Siempre ha habido clases

La frase que he colocado como título de esta entrada es tan cierta como conocida. Pero lo que no es tan conocido, si bien sigue siendo igualmente cierto, es qué son y sobretodo cómo se estructuran las clases. En concreto, las más altas distinciones nobiliarias. ¿Qué es un conde? ¿Es más importante un conde o un duque? ¿Y el marqués? Mejor dicho, ¿El señor marqués? Veamos una pequeña lista, que no es todo lo extensa que podría si habláramos de todos los existentes:

  • Infanzón – Según la RAE es un hidalgo que en sus heredamientos tenía potestad y señorío limitados. Vamos, un hidalgo, sí, pero de medio pelo.
  • Hidalgo – De nuevo según la RAE, se trata de una persona que por linaje pertenecía al estamento inferior de la nobleza. No iba mucho más allá del infanzón. Por cierto, Hidalgo proviene de la conjunción de “Hijo de algo”, si no me equivoco, y de hecho, es sinónimo de hijodalgo.
  • Conde – Es un título nobiliario que los reyes conceden y que en la Edad Media significaba gobernar un territorio. Por cierto, la etimología de la palabra es “acompañante o miembro de un séquito”. Y por ahondar en conde, y no “esconder” (no he podido resistirme) nada, diré que el Conde de Barcelona es un título del Rey de España. Un vizconde es “el segundo” al mando, después del conde.
  • Marqués – La RAE lo coloca muy claramente en la escalera nobiliaria: “Título de honor o de dignidad, de categoría inferior al de duque y superior al de conde”. El nombre proviene de marca, que es un territorio fronterizo y por lo tanto, estos tipos solían señorear tierras en las fronteras del reino.
  • Duque – Este título tiene que ver mucho con el ejército y en muchos casos ser duque era suficiente para comandar un ejército. En cualquier caso, es un título de honor destinado para significar la nobleza más alta.
  • Archiduque – Es un duque revestido de autoridad superior a la de otros duques. Ya conocen ustedes aquello del primus inter pares.
  • Infante – Aquí ya entramos directamente en el círculo cercano y familiar del monarca. Un infante es un pariente del rey que por gracia real obtiene este título o cada uno de los hijos legítimos del rey, nacidos después del príncipe o de la princesa. De aquí a rey y príncipe, donde supongo que no habrá dudas.
Como decía, no están todos los que son, pero si son todos los que están. El problema que se me presenta ahora en mi simple cabeza es: ¿qué es mejor, tener dos condados o un marquesado? Y cuestiones similares. Peliagudo tema este de la nobleza, pero al menos lo básico hemos de saberlo. Nobleza obliga.
Siempre ha habido clases Siempre ha habido clases Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 12:00:00 Rating: 5

25 comentarios:

  1. Marbella18:06

    Estudio historia y leo con preocupación este blog, lleno de inexactitudes, banalidades, errores y anécdotas vacías. Flaco favor se le hace a la disciplina con este tipo de difusión. ¿Por qué digo esto? Es una enorme metedura de pata tu referencia a la relación entre el título de Conde de Barcelona y Rey de España:

    1.- El condado de Barcelona fue una formación política que surgió un buen puñado de siglos antes que el Reino de España.

    2.- En la Alta Edad Media el Condado de Cataluña era de facto un reino de tanta entidad como Aragón (Castilla también era condado más o menos en estas fechas).

    3.- Cuando se produce la unión entre Cataluña y Aragón en el siglo XII la formación política de mayor entidad era Barcelona y no Aragón.

    4.- La Corona de Aragón, reino formado de la unión anterior, no tenía capital, pero Barcelona era la ciudad principal seguida de Zaragoza.

    5.- La codificación de títulos que expones corresponde a la Edad Moderna, por lo que no es aplicable a una formación política que empieza a surgir en el siglo VIII. También los reinos noroccidentales de la península comenzaron siendo pequeños territorios al frente de un noble sin título real.

    6.- El Rey de España también lo es de Jerusalén, así como conde de Flandes. Esto sólo demuestra lo arcaico y rancio que es la institución monárquica en la actualidad.

    En resumen, da asco como se utiliza la historia para legitimar posiciones políticas. Nos quejamos de cómo vascos y catalanes utilizan su pasado en pro de la independencia, pero cosas como estas no están lejos de esa rastrera actitud.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marbella:

    no soy yo tipo amigo de políticas y usos raros de estas cosas. Me he limitado a contar en la entrada lo que dice el diccionario de la RAE para el título de conde. Hace referencia al conde de Barcelona como:

    "Título del rey de España, que corresponde a los antiguos soberanos de Cataluña".

