Años bisiestos, calendario juliano y Sosígenes

Sosígenes de Alejandría fue un astrónomo y filósofo nacido en el siglo I antes de Cristo. Entre sus trabajos y estudios, hoy desaparecidos, había textos sobre el movimiento de los astros y esto le llevó a trabajar en la reforma del calendario romano.

De acuerdo a los cálculos hechos por Sosígenes, la vuelta de la Tierra alrededor del Sol tardaba 365 días y 6 horas. Este cálculo es asombrosamente exacto para haber sido hecho hace 2000 años y con unas herramientas e instrumentos rudimentarios. El error, según parece, están en torno a los 11 minutos, lo que es un granito de arena si hablamos de un año. Con estos datos se acuñó el nuevo calendario, de ciclo solar, con tal medida por año: 365 días completos y un cuarto de día, es decir, las seis horas que estableció Sosígenes en su estudio.

Como se contabiliza en días y cada año tiene seis horas extra, se estableció el año en 365 días y se incluyó un día más cada cuatro años (6 horas por año, por 4 años, 24 horas, es decir, un día) para ajustar el cálculo. Y así nacieron los años bisiestos.

El día extra se metió después del 24 de febrero, último día del calendario romano. Por ser el 24 el “ante diem sextum kalendas martias” y el día extra duplicar dicho 24 de febrero, se le llamó “bis sextum”, y de ahí proviene el bisiesto que denota que un año tiene un día más, 366.

Y este es el origen del calendario juliano, llamado así por Julio César, quien lo implantó en el año 46 a.C. Aunque debería ser el calendario sosigénico, si me permiten el palabro, ya que su creador fue Sosígenes de Alejandría. Pero ya saben ustedes, unos cardan la lana y los poderosos llevan la fama.
Años bisiestos, calendario juliano y Sosígenes Años bisiestos, calendario juliano y Sosígenes Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 18:08:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Un excelente post del por qué de algo tan simple pero a la vez tan complejo cómo es la medición del tiempo y el ajuste del mismo para que todos nuestros años sean iguales y no nos veamos unas veces con el verano en noviembre y otras con el invierno en abril.

    Genial. Cómo siempre. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pero, no añadían un día a febrero? Es decir, duplicaban el 24 por ser el último... No me ha quedado claro esto del último día...
    Aun así es interesante saber de dónde sale lo de bis-seztum!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo20:20

    interesante la info sobre la medición del tiempo.... ya revisaron de qué va este movimiento? http://bit.ly/pONLqy

    ResponderEliminar
  4. Gracias Peinado por el comentario.

    Bang, el 24 era el último día de febrero y metían un 25 de febrero. Igual que hacemos ahora con el 29 de febrero. Siento no haber sido más claro.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo18:08

    Lo siento pero no me ha llegado a gustar del todo porque creo que está incommpleto mi pregunta era otra, ¿ por qué el calendario juliano incluyo el año bisiesto? de todas formas no está muy mal del todo, adios.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, si vuelves a leer con detenimiento la entrada y/o si conoces algo de astronomía y el calendario actual, verás que de los 365 días que tiene un año "sobran" 6 horas, es decir,son 365 dias y 6 horas.
    Esas 6 horas son parte de un día, que al cabo de 4 años se han convertido en el día entero, como bien ha explicado (6 por 4= 24)
    Espero haber aclarado tu duda.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.