Sigue Curistoria

Google+

Buscar



Los libros más vendidos en Amazon

martes, 31 de marzo de 2009

Un arma poderosa en la guerra de vietnam: serpientes

Creo que esta es la primera entrada del blog que trata realmente sobre la guerra de Vietnam. Después de casi 500 entradas, parece claro que no es uno de mis conflictos predilectos, seguramente por falta de información sobre el mismo. Todo se andará.

Como ustedes habrán podido contemplar en fotos y en alguna película, los vietnamitas excavaron una gran cantidad de túneles en los que esconderse del enemigo. Este tipo de acciones ya fueron comunes durante la Primera Guerra de Indochina, a mediados del siglo XX, en la que combatieron franceses y vietnamitas del norte. Por cierto, la guerra del Vietnam también es conocida como la Segunda Guerra de Indochina.

Los túneles ocultaban armas y munición, pero también personas. Incluso podían alojar durante largos periodos a los vietnamitas, con habitaciones, cocinas, hospitales, salas de reuniones… Allí se ocultaban y desde allí realizaban verdaderos ataques por sorpresa. Debía helar la sangre ver cómo salían del suelo, literalmente, unos cuantos tipos dispuestos a volarte la sesera.

¿Cómo se combate en un tunel estrecho y oscuro? Pues la cosa no debe ser sencilla. Los americanos tenían soldados entrenados para ello y se adentraban bajo tierra armados con pistolas y cuchillos únicamente, ya que las sofisticadas armas de EEUU poco podían hacer allí abajo.

En cambio, los vietnamitas habían seleccionado perfectamente sus armas para defender los túneles: las serpientes. Metían serpientes venenosas en pedazos de troncos de bambú, que eran huecos, y colocaban estos de tal forma que no pudieran salir las serpientes de ellos. Cuando un soldado americano entraba en el pasadizo y se arrastraba por el mismo, movía el bambú y liberaba las serpientes. No tengo que explicarles qué ocurría a continuación.

domingo, 29 de marzo de 2009

La muerte de Barbanegra

Hace ya un tiempo que les comenté el vicio que tenía el famoso pirata Barbanegra por chiscarse fuego a las barbas. En realidad se trataba de mechas que se enredaba en la barba para amedrentar aún más a sus enemigos. Volvemos hoy sobre el famoso personaje para investigar un poco sobre su instante postrero.

Este famoso perro de los mares, una vez que llegó al final de su tiempo álgido de aventuras, se retiró a Carolina del Norte para disfrutar del dinero que había reunido. No obstante, seguía haciendo sus perrerías y se puso al gobernador de Virginia en contra. Este ordenó a dos barcos perseguir y acabar con nuestro protagonista.

En la batalla con estos dos barcos, Barbanegra abordó uno de ellos y tuvo una dura batalla con Robert Maynard, teniente de aquel barco. Al comienzo del abordaje todo iba bien y el pirata dominaba la situación utilizando con maestría una especie de “granadas de mano”. Pero el teniente Maynard mantenía hombres bajo cubierta y entraron en la batalla en el momento justo para darle la vuelta a la tortilla.

Según la leyenda, Barbanegra acabó muriendo aquel día de Noviembre de 1718 a manos de Maynard. Pero resistió más allá de lo esperado. Hicieron falta más de veinte golpes de sable y cinco disparos para que el pirata dejara de luchar. Entonces, su oponente le cortó la cabeza y la colgó en el bauprés de su barco. Parece que fue un tipo duro hasta el final el amigo Barbanegra. Eso sí, Maynard solo sufrió un corte en una mano que le dañó varios dedos.

jueves, 26 de marzo de 2009

La visión francesa de la Guerra de Independencia

A estas alturas, y celebrado el bicentenario, supongo que todos sabemos que la llamada Guerra de Independencia que enfrentó a España con el Imperio Napoleónico acabó con triunfo hispano. Hay que reconocer que los ingleses pesaron, y mucho, en la balanza, pero sea como fuere, Bonaparte acabó escaldado de aquella contienda.

Fue una victoria repleta de acciones de guerrilla, de bandoleros y de lucha por parte del desorganizado pueblo frente al invasor. Los franceses ya constataron este hecho y cómo la indómita población española se les atragantó. Citemos algunos comentarios de la época que remarcan este hecho.