    Sólo está en tu lectura, y lo lamento, la interpretación partidista y política. De todas formas, por tu comentario, me temo que pecas de lo que me acusas. Sospecho, solo. Si me equivoco, lo siento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo18:25

    Marbella relajate un poquito y no te tomes las cosas tan a la tremenda, es un simple acercamiento a los títulos nobiliarios, no una legitmación política de algo usando la historia para ello. Y respecto a lo de las inexactitudes, no hay que mosquearse por algún fallito, conozco a catedráticos que cometen peores errores, lo que hay es que alabar esta forma de hacer historia, ya que es una forma diferente de acercar a la juventud a la historia, de una manera, alegre, divertida, llamativa, pero no carente de contenido.
    Un saludo a todos.
    Un Licenciado y Profesor de Historia.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amigo por ese comentario. Como bien dices, esto trata de ser ameno y "ligero". Para los "cejas altas" de la historia ya hay otras fuentes y otros foros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, un honor que un profesor de Historia sea lector del blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Por lo menos nos aclara algo a algunos pobres ingnorantes, y siempre es de agradecer .

    Saludos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  7. Mi nombre es sombra19:33

    No entiendo la filípica (por cierto, Vitike, la etimología de la palabra "filípica" te puede dar para otra curistoria ;-) ) del usuario MArbella, cuando él mismo se responde en su punto 6. Efectivamente, unos de los muchos títulos del rey de españa es el de conde de Barcelona, luego la frase el Conde de Barcelona es un título del Rey de España, que parece que es la que le ha molestado, es correcta.

    En el siguiente enlace se pueden leer unos cuantos (no sé si todos) de los títulos nobiliarios que tiene el Rey de España por el hecho de ser REy, independientemente de quien se quien ostente ese título.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Rey_de_Espa%C3%B1a#La_persona_del_Rey_.28o_Reina.29_de_Espa.C3.B1a

    ResponderEliminar
  8. Gracias Annick por tu comentario. De todas formas, es más ignorante el que no se tiene por tal.

    Sombra, gracias por el dato y por lo nota para la Curistoria. Después de el comentario, había pensado hacer una pequeña entrada sobre todos los títulos que ostenta en Rey de España. Están en la web de la Casa Real :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Marbella20:26

    Sólo escribo una vez más para aclarar algunos flecos de mi argumentación. El simple hecho de hacer referencia a que el Rey es también Conde de Barcelona y las palabras utilizadas ("no he podido resistirme")está cargado de intención e ideología. Cualquiera puede darse cuenta por donde van los tiros: es una defensa de la españolidad de Cataluña frente a las ansias independendistas que existen en dicha región. Una defensa errónea, en donde yo, y ahora sí es mi opinión, noto cierta soberbia dentro de ese debate absurdo España vs. Cataluña. En el artículo no se hace referencia a los otros títulos condales del Rey y eso refuerza lo que expongo.

    Por tanto, no es una defensa del nacionalismo períférico, sino todo lo contario, mi crítica es una denuncia de la utilización de la historia para crear identidades culturales e históricas falsas. Intento que el pasado se deje de utilizar como legitimación del presente, cosa que precisamente es una de las bases de los nacionalismos desde el siglo XIX.

    Concluyendo, la referencia concreta de la que hablo (no el artículo sobre los títulos nobiliarios) tiene una fuerte carga ideológica que he considerado totalmente fuera de lugar. He intentado que todo esto, en fin, sea una argumentación histórica, dejando a un lado mi nula inclinación tanto por los nacionalismos como por la institución monárquica. Los seis puntos que expuse son puramente de carácter histórico y no entro a valorar lo que me parece o no el Rey.

    Y, finalmente, dejo dos reflexiones sobre el tema:

    ¿Por qué cuando hablas del título Marqués no haces referencia a que el Rey español lo es de Borgoña, Milán o Atenas?

    ¿Por qué se reclama la españolidad de Cataluña y no de Portugal? El país vecino surgió más tardíamente, nunca tuvo tanto peso a nivel europeo y se sublevó a mediados del siglo XVII junto con los catalanes. Los primeros vencieron en 1648, los segundos fueron sofocados en esa fecha. Podría haber sido al revés y ahora la costa española estaría bañada en su mayoría por el Atlántico y no por el Mediterráneo.

    PD: Considero muy buena la labor de difusión de este tipo de blog, pero la información debe ser rigurosa, cosa no incompatible con ser claro, conciso y entendible. El lector no tiene por qué tener unos conocimientos amplios sobre el tema pero sí el emisor.

    ResponderEliminar
  10. Jodo Marbella, gracias por tomarte el tiempo de argumentar tu opinión. Creo que hay un malentendido. Decía lo de "esconder", como chiste fácil de "es-conde-r". Nada más. No tenía intención política alguna. De hecho, cuando he visto tu interpretación me he quedado bastante sorprendido.

    Y sólo lo he puesto como Conde de Barcelona, porque la fuente (RAE) lo ponía en ese caso y no en otros.

    Lamento lo que hayas malinterpretado, pero como ya he dicho, no es mi intención defender ni atacar al Rey, a Cataluña, a Portugal o a ningún otro.

    ResponderEliminar
  11. Pues Marbella dirá lo que quiera, pero a mí me ha parecido muy interesante. Me parece muy fuerte lo que dice Marbella sobre este blog, que si hay algo que lo caracteriza es la imparcialidad (y mira que no es fácil que se te escape algún comentario hablando de Historia). Hasta yo cogí lo de "esconder" (hasta tiene comillas, por lo menos cuando yo lo he leído). Y bueno, Bcn es conocida como la ciudad condal, no? Por eso creo que es más normal hacer referencia a esa y no a Milán, Borgoña o Atenas.

