Sigue Curistoria

Google+

Buscar



Los libros más vendidos en Amazon

lunes, 30 de noviembre de 2009

Heráldica

Heráldica

Hoy me van a permitir remitirme a un pequeño gráfico que hemos elaborado para la web “vivir en la historia” de la que ya les he hablado en otras ocasiones. Presenta algunos de los conceptos básicos sobre heráldica.

Además, si a ustedes les apetece, les invito a dejar en los comentarios de la entrada en vivir en la historia información sobre su apellido o la descripción del mismo. Por cierto, allí podrán verlo a un tamaño mucho mayor si pinchan sobre el gráfico.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Constantino, una vela a Dios y otra a... otro Dios

Arco de ConstantinoConstantino I el Grande fue el emperador romano que legalizó la religión cristiana, en el año 313, a través del Edicto de Milán y la legitimó legalmente en el Primer Concilio de Nicea, posteriormente. No son pocos los historiadores que consideran a este emperador como cristiano en su vida, aunque no fue bautizado hasta que no se encontraba en su lecho de muerte. De todos modos, y por ponerlo de manifiesto, no es del todo claro que fuera cristiano. Según parece, en la parte occidental de sus dominios, más pagana, no hacía gala de su religión. En cambio, en la parte oriental, mayoritariamente cristiana, se declaraba como cristiano públicamente. Esta forma de ser va en la línea de lo que voy a contarles.

Su famoso arco del triunfo, el Arco de Constantino, construido en Roma para conmemorar su victoria en la batalla del Puente Milvio, donde sitúa la leyenda aquello de "con este símbolo vencerás", contiene una inscripción en la que hace referencia a que el emperador estaba “inspirado por la divinidad”. No son pocos los que consideran que esto es una referencia clara a los cambios en la religión del emperador. Pero en este arco también aparecen símbolos dedicados a los dioses romanos más clásicos. La referencia al cristianismo es una interpretación, mientras que las otras no lo son, son obvias.

Por lo tanto, con todo esto, podemos decir que Constantino, cristiano, no digo yo que no, ponía “una vela a Dios y otra al diablo”. Cristiano, sí, pero vamos a poner al dios Sol en el arco, por si acaso. También se puede achacar esto a la tradición o a que fuera algo que "tuvieran a mano". Como ven ustedes, una curistoria con muchos matices e interpretaciones.

viernes, 27 de noviembre de 2009

El que fue a Sevilla perdió su silla

Catedral de Santiago de CompostelaD. Alonso I de Fonseca (o Alonso de Fonseca y Ulloa) era arzobispo de Sevilla, allá por el año 1.500, y tenía un sobrino un poco atolondrado, por ser finos y no demasiado crueles, de momento. A pesar de todo y como “el que tiene padrino, se bautiza” (andamos hoy sobrados de dichos), D. Alonso consiguió para su sobrino el obispado de Compostela y lo mandó para allá a tomar posesión.

El muchacho no fue capaz de hacerse con el cargo y debido a las continuas disputas y problemas que no era capaz de gestionar, se vio obligado a volver junto con su tío a Sevilla. Esto no le pareció bien a D. Alonso, no sabemos si por el desplante hecho al sobrino por los compostelanos o si por tener que volver a cargar con el pariente. El caso es que tomó cartas en el asunto y dejando el arzobispado de Sevilla en manos del sobrino se dirigió él a poner orden en Compostela. Esto ocurrió exactamente en 1508.

Debía ser el tío mejor que sobrino porque sí fue capaz de solucionar los problemas en el norte y además crear en Colegio de Fonseca, allí en Santiago. Hizo lo propio en Salamanca, creando el Colegio de Fonseca de Salamanca (qué recuerdos para este que escribe). Hecho todo esto, volvió a Sevilla, a su arzobispado original. Pero su sobrino, que además de torpe y bobalicón parece un poco descarado y felón, le dijo a D. Alonso: “Quien se fue de Sevilla, perdió su silla”. Y de aquí viene la famosa frase, a pesar del pequeño cambio de ir a Sevilla en lugar de irse de Sevilla.

