El hermano del rey muerto de un disparo accidental

El domingo pasado publicaba el diario El Mundo, en el suplemento Crónica, unas páginas dedicadas a los contenidos del libro “El precio del trono”, de Pilar Urbano (editorial Planeta), que analiza al rey de España: Juan Carlos I. En esas páginas del diario narraban uno de los momentos más trágicos de la vida del rey: el día que mató accidentalmente a su hermano.

Alfonso de Borbón y Borbón Dos―Sicilias, hermano del actual rey de España, había nacido en 1941 en Roma. Durante unas vacaciones de Semana Santa en Estoril, en 1956, estaba jugando con su hermano Juan Carlos cuando ocurrió la tragedia. Era el 29 de marzo y, según parece, Juan Carlos (18 años) estaba estudiando cuando su hermano (15 años) entró en la habitación simulando que le disparaba con una metralleta: “¡ratatatatatata!”. Juan Carlos, sacó de un cajón de la mesa en la que estaba estudiando una pistola pensando que estaba descargada y le siguió el juego. Durante el mismo, Juan Carlos apretó el gatillo y el arma se disparó. Alfonso cayó fulminado ya que el proyectil le había dado en la frente. Murió al instante.

Este accidente marcó al rey de España de manera profunda, como no podría ser de otro modo. Por orden de Franco la nota oficial narraba los hechos de otro modo: “Mientras el infante Don Alfonso de Borbón limpiaba un revolver con su hermano, se disparó un tiro que le alcanzó la frente y lo mató en pocos minutos”.

Hay en el artículo, entiendo que sacadas del libro original, unas palabras, entiendo que de Don Juan, padre de mabos, que me han parecido dignas de mención. Dice que “Santiago, el otro hijo que nació muerto y ni pasó a la historia, vino a la vida lleno de muerte; Alfonsito se ha ido a la muerte lleno de vida".
El hermano del rey muerto de un disparo accidental El hermano del rey muerto de un disparo accidental Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:48:00 Rating: 5

11 comentarios:

  1. Terrible historia esta, la verdad. Pero buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. Sílvia14:04

    También habría que decir que Alfonso era el preferido de D. Juan como sucesor, le veía más capacitado que el Borbón actual, y que cuando sucedió el accidente y D. Juan entró en la habitación del suceso le hizo jurar allí mismo que había sido un accidente. Ya entonces se fiaba poco de él.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada, pero una historia terrible!Más terrible aún, si lo que dice Silvia es cierto, que un padre piense que uno de sus hijos ha matado a otro con intención....
    Menuda carga para Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  4. Una de tantas historias de reyes que nunca llegas a saber si fue o no con intención.

    Tenemos la historia plagada de "accidentes" y "enfermedades mortales" en el seno de las monarquías, por lo que le daremos como buena la opción del disparo fortuito ya que el chico al final no nos resultó tan mal monarca y de todos modos, por línea sucesoria le tocaba, no tenía necesidad de matar al hermano

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada. Ademas ha pasado una cosa curiosa, mi hermana pequeña que esta en Argentina me aconsejo dos temas para mi bitácora. Temas que apunte pero luego olvide, para meses después verlos magníficamente explicados en tu blog, ademas en poco espacio de tiempo, uno era este y el otro el de Geromin. Le mandare el enlace con disculpas por no haberlo hecho yo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre había oído, Vitike, que "Juanito", como cariñosamente se le conocía en familia, perdió el habla durante algún tiempo por la fuerte impresión que el suceso le causó.
    Mil saludos.

    ResponderEliminar
  7. Viriato, gracias.

    Silvia, según narra el libro, sí le hizo esa pregunta, pero durante el velatorio, si no recuerdo mal.

    Rebeca, gracias. Y sí, es cierto. Debió ser terrible, ciertamente.

    Foiliuba, efectivamente no tenía necesidad. En aquel momento, ni había monarquía en España.

    Memoria, a mi también me pasa eso de apuntar y luego olvidar :)

    Profe, sí que hablan en el libro de un cierto shock, pero no recuerdo nada sobre pérdida del habla. Es posible, porque debió ser todo un trauma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo15:01

    Patricia

    Típico accidente que ocurre cuando tienes un arma cargada en tu escritorio

    ResponderEliminar
  9. Las carga el diablo, ciertamente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo16:23

    Mi opinion es que estariamos mucho mejor sin esa familia de chupoones ya que estamos en el siglo XXI y no en la edad media. Ya que las monarquias estan para vivir del pueblo eternamente tanto si valen para algo o no.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.