El carácter de los españoles es noble y generoso aunque tiende a la ferocidad. No tolerarían ser tratados como nación conquistada; desesperados, serían capaces de los mayores excesos de entrega y valor”. Esto decía un oficial francés.

La guerra de España fue la más larga, difícil y dramática del Primer Imperio. Al cruzar los Pirineos entramos en el país de la Aventura. Batallas, emboscadas, mujeres, monjes, guerrilleros, hambre, sed, degüello y asesinato. Las otras guerras pertenecen a la historia, pero la de España parece pertenecer a la ficción”. Este comentario corresponde al historiador francés Edouard Guillén y realmente me gusta mucho. Eso de "guerra de ficción" es genial.

Por último, José Bonaparte, el conocido Pepe Botella, comentó: “Yo tengo por enemigo a una nación de 12 millones de almas, bravas, irritadas hasta lo indecible”. Y su hermano, el gran Emperador, dijo de los españoles en sus memorias: “Los españoles en masa se condujeron como un hombre de honor”.

Dicho todo esto, también hay que rendir homenaje al ejército regular que ganó las batallas y luchó contra el mejor ejército del mundo, en aquella época.

miércoles, 25 de marzo de 2009

El juez Falcone

Giovanni Falcone era un juez italiano, nacido en 1939 y que fue asesinado en 1992. Es precisamente su muerte lo que le trae a Curistoria, ya que fue una de las acciones más famosas y brutales que ha llevado a cabo la Mafia siciliana, es decir, la Cosa Nostra.

Este tipo llegó a ser un mito en Italia por su lucha contra la Mafia. Su acción antimafia le llevó a ser perseguido y, por lo tanto, a ser también fuertemente protegido por el gobierno. Grandes "capos" mafiosos cayeron bajo sus manos. Sin duda alguna sabía lo que ponía sobre la mesa al no "seguir el juego" a la mafia, ya que "hombres de ley" como Rocco Chinnici o Gaetano Costa ya habían pagado con su vida acciones similares.

Todo esto le convirtió en un hombre "blindado" y su escolta personal la formaban más de quince hombres perfectamente entrenados y especializados en su cometido. Si algo hacía parar el coche en el que iba Falcone, por ejemplo un semáforo, los quince bajaban de sus coches y se mostraban amenazantes con sus armas bien visibles para disuadir cualquier intento de asesinato.

Con este despliegue y protección, era complicado para la Mafia acabar con Falcone de un disparo o acercarse lo suficiente como para hacerle daño. Por lo tanto, tuvieron que buscar un camino alternativo.

Y es aquí donde la Cosa Nostra montó una de las acciones más importantes y famosas de su historia. El juez aterrizó en el aeropuerto de Palermo y viajaba en coche, con su escolta, por la carretera que une este con Palermo, cuando una brutal explosión acabó con su vida. Era el 23 de Mayo de 1992, pasadas las 18:00, y centenares de kilos de dinamita, algunas fuentes llegan hasta el millar de kilos, hicieron volar su coche blindado más de 300 metros. Una explosión controlada a distancia y que se llevó por delante también a su esposa, a tres de sus escoltas y a otras dos personas.

Como la cuestión se ponía complicada para "comprar" al juez y también era complicado acercarse a él para matarle, pues qué mejor que no reparar en kilos de dinamita. Mejor pasarse que quedarse corto. Brutal. Por hacer alguna referencia que quizás conozcan ustedes más, se calcula que en el atentado de Carrero Blanco, que mandó su coche al quinto piso, que no al quinto pino, se utilizaron entre 100 y 150 kilos de goma-2. No se muy bien qué es más potente o en qué se diferencian los explosivos usados contra Carrero Blanco y Falcone, pero en cualquier caso, con estos datos en la cabeza, la explosión en Sicilia aquel mayo de 1992 hubo de ser bestial.