Pero no acaba aquí la historia, porque si hemos dicho que el tío era más listo que el sobrino, por algo será. Finalmente el joven abandonó Sevilla camino de Santiago, y aquella volvió a ser de D. Alonso de Fonseca.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer

Hermanas MirabalAyer fue el Día Internacional de la NO Violencia contra la mujer y como muestra de apoyo a este día y para mostrar mi rechazo a la violencia contra las mujeres, ahí va la curistoria que explica por qué este día se celebra el 25 de noviembre.

Ya hablamos en su momento del pájaro Rafael Leónidas Trujillo, que aparte de ser un dictador aficionado a las chapitas, era un ser bastante despreciable. Este tipo mandó, de un modo u otro, desde 1930 hasta 1961 en República Dominicana. Es el “Chivo” de la famosa obra de Vargas Llosa. Entre sus vicios constaba el de obligar, de un modo más o menos sutil, a entregarse a él a las mujeres.

Una de las mujeres a la que trató de forzar fue una de las hermanas Mirabal, Minerva, que además era, junto con sus hermanas, una activista contra su régimen. Minerva asistió en 1949 a una fiesta ofrecida en honor del dictador y este “se enamoró” de ella. Trató de conquistarla pero no tuvo éxito. Considerando todo esto una humillación, comenzó a perseguir a los Mirabal. Este pájaro acabó con las vidas de Minerva y dos de sus hermanas el 25 de noviembre de 1960 y en su honor se declaró este día del año como el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Audie Leon Murphy, el norteamericano más condecorado

Audie Leon MurphyAudie Leon Murphy fue un militar norteamericano que nació en 1924 y murió en 1971, en un accidente de avión. Con apenas 18 años se enroló en el ejército. Había sido rechazado por la infantería de Marina y por los paracaidistas, debido a su escasa estatura y peso, pero finalmente logro ingresar. Luchó en la Segunda Guerra Mundial en los escenarios de África, Sicilia, Italia, Francia y Alemania.

En una ocasión saltó sobre un tanque en llamas para ametrallar al enemigo. Una escena digna de película, como luego veremos. Mató a casi 250 enemigos, incluso estando herido y capturó a otros muchos.

Fue el soldado estadounidense más condecorado de la Segunda Guerra Mundial y es que el listado de condecoraciones incluye la Medalla de Honor, la Cruz de Servicios Distinguidos, la Legión al Mérito, el Corazón Púrpura con Segunda Racimo de Hojas de Roble o la Legión de Honor Francesa en Grado de caballero. Poseía todas las condecoraciones al valor del ejército de EEUU.

Su heroicidad le llevó al mundo del cine y protagonizó 33 películas, interviniendo como actor en 44. Entre las que protagonizó, “To Hell and Back”, que narra su propia historia. ¿Les parece poco? Bien, pues compuso algunas canciones country, algo muy acorde con su personaje típico en las películas, que no era militar sino de cowboy.

Si han visto la película Malditos Bastardos, hay un personaje, en este caso alemán, que también se hace famoso como militar y pasa al mundo del cine, rodando además sus hazañas.

