Hitler, una mosca y un soldado

Fritz DargesEstando un día el Führer, Adolf Hitler, debajo de un árbol leyendo unas notas, una mosca se le acercó y comenzó a revolotear en torno a su cabeza. Irritado y molesto, el Führer intentó desalojarla de su presencia utilizando los papeles que estaba leyendo como amenaza. Después de mover los papeles en el aire varias veces sin éxito reparó en que el hombre que estaba cerca se estaba sonriendo, ligeramente.

Este hombre era Fritz Darges, uno de sus oficiales de ordenanza. Según Rochus Misch, guardaespaldas de Hitler y fuente de esta anécdota: “Un ligero rictus pasó por su cara. No había cambiado de posición, seguía con las manos en la espalda, la cabeza bien recta, pero le costaba contener la risa”. Como ven ustedes, Darges tampoco se revolcaba por el suelo atacado por el carcajeo, pero su leve gesto fue suficiente.

Hitler le soltó: “Si no es capaz de mantener alejado de mí un animal como éste, quiere decir que un oficial de ordenanza como usted no me hace ninguna falta”. Con aquella frase despidió a Darges y Misch sospecha que lo enviaron al frente.

Fuente: Yo fui guardaespaldas de Hitler de Rochus Misch
Hitler, una mosca y un soldado Hitler, una mosca y un soldado Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:27:00 Rating: 5

6 comentarios:

  1. Otra versión:
    Durante una reunión estratégica de los altos mandos nazis, en julio de 1944, una mosca revoloteaba por la habitación. Hitler ordenó a Darges que se deshiciera de ella, y éste contestó que, al tratarse de un asunto "aéreo", debería encargarse el adjunto a la Luftwaffe (fuerza aérea), Nicolaus von Below, quien se encontraba también en la habitación. Hitler montó en cólera y le despidió: "Deberías estar en el frente del este", le espetó.
    Correción: te sobra la tílde en "gestó".

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:12

    La anécdota cierta es la que explica Jorge. Acacio

    ResponderEliminar
  3. Patxi20:05

    Hombre, me creo más la versión de la curistoria teniendo en cuenta que tiene como fuente un libro del guardaespaldas de Hitler. Aunque la versión de Jorge tiene más gracia

    ResponderEliminar
  4. Jorge, Acacio, también había oído esa versión, pero el guardaespaldas lo cuenta en primera persona, es decir, estaba presente cuando pasó. O al menos así lo cuenta. Además, el toque de la Luftwaffe tiene cierto "recochineo" que pega poco con una reunión de batalla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo en que la cierta sea la versión de Curistoria, aunque admitamos que es simpática la segunda :)
    Vitike, siento volver a "corregirte", comprueba el título de la entrada.
    Saludos y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Jorge, gracias por la corrección y perdón por el fallo.

    Podría buscar alguna excusa, como que el "un mosca" se refería a Hitler o que el insecto era macho; pero sería mentira :)

    Gracias.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.