Sigue Curistoria

Google+

Buscar



martes, 28 de diciembre de 2010

Número equivocado

Según parece, Churchill hacía llamadas a la oficina de guerra para hablar con algún oficial de rango intermedio y así preguntarle sobre cómo iban las cosas. Pensaba que así podría conocer algunos datos y cuestiones que de otro modo no llegaría a saber. No es mala idea, opino.

A altas horas de la noche tuvo la siguiente conversación:
¿Es ahí la M05? -Preguntó Churchill.
-Sí.
-¿Cómo van las cosas por Siria?
-Creo que está marchando bien -contestó el interlocutor de Churchill.
-¿Qué pasa con el movimiento que están tratando de hacer los franceses? -Volvió a preguntar el Primer británico.
-Parece que va bien.
-¿Quién es usted?
-Cabo Jones, el recepcionista de guardia.
Sin duda, el interlocutor equivocado. Un cabo y de recepcionista, poca información podría dar a Churchill. Una cosa es un oficial de rango medio y otra un cabo atendiendo la centralita. Eso sí, si esto es tal y como he leído y contado, el cabo Jones tampoco era una persona de fiar como para dejarle enterarse de todo ya que no parecía muy discreto.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Pan y toros

La famosa expresión Pan y Circo resume de manera clara un cierto modo de hacer política en la antigua Roma, que también es aplicable en nuestros días. Con la misma validez, al menos, si no más.

A finales del siglo XVIII se hizo popular en España un panfleto que se atribuyó a Jovellanos en aquel momento pero que en realidad salió de la mano de León de Arroyal. Liberal y crítico, este hombre abogaba por la educación y el progreso científico como locomotora del país, en contra de las viejas costumbres. Aquel panfleto se titulaba así: Pan y toros. Es claro el guiño a la expresión romana y tienen ambas frases el mismo poso final, lo que en la cabecera del panfleto era una crítica directa al sistema.

También hay una zarzuela con este nombre de Pan y toros, pero me quedo sin duda con la versión “españolizada” del clásico latino. En cualquier caso, lo triste es que también podemos aplicar esta frase en nuestros días y bien podemos decir: “Pan y tele”. Aunque cada vez hay menos pan y nuestros políticos no se preocupen demasiado por ello.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Feliz Navidad


Voy a aprovechar esta entrada para varias cosas. La primera de todas, para felicitarles la Navidad y desearles lo mejor para el 2011.

Sería momento de hacer recapitulación y echar la vista a atrás, pero para no aburrirles me limitaré a darles a todos las gracias por seguir y leer el blog. Y, por supuesto, especialmente a los más fieles y a los que comentan, gracias dobles. Ya somos más de 10.300 suscriptores RSS y este año hemos mejorado los número de los anteriores en todos los sentidos.

Me gustaría recordarles que desde no hace mucho existe una "fan page" de Curistoria en Facebook, estaría bien que pincharan en el "me gusta".

Y por último, aprovechando que esta entrada se sale de lo habitual, que hoy es mi cumpleaños y que aún hay tiempo para comprarme algún regalo (por Navidad, por mi cumpleaños, porque sí...), les dejo mi wishlist o lista de deseos de Fnac en Facebook. Además, publicar esto es requisito necesario para que este blog entre en un concurso de www.fnac.es. Algunas cosillas en mi wishlist:

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Volar y disparar

Anthoby FokkerLos aviones comenzaron a utilizarse de forma general en el combate durante la Primera Guerra Mundial, y uno de los problemas que surgieron era cómo disparar en la dirección de movimiento del avión, es decir, hacia adelante, sobre el morro, que parece lo más lógico y adecuado. En el mismo morro del avión había una enorme hélice que impedía los disparos. Colocar la ametralladora en otro lugar evitaría que el piloto pudiera apuntar. La mejor forma de dirigir el tiro era usar todo el avión para apuntar al objetivo. El problema era que al disparar muy rápido, muchas balas pasaban sin tocar la hélice, pero otras chocaban con ella y la hacían pedazos.

