Las mujeres de las SS nazis

Las terribles y temibles SS nazis eran la élite del partido y el aparato de Hitler. Tal es así, que su selección, especialmente en los primeros años, era muy estricta. Y no únicamente su selección, sino que al ser considerados como portadores de un material genético de altísimo valor, sus relaciones y descendencia estaban controlados.

Un SS no podía casarse sin la autorización de sus mandos o autoridades. La novia debía demostrar su procedencia aria siendo necesaria una limpieza de su árbol genealógico hasta el año 1800. Más de 130 años sin mácula, y esto únicamente para casarse con un simple soldado o con un suboficial.

Si una buena mujer, muy aria, eso sí, quería desposarse con un oficial, debía exponer una limpieza de su ascendencia hasta el año 1750. Las pruebas presentadas por las féminas eran examinadas en detalle por la dirección central de las SS. Además, por si esto fuera poco, la mujer debía pasar por una serie de pruebas médicas y físicas.

Por supuesto, una vez concedida la gracia y desposada, la mujer debía formarse y recibía cursos y demás con el objetivo de hacer de ella una mujer diga de su marido. Todo esto con el único objetivo de que los genes arios no fueran mezclados con mujeres indignas de tal virtud y se acabaran estropeando. Amigos, una de las muchas atrocidades y absurdos a los que llegó el régimen nazi.
Las mujeres de las SS nazis Las mujeres de las SS nazis Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:13:00 Rating: 5

14 comentarios:

  1. De verdad es espeluznante hasta qué punto llegó el asco hacia los judíos.
    Por otro lado tengo entendido que Himmler y otros cuantos incluso hicieron expediciones en busca de la legendaria Atlántida, pues estaban seguros de que la raza aria provenía de allí. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Ya de esta gente me lo creo todo xD Pero bueno este caso no es muy alocado, teniendo en cuenta su idiosincrasia lunática es coherente y todo, algo que otras dictaduras no han sido capaces de conseguir.

    ResponderEliminar
  3. Y pensar que hablamos, como quien dice, de anteayer...parece mentira que pudiera (o lo que es peor, que pueda todavía) haber mentes tan retorcidas en pleno siglo XX...una raza pura o impura...increíble!

    ResponderEliminar
  4. interesante curistoria a la vez que espeluznante, por cierto quisiera que dedicaras un post a la bestia bella Irma Grese, seguro da para un par de curistorias, saludos

    ResponderEliminar
  5. Hay algo todavía más demencial que puede añadirse a esta entrada respecto a las barbaridades exigidas por las SS en lo referido a la "pureza de la raza aria".

    Creo que fue en el año 1943 cuando Heinrich Himmler, Reichführer de las SS (comandante supremo), ordenó algo tan absurdo como que "cada soldado de las SS debía engendrar un hijo antes de partir para el frente". Así, como suena. Los soldados solteros disponían de mujeres "voluntarias", prostitutas pagadas por el Estado y cuidadosamente escogidas por su pureza racial, con las cuales debían acostarse en "burdeles" especiales con todo lujo de comodidades, y dejarlas embarazadas antes de marchar al combate (sobre todo en el frente del Este) para "perpetuar de este modo la limpieza de sangre y sembrar la semilla de una nueva Alemania".

    Tras la derrota del Reich, miles de esos "niños puros", auténticos "hijos de la guerra", huérfanos sin recursos ni manutención, vagaban por las calles de las ciudades alemanas gracias a la "genialidad" de un genocida alucinado que prefirió suicidarse antes que responder de sus muchos crímenes...

    ResponderEliminar
  6. Esta historia es trágica porque fue la politica de un Estado, de un gobierno electo democraticamente, por cierto.

    Sin embargo, en muchas partes del mundo existe la selección de pareja en base a la religión, a la riqueza o a la raza. Caso notorio es la elección de la esposa del Emperador de Japón.

    Con los nazis fue significativo que se hiciera politica de Estado en el Siglo XX, pero la limpieza de sangre de aquella España imperial que perseguia judios no era muy diferente.

    Tampoco es algo que esté en el pasado, el gran problema que los gringos WASP ((White, anglo-saxon. & protestant, blancos, anglosajones y protestantes)) con su actual presidente no se entiende sin el racismo.

    Incluso actualmente entre los judios en Israel, no es lo mismo ser judio blanco y de cultura europea que ser judio negro de cultura africana.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por los comentarios.

    Hluot, siguen los problemas, sin duda. ¡Con lo bonito que es mezclar!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo15:56

    En todas partes se cuecen habas. y desde tiempo inmemorial distintas razas y civilizaciones en defensa de "su preciada sangre" no han permitido con buenos ojos la inclusión de "los otros", llámense gitanos, judios, etc. Por favor no veo porque deberíamos rasgarnos las vestiduras por ésto.Independientemente de lo malos que pudieran ser los nazis.

    ResponderEliminar
  9. Sólo es un dato más, un grano de arena a añadir a la montaña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Jorge03:48

    La historia puede repetirse, en Alemania ya se están mostrando signos de ello.
    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/10/101016_angela_merkel_muticulturalismo_falla_alemania_med.shtml

    ResponderEliminar
  11. Anónimo02:15

    Una batallita: Cuando tenía 14 o 15 años, yendo en el autobús, una señora mayor alta, con los ojos azules y canosa empezó a hablar conmigo, y ya ni recuerdo lo que me dijo. Y a los dos o tres días, al ir por la calle con mi madre, la vimos, y le dije a mi madre que habíamos hablado con ella en el autobús. Mi madre me dijo que se llamaba Fulanita de Tal (como para recordar el nombre después de tantos años), y que había sido de las mujeres que Hitler encerraba en casas únicamente para procrear. Recuerdo lo que me impactó y horrorizó aquello...

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Vidia por compartir ese historia con nosotros :)

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.