martes, 24 de noviembre de 2009

Las siete maravillas de la antigüedad

Las siete maravillas de la antigüedadHace poco tiempo se rehízo esta lista, buscando las siete maravillas del “mundo moderno”. Nosotros nos quedaremos con las clásicas, las siete maravillas del mundo antiguo. El listado es el siguiente:
  • La Gran Pirámide de Giza, construida bajo el mandato del famoso faraón Keops y ubicada, como su nombre indica, en Giza, en Egipto. Data de hace casi 50 siglos (2570 a.C. aproximadamente) pero es la única de las siete que aún puede ser contemplada. Todo un ejemplo de longevidad.
  • Los Jardines Colgantes de Babilonia, situados en la actual Iraq y que fueron construidos en torno al año 600aC. Estuvieron allí algo más de cinco siglos, hasta que los partos acabaron con la ciudad de Babilonia, incluidos los jardines.
  • El Templo de Artemisa, en Éfeso (actual Turquía) fue puesto en pie en torno al 550a.C. Doscientos años después un incendió acabó con él. Volvió a ser construido por orden de Alejando Magno en el 323a.C. y los godos acabaron con él en el año 262.
  • La Estatua de Zeus en Olimpia, Grecia, obra de Fidias allá por el 430a.C. permaneció unos ocho siglos lustrosa hasta que Teodosio II mandó su derribo.
  • La Tumba del rey Mausolo, estaba en la ciudad griega de Halicarnaso (actualmente Turquía) desde el 353a.C. Es la maravilla que más cerca a nuestro tiempo ha llegado, hasta 1404. En este caso, un terremoto fue el culpable. De aquí viene la palabra mausoleo.
  • El Coloso de Rodas, construido en torno al 285a.C. estaba en la entrada del puerto de Rodas, la isla griega. También en este caso un terremoto lo mandó al suelo poco más de medio siglo después. La menos duradera de las maravillas.
  • Y por último, el Faro de Alejandría, que estaba en Alejandría (Egipto), en la isla de Pharos, que fue creado entre 285a.C. y el 247a.C. En el siglo XIV otra vez los terremotos lo arruinaron. El nombre de la isla y este monumento dieron nombre al resto de faros que en el mundo han sido.
Viendo la lista de las siete maravillas de la antigüedad no me atrevo a pensar cómo sería un crucero por el Mediterráneo, con visitas a tierra, por supuesto, si todas ellas estuvieran aún en pie.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Carthago delenda est

Catón el ViejoLa frase que encabeza esta entrada significa “Cartago debe ser destruida”. Es famosa porque Catón el Viejo fue especialmente persistente con esta idea. Eran los tiempos en los que las Guerras Púnicas enfrentaban a Roma y Cartago por el control del Mediterráneo y Catón tenía claro que su enemiga debía ser arrasada. Según fuentes de la época, Catón el Viejo pronunciaba estas palabras, o unas similares en forma y de igual significado, cada vez que finalizaba un discurso en el Senado Romano, durante los últimos años aquellas guerras. Hablara de lo que hablara y fuera cual fuera el tema en cuestión, nuestro protagonista siempre apostillaba su final dialéctico con esta reivindicación.

La forma más famosa es Carthago delenda est, pero hay otra: Ceterum censeo Carthaginem ese delendam. Algo así como, “y además opino que Cartago debe ser destruida”. Esta segunda forma, más larga y menos conocida, es mi preferida. Esta expresión se ha incorporado a nuestro lenguaje y no es extraño escuchar la frase para indicar que se tiene un objetivo que se persigue de modo persistente.

Por cierto, gracias a Richar por ponerme a tiro esta Curistoria.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Curistoria, el libro, de nuevo


Aprovechando que se acerca el final de año me gustaría hacer un pequeño post sobre el propio blog. En primer lugar, quería felicitarme, felicitarles y, sobre todo, darles las gracias, porque hace unas semanas que Curistoria sobrepasó los 5.000 suscriptores RSS. Este era el objetivo marcado, mentalmente y sin hacer nada especial en su búsqueda, todo sea dicho, para alcanzar en este año 2009. Lo hemos hecho (ustedes y yo) con un par de meses de adelanto y eso me llena de satisfacción. De hecho, esta semana pasada ya estaba el contador por encima de 5.300.

Por otra lado, y como no podría ser de otra forma, aprovecho para hablar “de mi libro”. Literalmente. Ya están ahí las navidades y no harían ustedes nada malo regalando o regalándose el libro de Curistoria. No tengo que explicarles de qué trata y cómo es porque si conocen el blog, ya lo saben. Lo que sí me gustaría comentarles es una buena opción para regalar a cualquier persona y que aún es mejor opción en el caso de jóvenes. Un acercamiento a la historia sencillo, ameno y curioso.

Si lo adquieren en la Evoheteca, la tienda de la editorial, lo recibirán en casa sin gastos de envío y pueden pagar por Paypal, tarjeta o transferencia. También pueden pedírselo a su librero de confianza. Anímense, que yo se lo agradeceré.

Por último, gracias por enésima vez a todos los que comentan en las entradas, aún cuando me dan una bofetada, a los que enlazan a Curistoria, la referencian en algún lugar, twittean sus entradas... también a los que leen al otro lado de la pantalla, sin más, por supuesto. Gracias.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Campanas milenarias

CampanasEn Agnone, Italia, se encuentra una antiquísima fábrica de campanas, tan antigua que está considerada como la empresa familiar más antigua de toda Europa y una de las más longevas del mundo. Según se cuenta en la página web de la propia empresa, fue fundada hace más de 1.000 años y el proceso se sigue transmitiendo de padres a hijos. Esto último suena bonito, pero supongo que en algo habrán cambiado, aunque sea poco y el proceso permanezca artesano.

