Los retratos naturales de Giuseppe Arcimboldi


Uno de los artistas más originales y más sorprendentes, al menos para este que escribe, del siglo XVI es Giuseppe Arcimboldi, también llamado a veces Arcimboldo. Milanés nacido en 1527, se le agrupa dentro de manierismo característico de aquella época.

En un alarde maravilloso de fantasía, originalidad y talento, comienza en torno a 1562 a hacer retratos de personas usando frutas, hortalizas, peces y otros objetos naturales y típicos de las naturalezas muertas para componer las caras.

En estos retratos todo son objetos reales, perfectamente detallados e identificables, incluso los tipos de peces, pero la composición presenta una cara a la vista. Personalmente, aunque toda esta serie de obras me parece fantástica, me llaman mucho la atención el Vertumno (1591), que encabeza la entrada, y El Agua (1566), que cierra este escrito. Por cierto, Arcimboldi realizó muchas de estas obras, junto con libros y recopilación de colecciones, para Rodolfo II durante la época en que el artista estuvo en Praga.

Los retratos naturales de Giuseppe Arcimboldi Los retratos naturales de Giuseppe Arcimboldi Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:04:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Curioso e interesante articulo sobre el manierista Arcimboldo, artista que siempre atrae la atención de todos. Me parece muy interesante y variado tu espacio, el cual acabo de conocer y me hago seguidor y procuraré visitar con frecuencia. Un cordial saludo desde ArteTorreherbertos.

    ResponderEliminar
  2. Paco, bienvenido y celebro que te guste Curistoria. No dejes de seguir con nosotros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pretty Green15:19

    Me encanta tu entrada sobre Arcimboldo y su pintura patrocinado por Rodolfo II, para mi uno de los personajes más fascinantes y raros de la historia ...

    El emperador prefirió ceder el reino y dedicarse a las ciencias y pseudociencias, convirtiendo Praga en uno de los centros alquímicos hospedando a todos los alquimistas de Europa en la Academia Alquimista y creando un laboratorio, y en su biblioteca contaba con el mítico Manuscrito Voynich.

    Vivía en el Castillo de Praga donde creó un jardín botánico que producía la misteriosa mandrágora, para magia negra y blanca, y el árbol del gingko relacionado con el elixir de la eterna juventud ya que era un árbol de longevidad asombrosa y les podía dar la clave de la inmortalidad humana, además de sus hojas se obtenían extractos beneficiosos para la senilidad.

    Rodolfo para ir de un recinto a otro de los Jardines Reales se desplazaba por pasadizos cubiertos, por puentes de madera tapados, con el fin de no ser visto.

    ResponderEliminar
  4. Grecias Pretty por el comentario y por esos datos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pretty Green20:43

    Gracias a ti Manuel que siempre contestas todos los comentarios incluso los posts atrasados a pesar de lo famoso que eres y lo ocupado que sabemos que estás, ja ja

    Y gracias por no decirme "que me haga un blog" con los rollos que escribo ja ja

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tal y como yo lo veo, cuando son decenas de miles los lectores y decenas, a secas, los que comentan, esto último es de agradecer.

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.