Rolland Garros intento solucionar el problema recubriendo las hélices con acero. Esto evitaba que la hélice se rompiera al recibir un impacto aunque después de un tiempo se dañaba. El gran peligro estaba para el piloto que corría el riesgo de verse alcanzado por alguna esquirla de las balas que tocaban o rozaban la hélice.

Otra solución provino del alemán Fokker que diseñó un sistema que sincronizaba los disparos con el giro de la hélice de tal modo que las balas nunca chocaban contra las palas. Las balas únicamente eran disparadas cuando había un espacio libre frente al cañón, es decir, cuando el giro lo permitía. Como decía, las balas se lanzaban mucho más rápido que el giro de la hélice y esto permitía disparar casi de forma continúa. Como vemos, no fue sencillo volar y disparar.

Fuente: Military's strangest capaigns and characters, de Tom Quinn

martes, 21 de diciembre de 2010

Un soldado en bañador

Derrick Leverton fue un soldado inglés, con rango de mayor, que luchó en la Segunda Guerra Mundial en la batalla por la toma de Sicilia, entre otras campañas. Era un tipo con un humor excelente y que parecía tomarse todas las cuestiones por malas que fueran con cierta filosofía. Quizás que su negocio como civil fuera una funeraria le ayudó a relativizar todo. Por cierto, su hermano, que no pudo ser soldado y combatir, contribuyó a la guerra transportando el cuerpo de “el hombre que nunca existió”, es decir, el muerto que en la operación Mincemeat sirvió de engaño para los alemanes. Otro día les contaré esta historia, una de mis favoritas de la Segunda Guerra Mundial, ahora volvamos a Sicilia.

Como decía, Leverton se tomaba las cosas con tranquilidad. Por ejemplo, en su transporte hasta Sicilia para la invasión del contiente, en medio de un temporal brutal que amenazaba toda la operación, no tuvo reparos en echarse a dormir. Debía ser el único hombre en toda la operación durmiendo. Más tarde, cuando les estaban bombardeando ya en terreno italiano, se sentó tranquilamente a tomarse un té, del que por cierto habló muy bien, mientras las bombas caían sobre su posición.

Y por fin llegó el momento de trabajar, cuando le tocó comenzar a colaborar activamente en el combate. Montar y organizar los cañones era sofocante y su uniforme no le pareció la mejor opción. Según sus propias palabras: “me diseñé un uniforme de invasión que consistía en una camisa delgada, mi bañador azul Jantzen, un par de zapatillas de gimnasia azules y un casco. Un atuendo excelente y muy recomendable”.

Imagínense la escena, un tipo en bañador, zapatillas y camisa, pero con casco, dando órdenes y trabajando en mitad de la invasión. Todo un personaje, este Leverton.

Fuente: El hombre que nunca existió, de Ben Macintyre

lunes, 20 de diciembre de 2010

Cómo estropear el incógnito

En la recopilación de anécdotas sobre política que hizo Luis Carandell hay una que bien puede ser puesta en una película cómica; pero de estas totalmente absurdas como el Top-Secret de Val Kilmer o algo similar.

La cuestión es que un tal Ángel Ossorio y Gallardo, siendo gobernador de Barcelona en 1909 se enfrentó a una situación delicada. Tiempos revueltos aquellos, no hay que olvidar que 1909 fue el año de la famosa semana trágica y nuestro gobernador temía que en pleno carnaval los extremistas aprovecharan los disfraces para cometer maldades.