Las campanas de esta empresa, Fundición Pontificia de Campanas Marinelli, son muy reconocidas y sus obras artísticas son un referente en su sector, y en alguno más. Algunos de los edificios más importantes del mundo, con campanas, tienen el honor de albergar una Marinelli. Por algo, en 1924 el Vaticano le otorgó el título de fundición pontificia. Para el jubileo del año 2.000 crearon una campana de cinco toneladas con unos seis metros de circunferencia, sin duda un campanazo. Sólo 50 campanas ven la luz en esta milenaria fundición cada año, eso sí, año a año, ya han salido de allí un buen número de campanas.

jueves, 19 de noviembre de 2009

César, káiser y zar

Cayo Julio CésarCayo Julio César, es probablemente el líder militar y político más conocido de la época en la que Roma era el centro del mundo. Nacido en el año 100 a.C. llegó a ser el hombre más poderoso del Imperio. En su honor, su protegido y también emperador, Octavio César Augusto, incorporó la palabra César, como título similar a Emperador, a la política romana. Por supuesto, en su caso, era toda una apología de sus derechos como sucesor de Julio César.

De esta palabra, césar (caesar), como título, derivan otras dos. El título de zar que ostentaban los máximos mandatarios de Rusia, proviene directamente de la palabra latina caesar. Ciertamente, los zares eran los emperadores de Rusia, muy al estilo del poder absoluto que ostentó el César primigenio.

Por otro lado, el término káiser, que como ustedes sabrán es el título que utilizan los alemanes para denominar a los emperadores de manera genérica, también tiene su origen en el vocablo caesar. Una vez más vemos que la Roma clásica está presente, más de lo que creemos, en nuestra vida actual.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Monteros de Espinosa

Montero de EspinosaEspinosa de los Monteros es una pequeña villa española sita en la provincia de Burgos pero que, como otras muchas, tiene su aportación a la historia de España. En concreto, fue alrededor del año 1.006 cuando el conde Sancho García heredó el gobierno de Castilla a la muerte de su padre. La esposa de este y madre de aquel, Doña Aba, se confabuló con un caudillo musulmán para acabar con su hijo. Una de las damas que acompañaban a la condesa se enteró de los aviesos planes y se los contó a su marido, escudero y mayordomo real del conde Sancho García.

Este escudero, Sancho Peláez de nombre, con la lealtad hacia su señor que le faltaba a la madre, le avisó del peligro que corría y de los planes que se habían trazado contra su persona. El conde tomó medidas y evitó su asesinato, acabando además con sus enemigos. El escudero era oriundo de Espinosa y por esto estableció el conde que: “Leal me fuiste, Sancho Peláez. Desde ahora guardarás mi sueño. Y que guarden también los hijos de Espinosa en los siglos venideros el sueño de todos los monarcas que Castilla tenga”.

Aquel hecho fue la creación de los Monteros de Espinosa, una unidad destinada a proteger al rey mientras dormía. El montero, también conocido como montero de cámara, debía ser hidalgo y natural de la villa de Espinosa, tal y como había determinado aquel conde a comienzos del siglo XI. Esta guardia o tradición puede ser tomada como el origen de la Guardia Real actual, salvando las distancias.

Los Monteros de Espinosa existieron hasta 1931, cuando la Segunda República Española eliminó finalmente el cuerpo. Habían pasado más de nueve siglos. El cuerpo no fue restablecido cuando volvió la monarquía a España, pero sí hay una compañía dentro de la Guardia Real que lleva el nombre de Monteros de Espinosa.

PD: La foto de esta entrada corresponde a una miniatura modelada por Javier Méndez y pintada por Fco. Javier Ruiz.

martes, 17 de noviembre de 2009

Gigantes torres de asalto medievales

Torre de AsaltoLas torres de asalto, también conocidas como bastidas, eran enormes construcciones de madera con ruedas para desplazarlas y acercarlas a las murallas de un castillo. Su altura debía ser mayor que la de la muralla a atacar y tenían un puente levadizo que caía uniendo la torre con el lienzo del castillo y facilitando el asalto.

