El zoo de la torre de Londres

La imagen superior corresponde a la torre de Londres, cuyo nombre oficial es Palacio Real y Fortaleza de su Majestad. Es un castillo situado junto al río Támesis, en Londres, claro. Data de comienzos del siglo XI y ha sido una de las prisiones más temibles y famosas de la historia, aunque no era esta su dedicación principal.

En realidad no es una torre, sino que es un complejo de varios edificios situados dentro de dos anillos concéntricos de muros defensivos. Como buena fortaleza, ha sido asediada y ha servido como armería, tesorería, casa de la moneda, centro de ceremonias, prisión, residencia…

Pero lo más curioso es que durante el siglo XIII se instaló en la Torre una casa de fieras, es decir, un zoo. Según parece, los animales que estaban en el palacio de Enrique I en Woodstock fueron llevados allí durante el reinado de Juan I. En algunas ocasiones se abrió al público aquella colección de animales durante el reinado de Isabel I y a partir de 1804 se abrió de forma regular. En 1828 acabó este uso de la torre, trasladando a las fieras al zoológico de la ciudad.
El zoo de la torre de Londres El zoo de la torre de Londres Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:17:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. ¿Es esa torre tan chunga que está llena de cuervos? (que es una visita muy recomendable, pero los dichosos cuervos daban un mal rollo...)

    ResponderEliminar
  2. Es curioso, sirvió en un tiempo para encerrar "las fieras naturales" y también para encerrar "las fieras sociales" (esto nos demuestra lo segura que es la fortificación). La diferencia radica en que los unos no hicieron nada para entrar allí (sólo ser animales) y los otros se comportaron como verdaderos animales (salvo honrisísimas excepciones).

    ResponderEliminar
  3. Alfredo22:49

    Key, lo que da mal rollo es el entorno. Cuando fui a visitarla (la había visto en fotografías como la de esta entrada, tomadas con angular y desde posiciones estratégicas) se me cayó el alma a los pies: está en medio de la ciudad rodeada de rascacielos de acero y cemento y todo el caos circulatorio. Es como si estuviera en la plaza de Colón de Madrid.

    ResponderEliminar
  4. Cuando fui tendría 13 ó 14 años, así que mis recuerdos están un poco difusos. La parte positiva es que así casi no me acuerdo del entorno horroroso del que habla Alfredo :)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.