El gobernador ordenó a algunos policías que se disfrazaran también de modo carnavalesco y se mezclaran con la gente para poder controlar y perseguir a aquellos dispuestos a llevar a cabo delitos. No parecía una idea mala del todo, pero cuando salió a la calle el Sr. Ossorio el resultado no era el deseado. Los policías, disfrazados, de incógnito y ocultos entre la gente, se cuadraban y saludaban militarmente al verlo pasar.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Los impresionantes número de Dumas

Alejandro Dumas, el creador de Los Tres Mosqueteros, fue más que un gran escritor, fue un trabajador incansable con una capacidad de creación magistral. Admirado por el público y detestado por la crítica, parece claro que tuvo colaboradores en su labor literaria pero aún así los datos que voy a darles a continuación son impresionantes.

Entre 1822 y 1870 Dumas escribió, o firmó, como prefieran, 646 obras. Un tipo llamado Réginald Hamel junto con un tal Pierrette Méthé analizaron toda esta obra y concluyeron que contenía nada más y nada menos que 4.056 personajes principales y 8.872 personajes secundarios. A esto, súmenle ustedes la nada despreciable cantidad de 24.339 figurantes. Todo esto junto alcanzan las 37.267 personas en sus páginas.

Me he tomado la molestia de comparar este dato con la población de las localidades españolas y únicamente 243 tendrían más habitantes, dejando casi otras 8.000 por detrás. Teruel, Don Benito, El Vendrell, Galapagar o Aranda de Duero podrían juntar a todos sus habitantes y aún no tendrían suficiente para representar las obras completas de Dumas.

jueves, 16 de diciembre de 2010

El Gabinete Relámpago del conde de Clonard

conde de ClonardDon Serafín María de Sutton (a veces españolizado como de Sotto) y Abbach Langton Casaviella, tercer conde de Clonard y quinto marqués de la Granada es nuestro protagonista de hoy. Nombre largo, muy largo. Quédense con este dato porque esto va de "largo y corto", como diría Coco, el monstruo.

Nacido en 1793 en Barcelona, fue un destacado político y militar español que además de los títulos nobiliarios que he mencionado, logró durante su vida un buen número de distinciones y medallas. Un tipo interesante y que bien merece ser conocido en profundidad ya que a todo esto hay que añadir que fue Director de Contraespionaje e Inteligencia de España. Ahí es nada, preparado y muy bien relacionado. Y a pesar de todo, en la cumbre política no duró nada.

Y no lo digo por decir, lo digo literalmente. Siendo miembro del Partido Moderado, sustituyó a Narváez en octubre de 1849 como Presidente del Consejo de Ministros. Otro día les contaré alguna cosilla sobre la salida de Narváez, en la que hubo una monja y mártir de lo más curioso. Volviendo al de Clonard, su gobierno es conocido como el Gabinete Relámpago ya que no fue capaz de seleccionar a sus nuevos ministros y la situación se tornó caótica. No hubo mucho margen de maniobra y dos días después se había puesto fin a su mandato. Volvió Narváez a estar al mando, de la mano de la Reina, que era la misma mano que lo había echado.

Dos días como presidente, y que luego digan algunos que en política cuatro años son poco, son una eternidad si los comparamos con este mandato.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Regalos, regalos y regalos

Para celebrar la Navidad, en Ediciones Evohé nos hemos propuesto tirar la casa por la ventana y regalar libros. Tenemos varios packs u ofertas para que cada cual busque lo que mejor le vaya y siempre se lleve por la cara algún libro. Por ejemplo:

Una buena oportunidad para comprar buenos libros a buen precio, bien para uno mismo o bien para regalar en estas fechas a cualquiera. ¿Algo mejor que regalar un libro en Navidad? No sé a ustedes, pero a mi me encanta que me regalen libros y cuando veo en mi biblioteca un libro que me han regalado, siempre recuerdo al amigo, familiar o conocido (hasta desconocido en algunos casos) que me lo regalo. En Ediciones Evohé esperamos que estos regalos os recuerden que trabajamos para lectores como vosotros.

martes, 14 de diciembre de 2010

El Derringer

Derringer es el nombre de unas pistolas tremendamente pequeñas, de bolsillo, por decirlo de algún modo, que se popularizaron en el siglo XIX. El diseño original era el modelo Philadelphia, aunque con el tiempo aparecieron un buen número de copias.