Debido a su tamaño, eran muy complicadas de desplazar, por lo que solían ser construidas una vez establecido el asedio a un castillo. Para ello era vital que hubiera madera en el entorno y debían protegerse durante su construcción. Una vez montadas eran temibles, pero antes no eran más que “unas pocas maderas”, por lo que una antorcha (simplificando mucho) de un traidor o de un enemigo hábil, podía acabar con la bastida.

¿He dicho que eran grandes? Más de 30 metros de altura en algunos casos y en su interior varios pisos se comunicaban con escaleras para permitir a los soldados ascender hasta la parte superior. En un asedio al castillo de Kenilworth, se construyó una bastida tan grande que se alojaron para el ataque 11 catapultas y unos 200 arqueros en su interior. Todo un edificio de ataque móvil.

Por cierto, me van a permitir recordarles que en la web http://www.vivirenlahistoria.com/ tienen ustedes un buen puñado de este tipo de cuestiones, como muestra de los libros "vivir en..." de la Esfera de los Libros. No dejen de visitarla.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Un larga partida de póker

World Series of PokerUn tipo llamado Nick “the Greek” (Nick el Griego, aunque suena mucho mejor en inglés) jugó una mítica partida de póker, allá por 1951, con Johnny Moss. El griego, cretense para ser exactos, era un jugador profesional de póker y se enfrentó a su colega de profesión Johnny Moss, mano a mano. Esta partida es mítica porque comenzaron a echar manos en enero de aquel 1951 y dejaron la partida en mayo. Efectivamente, aquella partida duró aproximadamente cinco meses.

El organizador de este evento fue Benny Binion y se promocionó como un gran evento turístico. El lugar de juego era el casino Horseshoe y por ello esta partida es tomada en ocasiones como el origen de las World Series of Poker (WSOP), ya que el organizador original de este torneo, en 1970, fue también Binion y fue acogido por este mismo casino. Pero volvamos a la partida de Greek contra Moss.

Después de estos cinco meses de manos, en los que se jugaron prácticamente todas las variedades de póker, Moss ganaba una cantidad indeterminada que se situaba entre dos y cuatro millones de dólares de 1950. Entonces, Nick the Greek, claro perdedor, pronunció una de las frases más famosas en el mundo del póker: “Mr. Moss, I have to let you go” (Sr. Moss, tengo que dejarle ir). Y se puso fin a aquella sorprendente mano a mano de póker.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Rolls-Royce de Reyes

El Espíritu del ÉstasisAyer estuve visitando la Sala Histórica de la Guardia Real, aquí en Madrid, gracias a un buen amigo que además fue un anfitrión de lujo. Desde aquí mi agradecimiento a Miguel Ángel por su amabilidad y buen hacer. Salieron allí un buen puñado de cuestiones y de hechos, todos dignos de conocerse por interesantes, y algunos lo suficientemente curiosos como para hacer una curistoria.

Entre los muchos uniformes, cuadros, armas y demás que tuvimos ocasión de contemplar, estaban algunos de los coches históricos que suele utilizar la Casa Real Española. Entre ellos había algún Rolls-Royce de época que era una auténtica joya y que mostraba una pequeña modificación en “El Espíritu del Éxtasis”. Bajo este nombre se conoce al símbolo de la mítica marca de automóviles, ya saben, esa figurita que hace de “mascarón de proa” en estos vehículos.

La versión habitual de “El Espíritu del Éxtasis”, que pueden ver en la foto que acompaña la entrada, representa a la figura erguida, de pies. Bien, en los modelos que Rolls-Royce fabricó para que dentro fueran transportados reyes, la figura está arrodillada en señal de respeto y reverencia a aquellos que viajan en el auto. Estos coches siguen activo y son usados habitualmente por lo que es posible que alguna vez tengan la posibilidad de comprobar esto que digo con sus propios ojos.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Vivir en... la historia

