Nancy Wake, una heroina de la Segunda Guerra Mundial



Hace apenas 10 días fallecía en el Reino Unido Nancy Wake, una mujer australiana que fue una figura importante en la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. No en vano llegó a ser la mujer del bando aliado con más condecoraciones: Legión de Honor, la medalla de la Resistencia, la medalla George y la medalla de la Libertad.

Nacida en 1912, se casó con un francés y en Francia estaba cuando Alemania invadió el país. No tardó en unirse a la resistencia francesa con una efectividad y entrega que la hicieron merecedora de una persecución terrible por parte de la Gestapo. Estos le habían dado el nombre en clave de “Ratón Blanco”.

En 1943 el enemigo había puesto precio a su cabeza: 5 millones de francos. Cuando su red cayó en manos de los nazis, hubo de huir de Marsella y llegar a Gran Bretaña vía España. Su marido no tuvo tanta suerte y fue ejecutado por la Gestapo. Se unió al SOE (Specials Operations Executive) y volvió a Francia para servir de enlace entre la resistencia francesa y Londres. Reclutó miembros y se ocupó de la actividad de resistencia antes del desembarco de Normandía.

Sin duda, era una mujer valiente y entregada a la causa. Incluso llegó a matar a algún enemigo con sus propias manos. También es loable una ocasión en la que recorrió más de 800 kilómetros en bicicleta, en peligro constante, para entregar unos códigos clave en las comunicaciones.
Nancy Wake, una heroina de la Segunda Guerra Mundial Nancy Wake, una heroina de la Segunda Guerra Mundial Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 0:06:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Bienvenido. Ya se te echaba de menos. Y no has defraudado con tu primera entrada despues del parón.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Esto se llama entrar de nuevo con buen pie; muy atractiva la figura de Nancy Wake y muy interesante tu comentario, que contribuye a reivindicar el papel de las mujeres en los grandes y pequeños hechos
    históricos.
    Mil saludos.

    ResponderEliminar
  3. Memoria, gracias por seguir ahí y por el comentario.

    Profe, no olvides que una mujer en pie de guerra en temerosa :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.