Los buenos modos ante todo

Durante la batalla de Waterloo, el coronel inglés Dan MacKinnon, un escocés nacido en 1791 y miembro de los Coldstream Guards, estaba luchando a caballo, espada en mano, cuando una bala de mosquete le atravesó la pierna e hirió al caballo, que se desplomó. En la caída, el coronel perdió su espada. Pero tuvo la suerte de caer junto a un oficial francés herido, que se hallaba también en el suelo.

MacKinnon se levantó, se acercó al francés y le dijo: “le ruego que disculpe por lo que voy a hacer, pero me veo obligado a tomar prestada su espada”. Y cogiendo la espada del francés volvió a la lucha.

Una muestra clara de que las buenas maneras no deben perderse en ningún caso, ni siquiera cuando uno está matando a un enemigo.

Fuente: Millitary's strangest campaigns and characters, de Tom Quinn
Los buenos modos ante todo Los buenos modos ante todo Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:44:00 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Evidentemente, un caballero inglés (o escocés) nunca debe perder los buenos modales, ni estando en combate. Un gentelman lo es siempre. Una buena manera de demostrarlo, sin duda.

    Me gustaría felicitar al creador del blog, por mostrar siempre curiosidades tan interesantes y apasionantes, sobre tantos temas históricos diversos. Muchas gracias por tu trabajo ^^.

    Ita

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16:48

    nesecito es una anecdota de Malos Modales

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.