Amigos, me van a permitir saltarme hoy la cita con la Curistoria para hablarles de un proyecto en el que he estado metido y que considero de interés para ustedes, si les gusta este blog. Aprovechando el lanzamiento de los primeros libros de lo que posiblemente será una serie titulada “vivir en…”, hemos realizado para la editorial Esfera de los Libros una web en torno a estos libros, que se irá actualizando cada pocos días: http://www.vivirenlahistoria.com/

Como deducirán ustedes por el título de los libros, tratan la vida, la sociedad, las ciudades, las batallas… en una determinada época, a partir de lugares españoles. De momento tenemos “Vivir en un castillo medieval”, cuya autora es Covadonga Valdaliso, y “Vivir en Emerita Augusta”, de Milagros Fernández Alcaba. A través de ellos veremos cómo era la sociedad medieval, cómo “funcionaba” un castillo, como se asaltaba, cómo vivían los romanos, qué comían, cómo hacían sus obras… Además, los libros están llenos de unas ilustraciones a todo color que son una delicia, realizadas por Carlos Fernández del Castillo.

Son, desde mi punto de vista, libros perfectos para adentrarse de forma amena en estas épocas. Muy recomendables también para que los jóvenes vayan conociendo y aficionándose a la historia. Les invito a pasarse por la web http://www.vivirenlahistoria.com/ y conocer así cómo se hacía un puente romano, qué eran las puertas de la traición, cómo eran las termas o quién es el tenente de un castillo. Por supuesto, esta web se irá actualizando cada pocos días. Además, en este web tendrán un glosario que irá creciendo con el tiempo y un buen puñado de fotos sobre el tema. Les invito también a que compartan sus propias fotos sobre castillos, medievo o la época romana.

Espero que disfruten de la web y de los libros.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La abuela ha muerto

Reinhard HeydrichCuando Hitler decidió entrar en Polonia y provocar así una guerra que acabaría con millones de vidas, también con la suya, tenía ya un plan trazado. Hitler opinaba “nadie preguntaría al vencedor [de la guerra] si dijo la verdad” y pidió que se diseñara una operación falsa que le diera una excusa para atacar Polonia. El responsable de este montaje fue Reinhard Heydrich (en la foto), que a su vez se encargó la operativa de la misma a Alfred Naujocks.

El plan consistía en que, después de algunas otras acciones de “provocación”, unos alemanes se hicieran pasar por polacos y atacaran una emisora de radio alemana en Gleiwitz. Maniatando a los empleados de la emisora, uno de los soldados que participaba en la operación debía soltar una proclama en polaco a través de la emisora y salir huyendo. Para darle mayor gravedad al asunto y además dotarle de certeza, la Gestapo había cogido a un tipo de ascendencia polaca y lo había envenenado, con el objetivo de dejarlo en la emisora como víctima. Su cadáver sería una de las pruebas de que el ataque había sido realizado por los polacos. Este tipo se llamaba Franciszek Honiok y en cierto modo se puede considerar la primera víctima mortal de la Segunda Guerra Mundial.

La noche del 31 de agosto de 1939 al 1 de septiembre, entre las 4:00AM y las 5:00AM, Heydrich telefoneó a Naujocks y le dijo la frase en clave que ordenaba el comienzo de la acción y casi el comienzo de la Segunda Guerra Mundial: “la abuela ha muerto”.

martes, 10 de noviembre de 2009

Los chalecos Mae West

La señorita que ven ustedes en la foto de arriba no es otra que Mae West, una actriz norteamericana que alcanzó gran fama en su tiempo y que fue un importante icono sexual. Al parecer, de ella es la famosa frase: “¿Tienes una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme?”. Sus generosos pechos eran todo un reclamo y dieron nombre a los chalecos salvavidas que usaban los pilotos de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial.

Estos chalecos se colocaban de tal manera que la parte que reposaba sobre el pecho era realmente voluminosa y de ahí que se les asociara también con los voluminosos pechos de West. Sencilla asociación que generaría más de una broma entre los pilotos, apuesto por ello.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Los espías de la Stasi

Markus WolfDebido al aniversario de la caída del muro de Berlín, en estos días está de nuevo presente en la actualidad aquella época de las dos alemanias. Por mi parte, volveré también a hablar de este tema, pero desde el punto de vista del espionaje. Recordarán ustedes el archivo Rosenholz, es decir, los papeles de la Stasi de los que hablé no hace mucho. Otro detalle que muestra la eficiencia y fuerza de este servicio secreto es lo que les contaré hoy.