lunes, 23 de marzo de 2009

Las fotos trucadas de Franco en Hendaya

Nos les voy a contar a ustedes que Franco se reunió con Hitler en Hendaya allá por octubre de 1940, cuando Alemania parecía destinada a arrasar y gobernar toda Europa. Por ello, entre otras cosas, España estaba al lado de los nazis y de Hitler. Aquel encuentro habría de venderse en España como todo un hecho que colocaba a España en la órbita de los líderes mundiales fascistas, es decir, en plena posguerra aquello era toda una noticia y tocaba “sacar pecho”. Las fotos de aquel evento debían ocupar todas las páginas posibles en los periódicos españoles y, además, como era habitual en el gobierno franquista, la propaganda era vital. Así, no hubo reparos en retocar las fotos del encuentro. Fotos que por otra parte todos conocemos y hemos visto mil veces.
Esta primera foto muestra cómo la poco afortunada cara de Franco, con los ojos cerrados, fue sustituida sin mucho reparo por otra más adecuada. Sin duda, un retoque, pero hay que admitir que es un retoque lógico y sin mucha “maldad”.

Pero no acaba aquí la cuestión, es curioso que en este proceso de manipulación de fotos, la medalla que Franco luce en su uniforme cambiara sorprendentemente. Pasó de llevar la Cruz de Águila alemana, que seguramente lució en el encuentro para agasajar a Hitler, a lucir con orgullo la Medalla Militar Individual, española, y así “hacer patria” y mostrar, con el retoque, que estaba del lado de España, en cualquier caso y frente a quien fuera.
También es curioso como “creció” nuestro dictador. En la primera foto, la de los ojos cerrados, vemos una considerable diferencia de altura entre los dos gobernantes. En cambio, en la foto en la que Franco levanta su brazo saludando, la diferencia de altura con respecto a Hitler es casi inapreciable. Otro pequeño retoque de cara a mejorar la imagen de Franco ante España.

domingo, 22 de marzo de 2009

Dejen sus espadas en casa

El Messiah (Mesías) de Georg Friedrich Händel es una de las composiciones más famosas de la historia de la música. Su creador, alemán nacido en 1685 y fallecido en 1759 como inglés, ya que cambió de nacionalidad, es un referente en la historia de la música. Una de las características principales que se atribuyen a Händel es que fue de los primeros en crear su música pensando en público en general, no en los mecenas, nobleza, reyes… Se podría decir que su objetivo era popularizar la música más allá de las élites.

Como decía, el Mesías es su obra más conocida. La compuso en Londres en 1741, en tan solo tres semanas, y se estrenó por primera vez en Irlanda unos meses después. Y es en este punto es donde de manifiesto una de las cuestiones a las que hacía referencia en el primer párrafo: la popularización de sus obras. En el estreno de la obra se esperaba, y deseaba, tal cantidad de público que se solicitó a todos aquellos caballeros asistentes que, por favor, dejaran en casa sus espadas para que pudiera asistir más gente, y más cómodamente.

Esta historia me recuerda al comienzo de la versión cinematográfica de Cyrano de Bergerac en la que disfrutamos de Depardieu, cuando se arma el jaleo en la función de teatro. Genial. Y al finalizar; os hiero.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Tesla contra Marconi

Sin duda alguna, Nikola Tesla es uno de esos genios que nos ha colocado en la historia el mundo de la ciencia y que por alguna extraña razón no acaba de ser todo lo conocido y reconocido que debiera. Como dice el tópico, “conocerlo es amarlo”. Su vida y obra son muy interesantes y bien merecen alguna lectura un poco más profunda de lo que aquí voy a relatarles. De hecho, bastante ha tardado este que escribe en hablar de él. Y hace unos días, un buen amigo llamado David, Palomar para más señas, me envió una pequeña nota sobre Tesla que me va a permitir rendirle un pequeño pero merecido homenaje. Gracias David.

Como decía en la introducción, Tesla está en un segundo plano cuando merece estar en el primer plano y en lugar destacado. En 1893 consiguió transmitir energía electromagnética sin utilizar cables, creando así lo que sería el primer radiotransmisor de la historia. Marconi hizo su primera retransmisión de radio en 1895, y en 1897 Tesla presentó una patente sobre el tema. Como ven ustedes, una carrera "de inventos" entre ambos. Pero uno cardó la lana y otro se ha llevado la fama. Marconi intentó patentar sus trabajos, no obstante, en el año 1900 y fueron rechazados por ser considerados una copia de los trabajos de Tesla.