Estos pequeños instrumentos tenían una enorme ventaja: su tamaño. Pero a cambio, no había posibilidad de error, ya que únicamente se disponía de un disparo. Los Derringer están considerados como el arma de su estilo más pequeña del mundo. El mito los sitúa como la solución más rápida para una pelea en un casino cuando la disputa por una mala mano de póker va más allá. Eran fáciles de ocultar y a distancias tan cortas como un par de metros podían ser mortales.

Tan mortales se mostraron que Abraham Lincoln fue asesinado por John Wikes Booth con un Derringer.

lunes, 13 de diciembre de 2010

El Gigante de Extremadura

Agustín Luengo GarcíaEscuchaba hace unas semanas a Nieves Concostrina en el espacio que tiene los fines de semana en RNE hablar sobre este gigante extremeño y mentalmente apunté que debía hacerme eco en el blog. Allá vamos.

El Museo Nacional de Antropología de Madrid tiene su origen en el siglo XIX como un centro privado para el estudio de anatomía creado por el médico Dr. Pedro González de Velasco. Y es precisamente este tipo y su afición por el estudio de la anatomía humana lo que lo llevó a ciertos hechos curiosos. Su origen fue humilde y trabajó de criado mientras estudiaba, pero ejerciendo la medicina su prestigio era significativo.

Tuvo la mala suerte de perder a una hija cuando esta tenía tan solo 15 años y hubo rumores de todo tipo sobre el doctor, diciendo que la tenía embalsamada y que incluso la sacaba de paseo en calesa. Malas lenguas, según parece.

El conocido como Gigante de Extremadura, cuya osamenta está en el museo, también es fruto de la afición de González de Velasco por la anotomía. Este gigante era un hombre extremeño de nombre Agustín Luengo Capilla que nació en 1849 y cuya altura eran 2,35 metros. Extraña en estos tiempos pero inédita a mediados del siglo XIX. Velasco conoció a este gigante antes de que muriera, lo que ocurrió cuando tenía 26 años. El doctor le compró al vivo su cadáver por 3.000 pesetas de entonces. Es decir, hubo un acuerdo para que el cuerpo fuera estudiado después de la muerte del hombre. Al parecer, de esas 3.000 pesetas, la mitad fue recibida en vida por el propio gigante a razón de 2,50 pesetas diarias hasta la fecha de la muerte. Las otras 1.500 pesetas se pagaron a los herederos del Sr. Luengo.

Y así, gracias a esas 3.000 pesetas, aún hoy podemos contemplar el enorme esqueleto de aquel hombre en el museo.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Anécdotas matemáticas, hoy: Srinivasa Ramanujan

Srinivasa RamanujanSrinivasa Ramanujan, del que oí hablar por primera vez en boca de mi amigo Miguel Álvarez, una vez más, enciclopédico en sus conocimientos, era un matemático nacido en 1887 en India. Este hombre tenía unas cualidades innatas para las matemáticas que van más allá, casi, de la comprensión humana. Cuando era muy joven ya sus conocimientos eran sorprendentes, pero su capacidad de deducción y análisis eran milagrosos.

En una ocasión, uno de sus colegas en Cambridge estaba entretenido intentado resolver un problema matemático que había visto en una publicación. Después de unos minutos de análisis dio con la solución, que eran un par de números. Le dijo entonces a Ramanujan, que estaba en aquel momento cocinando: “tengo un problema para ti…” La respuesta, entre fogones, de Ramanujan fue una fórmula general para obtener infinitos pares de números, todos ellos, solución al problema propuesto. Eso es ir un paso más allá al momento.