Markus Wolf debe ser considerado uno de esos grandes espías que nos ha dado la historia. Bueno, ya saben ustedes que estos espías son buenos pero fueron descubiertos, así que mejores serán aquellos que no se dejaron cazar nunca. En cualquier caso, Wolf trabajó en los servicios secretos exteriores de la Stasi desde su creación. Es decir, la parte de la Stasi que operaba fuera de la RDA, principalmente, en la RFA. Llenó de agentes esta parte de Alemania, y fue tan eficaz en su trabajo, que las entidades oficiales de la parte occidental no tenían secretos para sus hermanos orientales.

Mencionaré dos casos que dejan bien a la claras el nivel de la red tejida por Wolf. Tenía trabajando para él a Günther Guillaume, ayudante personal del mismísimo canciller de la RFA, Willy Brandt. Cuando se descubrió este hecho, fue un gran escándalo, como no podía ser de otro modo. Otro ejemplo realmente impresionante es el caso de Hans Tiedge. Trabajaba para la RDA desde su puesto como jefe de los servicios de contrainteligencia de la RFA. Es decir, el mismo que debía perseguir a las “manzanas podridas” de su cesta, era una manzana podrida. Aquí viene muy al caso la frase: ¿Quién vigila a los vigilantes?

Por supuesto, Tiedge dejaba que los agentes infiltrados en su cuerpo trabajaran sin problemas para el enemigo, y además, como persona con acceso a todos los informes, informaba puntualmente sobre los agentes occidentales que operaban en el otro lado. Esto provocó la captura de más de ciento sesenta espías occidentales en unos cuatro años.

jueves, 5 de noviembre de 2009

El símbolo Víctor en Salamanca

Aquellos que hayan estudiado en Salamanca, como un servidor, o hayan pasado por esa joya mundial, habrán podido encontrarse con el dibujo de la imagen que acompaña la entrada. El vítor o víctor, es un referente a la palabra latina Victor, es decir, vencedor.

En los muros de Salamanca, especialmente en los muros universitarios, se escribía este símbolo, habitualmente junto con el nombre del autor, cuando este se licenciaba o doctoraba. Al acabar los estudios se había vencido, más o menos, es el mensaje. ¿Qué se había vencido? Seguramente las tentaciones para encontrar un hueco para el estudio.

También Franco optó por este símbolo para celebrar y mostrar su victoria en la Guerra Civil Española. Me quedo con la versión de estudiantes, anteriores y con mejor mensaje. Por cierto, mientras escribo esto, tengo puesta una sudadera con este mismo símbolo en el pecho, que también tiene un texto latino que hace referencia a la Universidad de Salamanca.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

La sacarina

En 1879 un investigador llamado Constantine Fahlberg fue un poco negligente con su higiene y creó la sacarina. Ya saben, eso que la gente pide en los bares con el café matutino, mientras se zampa un tremendo cruasán embadurnado de mermelada. Delicioso.

Como decía, y siguiendo con los temas alimenticios, Fahlberg investigaba en el laboratorio de Ira Remsen (también metido en el ajo de la sacarina) en la universidad de Johns Hopkins. El tipo olvidó lavarse las manos antes de comer y, sin querer, impregnó su pan con una sustancia química con la que había estado trabajando. Después de esto, el goloso amigo disfrutó más que nunca de su pan, que estaba especialmente dulce. Como buen científico, no se paró en un simple comentario y buscó el origen de aquel dulzor en su pan. Ató cabos y ¡eureka!, descubrió la sacarina. Bueno, no fue tan sencillo.