Entre ellos dos, y sus patentes, comenzó entonces un litigio que no fue resuelto hasta 1943, cuando la Corte Suprema de EEUU falló a favor de nuestro amigo Tesla. Dicho todo esto, pregunten ustedes por ahí a ver quién es el famoso y a quién se atribuyen los éxitos: ¿Marconi o Tesla?. ¿Quién inventó la radio? Seguro que muchos dirán que Marconi, pero la conclusión a la que se llegó este organismo de EEUU en junio de 1943 es otra. De todas formas, seguro que hay algún resquicio que permite poner la medalla a Marconi por una u otra cuestión, pero desde luego, Tesla sigue siendo el "segundón".

¡Ojo!, dicho todo esto, también debemos dejar claro que Tesla no es un desconocido y que no son pocos los tributos que se le han rendido. Muchas novelas, canciones, videojuegos… lo homenajean de una u otra forma. Por ejemplo, en un episodio de la serie “House” aparece escrito en una pizarra: “A Tesla le robaron”. La foto que acompaña esta entrada es un billete yugoslavo con la cara de Tesla, otro detalle.

lunes, 16 de marzo de 2009

Tengo una vaca lechera

Tengo una vaca lechera / no es una vaca cualquiera: / me da leche merengada / ¡ay qué vaca tan salada! / tolón, tolón, tolón, tolón.

¡Ahí queda eso amigos! Espero que conozcan el soniquete de esta popular canción. Les hablaré un poco de su autor, que tiene una historia curiosa. Su nombre es Jacobo Morcillo Uceda, aunque es más correcto decir "era" porque falleció en 2004. El compositor de esta letra era un comisario de policía de Franco y compaginó con éxito ambas labores: policía y letrista. Imaginen un comisario de postguerra en la España de Franco. Bien, pues cambien eso que tienen en la cabeza.

Al parecer, en 1946, durante un viaje en tren a Galicia, nuestro protagonista se aburría con el traqueteo y al mirar por la ventana divisó el magnífico ganado bovino gallego e inspirado en aquel momento por alguna vaca, escribió en su cuaderno de notas la letra con la que comenzaba esta entrada. De vuelta a Madrid buscó a alguien que le pusiera música a tan gloriosa letra, que se convirtió en un éxito desde el primer momento. Las orquestas se cansaban de tanto tocarla, siempre para deleite del público.

Este fue solo el comienzo de su carrera, ya que durante años continuó componiendo canciones infantiles, para anuncios, coplas… Por ejemplo, marcas como La Casera, AEG, Brandy 103 o Fagor, entre muchas otras, fueron “clientes” del maestro Morcillo. ¡Y no solo eso! También eslóganes como “Esta noche ¿qué? Esta noche Flex” fueron obra suya.

Sin duda todo un genio este comisario de policía reconvertido en creador polifacético. Vaya desde aquí un homenaje, lamentablemente póstumo, a este tipo. Y ahora un castigo para ustedes. Por vaya usted a saber qué maldición, a partir de ahora tendrán “la vaca lechera” todo el día en la cabeza y se descubrirán tarareándola en cualquier momento y lugar. Es lo que tiene.

Por cierto, ya se que la foto de la entrada es de un toro y no de una vaca, pero esa foto la saqué yo y me gusta.

domingo, 15 de marzo de 2009

Francisquete era el Tío Camuñas

Quizás a alguno de ustedes le hayan asustado, cuando eran niños, con la famosa frase: “¡qué viene el Tío Camuñas!”. También es posible que no usaran a este tipo como acicate para la obediencia, cambiándolo por el Hombre del Saco o quizás el Sacamantecas. En cualquier caso, seguro que conocen el dicho al que hacía referencia y que no es más que una forma de asustar a los pequeños para que hagan algo a lo que son reticentes. Dicho esto, voy a explicarles quién era el Tío Camuñas.

