La orden de la Jarretera

The Most Noble Order of the Garter, es el nombre original y en su idioma nativo de la Orden de la Jarretera, creada a mediados del siglo XIV. Su nombre se debe a una leyenda, que vaya usted a saber qué tiene de cierto y qué tiene, como decía, de pura y mera leyenda. Un apunte antes de nada. Una jarretera, según la RAE, es una “liga con su hebilla, con que se ata la media o el calzón por el jarrete”. ¿Qué es el jarrete?, pues volviendo al diccionario Real, tenemos “corva de la pierna humana”. Con esto ya nos podemos hacer una idea sobre qué es una jarretera, lo que nos permitirá entender la leyenda, que dice lo siguiente.

Bailaba el rey inglés Eduardo III con la condesa de Salisbury (Juana de Ken según otras fuentes), cuando a esta se le cayó la liga de una pierna. Es decir, la jarretera, que seguramente era de color azul a juzgar por el escudo de la imagen. El monarca, cortés, en sentido doble, por amable y por encarnar la propia corte, se agachó a recogerla. Entre los asistentes al baile, surgieron rumores y algunas risas no exentas de malicia que no gustaron a Eduardo III. Este ciñó de nuevo la jarretera en la pierna de su compañera de baile y dijo, en francés: “que se avergüence el que piense mal” (Honi soit qui mal y pense).

El rey se propuso convertir aquella jarretera en un símbolo que todos desearan y lucharan por tener y fundó la Orden de la Jarretera. Son pocos los elegidos y es el mismísimo Rey de Inglaterra el que decide sobre sus miembros. Desde luego, consiguió su propósito, dignificar la jarretara de su compañera de baile.

Esta es la versión más conocida de la leyenda sobre el origen de la famosa orden; otras la asocian a las cruzadas y San Jorge.

Fuente principal: ABC.es
La orden de la Jarretera La orden de la Jarretera Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 18:59:00 Rating: 5

No hay comentarios:

>
Con la tecnología de Blogger.