En 1880 otros tipos publicaron el invento de la sacarina, pero en 1884 Fahlberg obtuvo la patente y comenzó a producirla en masa. ¿Suerte? Quizás, pero también es cierto que la curiosidad en esta ocasión no mato al gato. En cualquier caso, no fue hasta la Primera Guerra Mundial, que provocó el racionamiento del azúcar, cuando el producto fue un éxito de ventas. A mediados del siglo pasado comenzó su posicionamiento como producto adelgazante y de ahí a nuestros cafés ya está claro el camino.

martes, 3 de noviembre de 2009

El canal del mediodía o canal du midi

En la época de Luis XIV Francia procuró de manera agresiva hacerse con una balanza de pagos positiva. Se llevaron a cabo muchas acciones y una de ellas fue la construcción del Canal del Mediodía o Canal du Midi. El objetivo era cualquier cosa menos modesto: crear un canal navegable que uniera en Francia el Mediterráneo con el Atlántico. Muchos en la historia habían soñado con este proyecto, pero hasta mediados del siglo XVII no se pudo llevar a cabo. De hecho, el ingeniero que dirigió la obra, Pierre-Paul Riquet, era hijo de uno de los responsables de analizar el proyecto algunos años antes. El padre no encontró la viabilidad que sí encontró el hijo.

El ministro Jean-Baptise Colbert, un tipo con mucha influencia, empujó el proyecto en las altas esferas. El objetivo para este tipo, y otros, no era más que intentar mejorar el transporte interno para no cruzar el peligroso Estrecho de Gibraltar y, seguramente, para no pagar e incluso cobrar por esta nueva vía de navegación. De hecho, el proteccionismo de Colbert fue tan brutal que se llegó a acuñar la palabra coulbertismo.

El canal se abrió a la navegación en 1681, después de años de trabajo, mucho dinero invertido y no pocos problemas técnicos. La obra era realmente compleja y encontrar y transportar agua para alimentar el canal era el principal hándicap. Una de las obras más complejas de su tiempo que, sin embargo, nunca cumplió su objetivo final, crear un camino comercial alternativo.

lunes, 2 de noviembre de 2009

La política y los toros

Rafael GuerritaAun no siendo este que escribe muy amigo de la llamada fiesta nacional, sí se reconoce como aficionado a algunas de las cuestiones y personajes que rodean al mundo del toro. Y es que queramos o no, la tauromaquia, sus personajes, su simbología y sus ritos inundan nuestra cultura y nuestro lenguaje. Libros hay sobre esto. En cualquier caso, una cosa es que nuestra vida haya absorbida palabras y dichos y otra muy diferente es verlo todo desde el prisma del toreo. Esto me recuerda a cuando Juncal, en el grandioso papel que interpretó Rabal, enumeraba oficios y todos los ponía al servicio del toro y el torero: cantantes, pintores, curas, médicos…

Un caso de este tipo de gente que es toro por los cuatro costados era Rafael Guerra Bejarano, conocido también como “Guerrita”. Ya pasó por este blog a colación de sus famosas frases como “Hay gente pa’ to”. Según se cuenta, Guerrita fue presentado en una ocasión a Eduardo Dato, cuando este era Presidente del Consejo de Ministros, allá por entre 1913 y 1915. El político le comentó al matador: “Tuve el gusto de conocerle en San Sebastián cuando estaba usted en pleno triunfo y yo era subsecretario de Gobernación”. El torero, que no debía haber caído hasta aquel momento en que ya conocía al susodicho político, le contestó: “¡Ah, sí, ya recuerdo! En aquella época era usted novillero”.

Lo que decía, que el Guerrita veía todo a través de su ojos taurinos y para él Dato había tenido que ser “novillero” (subsecretario) para llegar a ser matador” (Presidente), de asuntos políticos, eso sí.

domingo, 1 de noviembre de 2009

La Corte de los Milagros

Notre DameAunque el término es famoso gracias a Víctor Hugo, parece que sí existió la susodicha Corte de los Milagros. Una corte habitada por mendigos, prostitutas, ladrones y gente de mal vivir en general, que se situaba en las inmediaciones del mercado de Les Halles, en París. Muchos de los habitantes de la corte vivían de pedir por las calles de París, de rogar limosna y caridad. Y para aumentar sus beneficios, durante el día, en sus horas de trabajo mendigante, estos tipos fingían ser ciegos, discapacitados o tarados, en el sentido literal.

Al llegar la noche y abandonar las calles del resto de París en las que pedían, esta legión de discapacitados volvía a su barrio, a su corte. Y allí se obraba el milagro. Desaparecían todos los males y caminaban, bailaban y bebían sin problema alguno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...