Barbados contra Granada, un partido de fútbol curioso



Hoy, comiendo con mi buen amigo Miguel Álvarez, me ha comentado, entre otras mil cosas (este tipo es un saco de conocimientos sin fondo), una situación que ocurrió durante un partido de fútbol en 1994. Era la primera edición de la Copa del Caribe y un partido entre Barbados y Granada se convirtió en algo surrealista.

Antes del enfrentamiento, Granada mantenía un gol de diferencia con respecto a Barbados en la clasificación, lo que suponía la obligación para estos de ganar al menos por dos goles de ventaja si querían pasar a la fase final. El campeonato tenía dos reglas curiosas y que serían las responsables del entuerto. Todos los partidos tenían que finalizar con un ganador, es decir, no había lugar a empates. Si los 90 minutos reglamentarios acaban en empate se jugaba una prórroga con lo que se denomina el “gol de oro”, es decir, el primero que marcaba ganaba el partido, no se juegaba más. Y, además, los organizadores decretaron que el "gol de oro" valía doble. Es decir, si se llegaba a la prórroga con empate a 1, el equipo que marcara primero se apuntaría el partido con un 3 a 1, lo que tenía importantes repercusiones en la clasificación.

Dicho todo esto, volvamos al partido de Barbados y Granada. Recuerden, Granada lideraba la clasificación gracias a un gol a favor. En el minuto 83 del partido, cuando Barbados ganaba por 2-0, Granada marcó. 2-1 por lo tanto en el marcador. El final del partido se acercaba y Barbados, al ver que no era capaz de marcar un gol y que ganar por un gol no les clasificaba, se marcaron un gol en su portería (pueden ver este gol en el vídeo). Así, el partido acaba en empate e irían a la prórroga, donde dispondrían de más tiempo para marcar y si lo hacían, al valer doble ese “gol de oro”, se clasificaban.

Los granadinos hicieron también sus cálculos y vieron que el camino más corto era marcar también en su propia puerta. Así, perdían solo por un tanto y se pasaban de fase. Pero Barbados también se dio cuenta de esto y se puso a defender en las dos porterías. Un gol en cualquiera de ellas les eliminaba, bien al perder el partido, o bien al ganarlo sólo por un tanto. Así se llegó a la situación surrealista en la que un equipo defiende las dos porterías y el otro trata de marcar en su propia portería. No debieron defender mal ya que se llegó al final de tiempo reglamentario con aquel 2-2.

En la prórroga, Barbados marcó y gracias al valor doble del “gol de oro” se apuntó el partido con un 4-2, que cambiaba la clasificación y así pasó a la siguiente fase. Como decía, surrealista.

Gracias a Miguel de nuevo por contarme la historia. Esta, y muchas más. Por cierto, si les gusta el deporte rey desde un punto de vista diferente, no dejen de visitar Balogpie.
Barbados contra Granada, un partido de fútbol curioso Barbados contra Granada, un partido de fútbol curioso Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:00:00 Rating: 5

11 comentarios:

  1. Increible, simplemente increible.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno! He tenido que repasarlo hata enterarme de la aritmética de la cosa, debió ser divertido ver a los entrenadores haciendo los cálculos en caliente. Miguel es un crack, qué fondo documental tiene el tío en la cabeza.

    ResponderEliminar
  3. El fútbol, siempre ha sido un ejemplo de fair-play. Jugadores simulando agresiones, goles con la mano, engaños al árbitro. Este es un ejemplo más de ese modélico ejemplo que siempre ha dado el deporte rey a nuestros jóvenes.

    ResponderEliminar
  4. En baloncesto ocurrió en un partido del Real Madrid en Yugoslavia. El Madrid se metió una canasta en la suya, por orden del genio Pedro Ferrándiz, para perder el partido por dos y no llegar a la prórroga y perder por más en el infierno yugoslavo.
    Desde aquel momento se prohibió.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hluot, el que hizo la regla hizo la trampa.

    Joaquín, estoy de acuerdo con lo de Miguel, es una bibilioteca con pelo :)

    Trecce, todo eso también forma parte del juego.

    Javier, gracias por el dato, un caso más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Mi nombre es Sombra23:00

    Un pequeño detalle sin excesiva importancia: la de 1994 no fue la primera edición de la Copa del Caribe.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Copa_del_Caribe


    Por lo demás, parece que esta magnífica historia es cierta (lo que me he podido reir leyendola):

    http://www.snopes.com/sports/soccer/barbados.asp

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Sombra, por el dato :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. quisiera ver todo el partido.. muy buena anécdota!!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo21:36

    Afirmas en el artículo que los goles en propia en prórroga no valían doble... pero ni el video lo dice ni tiene demasiado sentido.

    Digo yo que también valdrán doble, no van a discutir si es en propia o no.

    Lo de que en la prórroga estaban defendiendo en las dos porterías no os chirría?

    De donde lo sacas?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo14:30

    El caso es muy curioso y no menos diferente de cuando a dos equipos les conviene el empate y no pasan del centro del campo.

    Vitike, aunque forme parte del juego, creo que habría que erradicar esas sucias prácticas de engañar al árbitro.
    Por ejemplo, sancionandolas con tarjeta roja directa.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo14:30

    El caso es muy curioso y no menos diferente de cuando a dos equipos les conviene el empate y no pasan del centro del campo.

    Vitike, aunque forme parte del juego, creo que habría que erradicar esas sucias prácticas de engañar al árbitro. Por ejemplo, sancionandolas con tarjeta roja directa.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.