Sigue Curistoria

Google+

Buscar



domingo, 25 de julio de 2010

Si Patton hubiera estado allí

Hace unos días leía cómo en la batalla de Chancellorsville, durante la Guerra Civil Estadounidense, llegó un momento en el que el Joe Hooker, mando del unionista Ejército del Potomac, se quedó en blanco. Estaba en ese estado mental en el porche de la Chancellor House, con la batalla en marcha, cuando una bala de cañón alcanzó una columna de aquel porche, derribándola. Al caer golpeó a Hooker en la cabeza y este perdió el conocimiento. Sus oficiales, que habían visto la falta de ideas por parte de su superior, en lugar de aprovechar para tomar el mando y actuar, se quedaron esperando a que volviera en sí. Cosa que podría llevar segundos, minutos u horas, nadie sabía.

Les cuento todo esto porque el autor del texto que estaba yo leyendo, William R. Forstchen, hacia un comentario sobre Patton, el famoso general de la Segunda Guerra Mundial. Decía que si hubiera sido Patton el que se ve con su mando, Eisenhower o Bradley, por ejemplo, en el suelo, no habrían pasado más que unos segundos antes de que hiciera suyo el mando y comenzara a hacer las cosas a su modo. Es más, apuntillaba medio en broma que Patton hubiera dado un puntapié a su jefe en la cabeza para asegurarse de que no iba a volver en sí para incordiarle.

Estoy de acuerdo con Forstchen en su comentario sobre Patton y es que en no pocas ocasiones el general dejó muestra clara de su forma de hacer las cosas y de afrontar la guerra. Es famosa la frase con la que alentó una vez a sus tropas recordándoles que nunca nadie ha ganado jamás una guerra dando la vida por su país. El general Pattón aseguró que las guerras se ganan haciendo que otros den la vida por su propio país. Les podría escribir la frase exacta, tal y como la dijo, pero está cargada de palabrotas y prefiero ahorrársela.

Otra historia muy famosa con respecto a Patton y su trato con los soldados es la que narra su visita a un hospital durante la campaña en Italia. Se encontraba nuestro general, como decía, de visita en un centro médico, animando e interesándose por los soldados que allí estaban cuando humilló y hasta golpeó a un par de soldados americanos que se recuperaban allí. ¿Cuál era el problema? Estaban en el hospital por estrés y fatiga de combate pero ninguno había sido herido físicamente. Parece que uno de ellos tenía disentería. En cualquier caso, Patton les reprochó su cobardía y pidió que los sacaran de allí ya que no merecían estar al lado de soldados heridos en combate. Una muestra más del concepto de honor, guerra y deber que tenía el general de EEUU en su cabeza. El escándalo del hospital y el haber humillado a aquellos soldados le costó a Patton una dura reprimenda. En realidad fue más bien la gota que colmó el vaso.

Después de estos detallitos que acabo de narrarles sobre Patton, creo que podemos hacernos una idea sobre cómo hubiera actuado de haberse encontrado aquel día de 1863 en la reunión que Joe Hooker mantenía en el porche de aquella casa con sus oficiales.

12 comentarios :

"El escándalo del hospital y el haber humillado a aquellos soldados le costó a Patton una dura reprimenda"

En realidad le costó más que una reprimenda: fue apartado del mando (adios a la campaña de Italia) y de participar en el desembarco de Normandia, aunque aquí su no participación la usaron los aliados como señuelo para hacer creer que el desembarco en Normandia era una finta y que la verdadera invasión iba a ser en Calais (más al este) comandada por Patton. Al parecer el enagño resultó por lo que, en parte, la bofetada fue beneficiosa (por feo que resulte decirlo).

Sombra, efectivamente quizás "reprimenda" sea un término un poco suave :)

Por otro lado, como bien dices, su nombre al frente de un ejército ficticio fue una buena baza dentro de la operación Fortitude South.

Saludos y gracias por el comentario.

Permanecer al frente del ejército ficticio le permitió seguir en Europa y volver a tener una participación importante en la guerra. Después del episodio del hospital muchos pensaron que su carrera militar se había acabado, pero Eisenhower le dio una segunda oportunidad. Utilizó su prestigio para engañar a los alemanes, porque era perfectamente creíble que fuese Patton el comandante de las fuerzas de invasión.

Gracias Nonsei por el comentario. Si no recuerdo mal, en su vuelta al combate real cruzó Europa la velocidad del rayo. Creo que le tuvieron que parar en algún momento ya que "su frente" avanzaba demasiado rápido.

Una lástima que acabara tan trágicamente.

Saludos.

Una interesante historia y reflexiòn la que nos traes amigos. Seguro que Patton habrìa actuado como dices, y la verdad es que se necesitarìan personas con su arrojo en esta España de crisis que tenemos ahora.

Saludos.

Pues yo creo que cuando Hooker se quedó en blanco antes de la caida del porche, Patton hubiera agarrado un rifle y desnucado a Hooker con la culata.

Despues podria pensar en tirar el porche para tapar sus acciones.

Es por fantasear más que nada, a saber qué hubiera hecho Patton. Eso sí, tiene pinta de haberse aprovechado para avanzar y avanzar :)

Buenas a todos . . .
Como lector asíduo de libros de la WWII, comentar que Patton llegó a entrar al frente de su ejercito en Alemania, aunque no permitieron que fuera el primero cortandole el suministro de gasolina. A lo que iba, pues parece ser que en cuanto cruzó la frontera con Alemania, mandó a su chofer parar mientras el resto de su ejército seguía avanzando y unas fuentes comentan que "solo" orinó, otras dicen que fue "algo más" lo que hizo sobre territorio alemán.

Lei en cierta ocasion una anecdota muy curiosa. Hacia el final de la guerra, Patton organizo una columna movil para liberar a unos prisioneros estadounidenses ( entre los que parece que estaba su yerno ). La cosa fue un fracaso y acabaron todos capturados o muertos.

Pero lo curioso es que, mientras la organizaban, un teniente dijo que no podia participar por tener almorranas y no poder conducir su vehiculo. Cuentan que tuvo que bajarse los pantalones para que el general lo cnnfirmase...

Gracias por esas historietas. La verdad es que Patton da para un monográfico de Curistoria.

Saludos.

No se si será verdad o "leyenda urbana" lo que dijo después del incidente del hospital de "ojalá hubiera besado a esos cabrones"

Gracias Papalobo por ese comentario.

Saludso.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...