William Harvey, alias Circulator


El tipo de la foto es William Harvey, un médico británico nacido en 1578 que fue pionero en describir cómo es la distribución de la sangre por el cuerpo, impulsada por el corazón. A pesar de hacerlo después de Servet, en su tiempo, sus teorías eran revolucionarias.

En 1628 publicó un libro de 52 páginas con un larguísimo texto en latín, aunque popularmente se conoce como Motus Cordis, lo que viene a ser, sobre el movimiento del corazón. En él exponía sus pensamientos sobre el sistema circulatorio. Su teoría no fue tomada muy en serio y, de hecho, perdió gran parte de la clientela que tenía como médico. Sus enemigos se mofaban de sus pensamientos y sus pacientes se ponían en otras manos, por precaución.

Tal es así, que se le puso el mote de “Circulator”. Pero no solo porque creyera que la sangre circulaba por el cuerpo, sino porque en latín coloquial (¿existe el latín coloquial?) esta palabra significa charlatán, y así se solían llamar a los vendedores de ungüentos.

Por lo tanto, difícilmente se podía encontrar un mote mejor para Harvey, al que el tiempo acabaría dando la razón, como otras tanta veces ha ocurrido.
William Harvey, alias Circulator William Harvey, alias Circulator Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:37:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Carlos08:58

    La de veces que ha sucedido eso: que a un visionario lo desacrediten y se mofen de él.

    Por cierto, el latín "coloquial" sí existe. Sería algo así (salvando mucho las distancias) como la diferencia que hay entre el castellano "más culto" o más cuidado que se emplea a la hora de escribir y el más despreocupado que usamos al hablar. Ya en época romana se registra esta distinción. Sin embargo, como casi todo lo que nos ha llegado es literatura, es decir, latín literario, no se tienen tantos datos del latín "vulgar" (o "coloquial", o "familiar"... le han dado muchos nombres, aunque el más extendido es el de "vulgar"). Este tipo de latín se puede encontrar en inscripciones, en cartas y en algún pasaje literario que intenta imitarlo, como la cena de Trimalción del "Satiricón". En el latín vulgar algunas palabras se usaban con otros significados, la sintaxis era más parecida a la nuestra, el sistema de declinaciones más laxo, a veces pronunciaciones distintas, etc.
    De este latín de la calle es de donde proceden las lenguas romances.

    Lo siento por el tostón de digresión. He visto la pregunta de su entrada y me he dejado llevar xDD. Las épocas de exámenes son muy malas xD.

    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Great post, i really support it

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, la obra de Harvey se llama De Motu Cordis, no Motus Cordis. :-)

    ResponderEliminar
  4. Carlos, mil gracias por la lección. Un lujo.

    Ender, gracias por la corrección.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo02:37

    Una pequeña puntualización mas sobre el latín coloquial (que sí que existe) y ademas se puede demostrar con.........el castellano. Hispania era una tierra fronteriza ( "la primera en ser invadida y la ultima en ser conquistada") y que por tanto basicamente estaba poblada por soldados, cuyo nivel cultural, todos lo sabemos, no es muy alto. Por tanto el castellano deriva de un latín coloquial. Mientras que otras lenguas mas próximas a los puntos de poder (y por ende mas cultas) como el frances y obviamente el italiano, derivan de un latín mas culto.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.