Su nombre real era Francisco Sánchez Fernández y nació en Camuñas, provincia de Toledo, en 1762. Ya saben ustedes de dónde le cayó el apodo. Murió en 1811 a manos del ejército francés, que lo fusiló por bandolero. En vida era conocido como Francisquete; lo del Tío Camuñas vendrá como consecuencia de lo siguiente. Él y su hermano fueron de los primeros en combatir al ejército napoleónico por la zona en la que vivían, una vez que estos habían dispuesto de España como si fuera suya, y en una de sus escaramuzas, la cosa no salió del todo bien y los franceses atraparon al hermano, colgándolo de las aspas de un molino.

La muerte de su hermano, unida al fallecimiento de un hijo y el contemplar día tras día cómo actuaban los franceses en sus tierras, le llevaron a reunir un grupo de unos treinta hombres con los que combatir al francés, usando las técnicas de guerrilla tan comunes en aquella guerra. Francisquete había sido correo años antes y montaba excelentemente a caballo, lo que provocó su enorme eficiencia en el combate de guerrilla que, como saben ustedes, se fundamenta en aparecer cuando menos se lo espera, matar más de lo que se temía y huir sin que haya tiempo de reacción.

Precisamente por su destreza como guerrillero, en el sentido literal de la palabra, los franceses comenzaron a utilizar la frase que protagoniza esta nota: “¡Qué viene el Tío Camuñas!”. Le temían más que a nada por aquellas tierras y a la menor sospecha, los napoleónicos soltaban este grito y se hacía el pánico por doquier entre los gabachos. Finalmente, el 12 de octubre de 1811, curiosamente el día en el que celebramos actualmente la Hispanidad, fue atrapado y acabó fusilado unos días más tarde.

Por lo tanto, salvo que ustedes sean franceses, no deben temer cuando usen al Tío Camuñas como amedrantador, por muy sanguinario que este fuera.

miércoles, 11 de marzo de 2009

La operación Garibaldi: el fin de Eichmann

El Tercer Reich alemán está plagado de personajes siniestros y criminales, pero entre ese mar de almas podridas hay algunas que destacan en su afán por acercarse al mismo diablo. Uno de estos casos es Karl Adolf Eichmann, Teniente Coronel de las SS y uno de los máximos responsables de la solución final, es decir, del exterminio sistemático de judíos.

No repasaremos su vida, pero sí algunos puntos relacionados con sus últimos tiempos. En 1945 el pájaro voló de la Alemania derrotada hacia Argentina, donde logró refugiarse bajo el nombre de Ricardo Klement. Allí habitó unos años tranquilamente hasta que en 1957 el Mossad, el servicio secreto israelí, localizó su paradero y preparó una de sus míticas acciones secretas, para “hacer justicia”. La operación, que se denominó Garibaldi, se puso en marcha el 1 de mayo de 1960. Agentes israelíes aterrizaron, de forma “poco oficial”, en Argentina, siguieron y controlaron a Eichmann durante varios días y el 11 de aquel mes lo raptaron.

Con la misma “oficialidad” que en el aterrizaje, el 25 de mayo volaron de vuelta a Israel llevándose consigo al jerarca nazi. Después de un juicio por crímenes contra la humanidad, el 15 de diciembre de 1961 fue condenado a morir en la horca. A mediados de 1962 acabó sus días uno de los seres más retorcidos del Tercer Reich, colgado. Después fue incinerado y sus cenizas fueron arrojadas al Mediterráneo desde un barco militar, en presencia de algunos supervivientes del exterminio judío. El objetivo era no dejar tras de sí una tumba que pudiera convertirse en "lugar de culto" o memoria de Eichmann.

Un última curiosidad sobre este hecho, ya de por si alucinante. El agente judío que raptó, en plena calle, a Eichmann, utilizó un guante para que el aliento de aquel demonio no estuviera en contacto con su mano. Si no me equivoco, este guante se expone en algún museo judío sobre el holocausto. ¿Alguno de ustedes puede confirmarme este hecho?

He de reconocer que esta historia, desde hace años, me ha llamado muchísimo la atención. Sin duda es todo un ejemplo de la eficiencia y buen hacer de El Mossad. Volar a otro país, localizar, raptar, volar de vuelta con el objetivo y finalmente juzgarlo. Impresionante. Prometo contar alguna historia más sobre El Mossad en el futuro.

martes, 10 de marzo de 2009

Atlas Cronológico de la Historia de España

Desde hace unos días tengo acceso a una interesante web creada por la editorial SM junto con la Real Academia de la Historia de España y que lleva como nombre “Atlas Cronológico de la Historia de España”. Me invitaron a conocerlo y a escribir una reseña en Curistoria si me apetecía. He invertido un poco de tiempo en navegar por este proyecto y, por supuesto, junto con la opinión irá una curistoria, que para eso estamos.