En otra ocasión, estando ingresado en un hospital, Ramanujan recibió la visita de su amigo y mentor, Godfrey Harold Hardy. Este había llegado allí en el taxi número 1.729 y se lo comentó al indio: “un número más bien insípido”. Al momento, Ramanujan le contestó: “No, es un número muy interesante. Es el número más pequeño expresable como suma de dos cubos de dos maneras diferentes.
1.729 = 1^3 + 12^3 = 9^3 + 10^3
Hardy le preguntó si sabía la solución al mismo problema para la cuarta potencia. Ramanujan pensó un momento y le dijo que el primero de tales números debía ser muy grande y que no había un método sencillo de encontrarlo.

A partir de esta charla, los números con esta capacidad son conocidos como números taxicab. Es decir, “el n-ésimo número taxicab es el número natural más pequeño que puede ser expresado de n formas distintas como suma de dos cubos positivos”. Los números taxicab conocidos son:
Ta(1) = 2 = 1^3 + 1^3
Ta(2) = 1.729 = 1^3 + 12^3 = 9^3 + 10^3
Ta(3) = 87.539.319 = 167^3 + 436^3 = 228^3 + 423^3 = 255^3 + 414^3
Ta(4) = 6.963.472.309.248
Ta(5) = 48.988.659.276.962.496
El sexto taxicab aún no se conoce.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Muñoz Seca, humor hasta el último momento

Pedro Muñoz Seca; las cosas claras.He leído en los últimos días, en un par de comidas en solitario, la obra de teatro de D. Pedro Muñoz Seca titulada “La venganza de Don Mendo”. Posiblemente su obra más famosa, y famosa en parte gracias a la interpretación de Fernando Fernán Gómez en la pantalla. No puedo hacer otra cosa que recomendarles leer la obra: divertida, genial, curiosa y sorprendente. Y como homenaje, les contaré un par de detalles sobre Muñoz Seca que he podido leer en ABC. Por otro lado, no es la primera vez que pasa por Curistoria. Ya hablé de él para explicar su visión de la vida y el éxito y para contar su lista de los cinco mejores literatos españoles.

Contaba el ABC que cada día Muñoz Seca desayunaba un café con tostada mientras leía el periódico ABC que había comprado. Esta rutina era llevada a cabo en el Café de Levante y al salir, la rutina continuaba y le daba a la mujer que pedía limosna en la puerta la tostada y el ABC para que la mujer lo revendiera y así sacase algo. Al morir esta mujer, aparecieron otras dos en la puerta del local diciendo al literato que la fallecida en herencia le había dejado a una el derecho a tostada y a la otra el ABC.

Muñoz Seca fue detenido en Barcelona al estallar la Guerra Civil y llevado a Madrid donde estuvo preso. Finalmente fue conducido como tantos otros hasta Paracuellos del Jarama para ser asesinado. Cuando estaba preso, según parece, les dijo a sus captores: “Podréis quitarme la cartera, podréis quitarme las monedas que llevo encima, podréis quitarme el reloj de mi muñeca y las llaves que llevo en el bolsillo, podéis quitarme hasta la vida; sólo hay una cosa que no podréis quitarme, por mucho empeño que pongáis: el miedo que tengo.

Sirva esta Curistoria de homenaje a tan gran hombre y de recomendación para que se acerquen a su obra.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

La isla Ellis

La isla Ellis
La isla Ellis, situada en la bahía de Nueva York, es muy conocida y actualmente es uno de los principales puntos de interés turístico de la ciudad. Durante años, fue un punto de entrada vital para los inmigrantes que llegaban a los Estados Unidos. Fue el centro de inspección y control de inmigración más ocupado y con mayor tráfico durante los años en los que el sueño americano atrajo a millones de personas al norte de América.

El primer inmigrante, la primera realmente, que pasó por allí fue Annie Moore, una jovencita irlandesa de 15 años. Era el 1 de enero de 1892 y junto con sus dos hermanos llegaba a los EEUU para reunirse con sus padres, que llevaban dos años en Nueva York. La última persona que pasó por la isla Ellis como centro de control de inmigración fue un marino noruego llamado Arne Peterssen. Era 1954. La isla es hoy un homenaje de un país de inmigrantes a la isla que vio llegar a muchos de ellos.

