Cerdos contra elefantes

Plinio El ViejoTodos tenemos en la cabeza que los elefantes fueron usados como “arma” durante las guerras hace siglos. Ciertamente, debía ser complicado luchar contra aquellos tremendos bichos con las armas de entonces. Pero es aquí cuando recibidos los sabios consejos de Plinio el Viejo.

Según indicaba Plinio, los elefantes tienen miedo y se asustan cuando oyen los chillidos y gruñidos de los cerdos. ¿Cómo hacer que los gorrinos armen jaleo? También resuelve este tema el sabio romano. Simplemente hay que empujar a los cerdos hacia los elefantes. O arrojarlos si es menester. Inmediatamente estos comienzan a asustarse y uno por miedo al otro y el otro por miedo al uno, ya está todo solucionado. Además, apuntaba, un cerdo herido chilla como un demonio, y es fácil que esto ocurra cuando se mueven entre elefantes.

Según parece, este método de ataque contra elefantes se puso en práctica con éxito en la guerra del Peloponeso y en algún otro asedio.

Fuente: Military’s strangest campaigns and characters de Tom Quinn
Cerdos contra elefantes Cerdos contra elefantes Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:37:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. Según la tradición romana esa fue la técnica empleada contra las tropas de Pirro, con un aditamento: los cerdos recibieron una manita de brea en el lomo y les pegaron fuego antes de azuzarlos contra los elefantes. Así a los berridos de los puercos se añadió el pánico de los proboscideos ante un montón de antorchas vivientes corriendo a todo correr.

    Todo son ventajas, porque cuando acaba la batalla, si ganas, la cena ya esta hecha: lechón a la brasa. Estos romanos otra cosa no, pero prácticos, una jartá

    ResponderEliminar
  2. Hay que hacer una puntualizacion. Cuando oimos del uso de elefantes en la antigüedad, nos imaginamos los enormes paquidermos de los circos. Pero eso no es asi. Salvo los reinos indios y de mas a oriente, en las luchas occidentales se utilizaba una especie de elefante ya desaparecida. Era mucho mas docil y de alzada mucho menor. Practicamente eran la mitad de lo que ahora. Se tiene constancia de que se importaron elefantes de oriente con sus cuidadores, pero fueron los menos. Lo normal eran los paquidermos del norte de Africa, ya desaparecidos. Los famosos elefantes de Anibal eran mucho mas pequeños que los elefantes asiaticos. Por supuesto, de usar los elefantes africanos corrientes que ahora conocemos, ni de broma. Los elefantes africanos "normales" son indomables.

    ResponderEliminar
  3. Mi nombre es Sombra20:13

    ¿Hay más detalles en ese libro de la utilización de elefantes en la guerra del Peloponeso? Acabo de leer una historia de la misma de Donald Kagan y no recuerdo una escena similar.

    Es más, tengo de siempre el recuerdo de que los ejércitos griegos no enfrentaron elefantes en el campo de batalla hasta unos 70 años más tarde, cuando las tropas de Alejandro MAgno enfrentearon a los persas en la batalla de Gaugamela.

    ResponderEliminar
  4. Me acuerdo de la imagen, normalmente de dibujos animados, que el elefante huye del ratón.
    En la batalla de Zama, los romanos asustaron a los jóvenes elefantes de Aníbal y arremetieron contra los propios cartagineses.
    Del cerdo se aprovechan hasta los chillidos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los comentarios.

    Jose Antonio, bien visto ese aprovechamiento al final de la batalla.

    Máximo, gracias por el apunte.

    Sombra, lo siento pero en el libro no hay más detalles que la mención.

    Javier, gracias.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.