El proyecto, conocido por sus siglas (ACHE), recoge una cantidad ingente de acontecimientos ordenados cronológicamente. En estas dos palabras está la clave: ingente y cronológico. El número de acontecimientos recogidos en ACHE es enorme y si bien la ordenación “lógica” es la fecha, también podemos hacer búsquedas por temas, personajes o por cualquier palabra.

Además, los respaldos que están detrás dan cierta confianza y proporcionan la calidad necesaria. Sin duda, una gran fuente de información. ¿Algún pero? Más que pero, una “carta a los Reyes Magos”, por si el proyecto se extiende. Los textos son un poco reducidos, si bien es lógico viendo el alcance y el objetivo de la web. Pero no estaría de más que hubiera una buena selección de artículos en la web y además, que desde algunos de los hechos se enlazaran con otros webs, wikipedia, otras fuentes…

Por cierto, el acceso a la web se granjea junto con la compra de un libro que tiene estos mismos datos y objetivos. Eso sí, el libro no tiene las capacidades de búsqueda y consulta de la web. Lástima.

Y por cerrar con algún dato curioso. Según este ACHE y por lo tanto según la Real Academia de la Historia de España, el primer hecho de la Historia de España es el siguiente:

“El llamado “Hombre de Orce” (Granada) hallado en niveles del Pleistoceno Inferior en Venta Micena (Orce, Granada), parece ser el más antiguo resto de homínido hasta ahora encontrado en la Península Ibérica”.

Este hecho data de 1350000 antes de Cristo. Sin duda, mucho ha llovido desde aquel Hombre de Orce.

lunes, 9 de marzo de 2009

El zapato de Kruschev

Nikita Serguéievich Jruschov o Nikita Serguéievich Kruschev, o vaya usted a saber, porque con estos rusos… bueno, al tema. Este político soviético, que murió en 1971, fue jefe del gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas entre 1958 y 1964. En política exterior, tema que nos lo trae por aquí, fue un tipo que llevó a cabo acciones tanto de acercamiento a EEUU, como acciones de confrontación, como la que llevó a la crisis de los misiles con Cuba. En cualquier caso, al final fue precisamente esa actitud menos dura con EEUU lo que se llevó por delante su carrera, en gran medida.

La cuestión curiosa que quería hoy contarles de este amigo ruso forma parte de su “buen hacer” en política internacional y es el famoso tema de su zapato en la ONU. En septiembre de 1959 visitaba la ONU cuando de repente, viendo cómo se desarrollaba la sesión, se quitó un zapato y comenzó a golpear violentamente con él sobre la mesa. Su objetivo era llamar la atención del resto de delegados presentes, pero acabó llamando la atención de todo el planeta sobre su actitud y sobre su “salida de tono”.

Desde entonces este zapato es uno de los más famosos de la historia, sin duda alguna.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Anécdotas de Einstein

Hace unos días me remitió Manuel Díaz, un lector del blog, una serie de anécdotas sobre Einstein y algunas ocurrentes frases del padre de la Teoría de la Relatividad. De todas ellas, que pueden ustedes consultar completamente en el blog de Enzo David, me quedaré con las dos que más me gustan y aportaré alguna nueva. Por supuesto, mil gracias a Manuel por su ayuda.

Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió: “Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío.”

En una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin (juntos en la foto que acompaña la entrada). En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin: “lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira”. A lo que Chaplin respondió: “Lo suyo es mucho más digno de respeto; todo el mundo le admira y prácticamente nadie lo comprende”.

Estas dos historietas están tomadas íntegramente del post de Enzo David al que hacía referencia antes. Por aportar algo diferente, ahí van algunas perlas más del físico alemán. Una vez le preguntaron en una rueda de prensa:"¿Habla usted de otra cosa que no sea de física?". Einstein contestó: "Sí, pero no con usted". Esta Dr. Antonio Moreno González.

