo que es, es BASTARDO, creo que esta claro en su comentario

    ResponderEliminar
  9. Anónimo02:52

    Yo sigo leyendo entradas antiguas, y cada vez estoy más encantada con el descubrimiento de este blog.

    Como aporte a ésta, decir que D. Manuel Fernández Álvarez, gran historiador del siglo XVI, en su libro "Carlos V" contaba que cuando llegó a España con 17 años tuvo una hija con la viuda de Fernando "el Católico". Es decir, con la mujer de su abuelo.

    Creo que su nombre era Isabel, pero de eso ya no estoy muy segura.

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo18:32

      Si, es correcto y la pusieron por nombre Isabel

      Eliminar
  10. Gracias Vidia por el dato y por seguir leyendo :)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11:40

    La viuda de Fernando el Católico era Germana de Foix, es verdad que se dice que estuvo con Carlos, sin embargo los historiadores no confirman nada.
    Me encanta este blog, un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo11:58

    Sí, Isabel era (la hija), yo también lo he leído.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.