Algunos inmigrantes que pasaron por la isla Ellis son muy famosos: Asimov, Frank Capra, Xavier Cugat, Max Factor, Cary Grant o Lucky Luciano, por citar algunos.

Actualmente forma parte del Monumento de la Estatua de la Libertad. Ciertamente debía ser emocionante ver aparecer la enorme estatua en el horizonte, poco a poco, después de las penurias de un largo viaje en barco y con la esperanza de una nueva vida. Nueva York esperaba a los recién llegados.

Sirva de excusa esta historia sobre Nueva York para hablar de un libro sobre esta ciudad: Nueva York, cuyo autor es Edward Rutherfurd (el enlace contiene una interesante colección de fotografías históricas de NY). Una novela sobre la ciudad, sobre sus 400 años de historia, que en realidad es la historia de muchas personas y de muchos escenarios. Algunos de aquellas personas pasaron por la isla Ellis.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Cuatro bodas y más años viudo que casado

Felipe IIReza el dicho que aquel que es afortunado en el juego paga dicha suerte en lo relacionado con los amores. Bien podríamos aplicar tal frase a la suerte en amores de Felipe II, que si bien no era afortunado en el juego, o sí, lo desconozco, eran sin duda un hombre poderoso. Pero si se casó cuatro veces, podrían decirme, cómo es posible que se considere mala suerte lo suyo en amores. Pues sencillamente, replicaría yo en tal caso, porque en su vida estuvo más tiempo viudo que casado.

Como decía, cuatro veces se casó, unas veces por cariño y otras por la imperiosa necesidad de buscar descendencia. María de Portugal (1543), María Tudor (1554), Isabel de Valois (1559) y Ana de Austria (1570) fueron sus esposas. El último matrimonio duraría diez años y dejó al rey español ya viudo hasta su muerte. Sumando todos los años que estuvo casado con sus cuatro mujeres Felipe II mantuvo ese estado civil durante 24 años. Pero estos se quedan cortos si se los compara con los 31 años que estuvo viudo.

Un hombre sin suerte en el amor, seguramente; cuatro matrimonios y más tiempo viudo que casado.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Órdenes del emperador de Etiopía

En 1936, Haile Selassie I, emperador de Etiopía, hizo gala de su visión del mundo “moderno”. En su lucha contra Italia en aquel año, emitió esta orden a su pueblo. Textualmente:

Todo el mundo será inmediatamente movilizado y todos los chicos suficientemente mayores como para cargar con una lanza serán enviados a Addis Abeba. Los hombres casados llevarán a sus esposas para que carguen con comida y para cocinar. Los hombres sin esposa se llevarán consigo a una mujer sin marido. Las mujeres con niños pequeños no es necesario que vayan. Los ciegos, aquellos que no puedan caminar, o por cualquier razón no puedan cargar con una lanza, están exentos. Cualquiera que sea encontrado en su casa después de recibir esta orden será ahorcado.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

El rey de España sigue siendo el rey Católico


No sería extraño que los Reyes Católicos se hubieran proclamados a sí mismos como tales, ya que los reyes tenían poder para eso y para más. Pero en este caso, fue el máximo representante del catolicismo el que les otorgó tal distinción.

El papa Alejandro VI, de origen valenciano, el famoso papa Borgia, les concedió el título de Reyes Católicos a Isabel y Fernando el 19 de diciembre de 1496 a través de la bula Si convenit. Ciertamente, a la vista de la Iglesia, los reyes habían hecho méritos para merecer tal distinción: habían arrebatado Granada a los musulmanes, poniendo fin a la Reconquista; habían expulsado de sus territorios a los judíos que no se hicieron católicos; eran practicantes y virtuosos (valoración subjetiva del papa)…

Y lo más curioso de todo esto es que después de casi 515 años este título sigue estando vigente en la corona española, es decir, Juan Carlos I sigue siendo el rey Católico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...