Y para cerrar, una curistoria relativa (no podía usar otra palabra que relativa) a Einstein pero que él no protagonizó. Sir Arthur Eddington, astrofísico inglés, estudió la Teoría de la Relatividad y la reafirmó. Cuando le comentaron a Eddington que sólo había tres personas en el mundo que comprendieran la compleja teoría de Einstein, el inglés respondió: "¿quién es la tercera persona?”.

Amigos, me acabo de dar cuenta de que hacía mucho que no narraba una historia en la que alguien soltara una puyita u ocurrencia de este tipo y el Señor Eddington nos la servido en bandeja. ¡Cómo me gusta la gente que suelta este tipo de respuestas!.

martes, 3 de marzo de 2009

Madame Butterfly, el espía

Madama o Madame Butterfly, o la famosa Señora Mariposa, es una ópera compuesta por Giacomo Puccini estrenada en febrero de 1904 en Milán. Descubramos quién era Madame Butterfly, el espía, que nada tiene que ver con la ópera más allá de la coincidencia en el nombre.

En la década de los 60 saltó a la luz cómo Shi Pei-Pu, un actor y cantante chino que solía representar papeles femeninos, entre los que estaba Madame Butterfly, había engañado y espiado a Francia, a través de una relación amorosa con Bernard Boursicot, empleado de la embajada francesa en Pekín. Por supuesto, como todas las historias de espías (que son otra de las cuestiones que más me gustan y atraen), esta relación está plagada de curiosidades e interés. Pero lo que realmente se merece una Curistoria es la relación amorosa.

Según el propio Boursicot, el chino era una china: “era mujer porque se creía mujer”. La relación entre ambos comenzó en 1964, pero según parece, hacían pocas veces el amor y el espía consiguió que su amante no se diera cuenta de que en realidad era un hombre. Usando la timidez y la represiva educación china como excusas, Shi Pei-Pu logró convencer al empleado francés para no verla a la luz y no recrearse demasiado en el sexo.

Esta relación duró varias décadas y cuando fue descubierta, Boursicot declaró que estaba convencido de que su amante era una mujer y estaba totalmente sorprendido. Pu también afirmó que había conseguido engañara su pareja todo aquel tiempo. Verdaderamente sorprendente. El chino parece que fue un buen espía, pero desde luego, era un genial actor. Varios años de amante sin que su compañero se enterara de que en lugar mujer era hombre.

Y de regalo, una reflexión. Siempre que leemos o hablamos sobre espías, decimos lo bueno que era tal o cual espía. Pero sin duda, los buenos espías son aquellos de los que nunca sabemos nada. El quinteto de Cambridge de Kim Filby, la orquesta roja, Sorge… todos fueron buenos, pero no lo suficiente. También tenemos tipos como el español Pujol, que nunca fueron pillados, todo sea dicho. ¿Y cuántos más habrá que forman parte de los mejores y nunca se sabrá? El sacrificio del espía. Fin de la reflexión.

domingo, 1 de marzo de 2009

El anillo del Pescador

Cuando un Papa fallece, se debe destruir aquello con lo certifica los documentos, bulas, etc. Es decir, el anillo de oro que utiliza como “sello” sobre sus escritos importantes y que es conocido como “el anillo del Pescador”. Este anillo lleva grabado el nombre del Papa que es su propietario rodeando la figura de San Pedro pescando en la barca. De ahí el nombre de “anillo del Pescador”. Ya saben ustedes, pescadores de almas según la tradición.

Desde que lo hiciera el Papa Eugenio IV, allá por mediados del siglo XV, esta costumbre se sigue llevando a cabo muerte tras muerte. El anillo es mucho más antiguo, ya que la primera mención de la que se tiene constancia está en una carta de Clemente IV que data de 1265.

El cardenal Camarlengo es el encargado de destruir el anillo, cual Frodo en el Monte del Destino. Para ello lo golpea con un martillo de plata y marfil hasta que el sello quede inutilizado. Esto forma parte del rito, y es exactamente eso, porque con el oro de ese anillo se funde el anillo del sucesor, que lo recibirá en su mano en la ceremonia de inauguración del pontificado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...