    Vitike, ¿qué me dices de otra entrada con los títulos de la Duquesa de Alba? Bueno, una entrada o veinte jeje. Es grande de España más de 10 veces, no?

    Sobre el segundo debate que plantea el polémico Marbella, me gustaría dar una breve opinión: Cataluña ya es España, Pt no; en Cataluña se hablará catalán, pero también español, no como en Pt (se haría muy difícil reclamar la españolidad, creo yo).

    ResponderEliminar
  12. He buscado lo de la duquesa que hablaba en mi anterior comentario en la Wiki y me he encontrado con esto: "Según el libro Guinness de los Récords, Cayetana de Alba posee más títulos que ningún otro noble en el mundo legalmente ante un gobierno vigente que los reconoce: es cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España. " Sabía lo del récord, pero maaaadre mía.

    ResponderEliminar
  13. Mi nombre es sombra21:30

    #"Los fantasmas del paraiso"

    SObre la duquesa de ALba y la cantidad de títulos nobiliarios que tiene, hay una especie de chiste o broma que dice que si en alguna ocasión la duquesa de Alba y la reina de Inglaterra coincidieran entrando en un ascensor al mismo tiempo, sería ésta última quien tendría que cederle el paso a la duquesa :-) (si nos atenemos estrictamente al protocolo).

    ResponderEliminar
  14. Ey, sí, me suena algo de eso que dices! De hecho, alguna vez alguien me dijo en serio que sería la reina de Inglaterra quien tendría que arrodillarse ante la duquesa si se viesen, y que por eso no se veían nunca. Eso sí, ni idea de si es verdad o no.

    ResponderEliminar
  15. Una cuestión que echo en falta. El título nobiliario más importante en España es el de "Grande de España". Es decir, es más importante un conde con consideración de Grande de España que un duque sin dicha consideración

    La duda que tengo es en donde queda el que posee título de Conde Duque (por ejemplo el conde duque de Olivares)

    ResponderEliminar
  16. Marbella esta bien que argumentes y discrepes pero te equivocas a la hora de perosnalizar y increpar a los demás. Yo he descubierto este blog hace relativamente poco y me parece de lectura muy interesante y del que se aprenden cosas muy interesantes; no veo que haya nada de malo en contar eso que llamas anécdotas vacías en alguna ocasión. Creo que en esta ocasión hay que dejar las ideologías de un lado y disfrutar de lecturas tan amenas y comentarlas y porque no discrepar, eso si siempre con educación corcholis. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  17. Los fantasmas... muchas gracias por tu comentario, de verdad. Me apunto lo de los títulos de la casa de Alba para ver si entran en una sola entrada :)

    Sombra, yo también había oído el tema ese, pero la verdad es que no tengo en la cabeza yo que eso sea cierto. Más bien está aquello, de "rey gana a cualquier otra cosa". Creo. Aunque eso sí, la de Alba podría estar con la cabeza cubierta en presencia real.

    Oscar, sobre lo de Conde Duque no tengo idea. Por otra parte, los grandes de España van justo después de los infantes, hijos de reyes, así que son "muy dignos y notorios". Se puede ser solo conde (o cualquier cosa) o conde y grande de España.

    Mil gracias pretoriano por la amabilidad de tu comentario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo17:48

    Me ha parecido muy interesante el post y me gustaría saber si alguien podría decirme la organización social pero dentro de lo que sería el estamento eclesiástico. Muchas gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Entre tantos blogs de historia este es, seguramente, el que más leo.

    Aún así entiendo y agradezco la intervención de "Marbella". Gracias a lectores como él los blogs se enriquecen, creo necesario que alguien lo diga. Pero claro... hay que tener en cuenta el carácter desenfadado del blog.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo09:42

    Oscar, el título de Duque lleva aparejada la Grandeza de España.

    Marbella, ¿no te has parado a pensar que si se ha resaltado ese título sea porque es uno de los más conocidos por haber sido el cedido a sus padres?. Pasa igual con el Principado de Girona por los Príncipes de Asturias.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo09:45

    ¡Ah!, y en respuesta a si es preferible un marquesado o dos condados, a efectos protocolarios, lo primero. Pero supongo que lo que normalmente importaría al noble en cuestión sería la cuestión de las pelas. Y ahí si que no hay normas.

    ResponderEliminar
  22. Alberto15:35

    Leo habitualmente este blog, y escribo para apoyar al autor en este currele. Yo tambien pille la broma de la curistoria en cuestion... solo alguien q no se pasa mucho por aki no lo pillaria... lo ultimo q pensaria seria lo q Marbella dijo..., con esquisita educacion q tb hay q reconocer. Un saludo a todos y animo vitike..., somos muchos los q te leemos en la sombra jaja

    ResponderEliminar
  23. Anónimo, tomo nota del tema eclesiástico. Interesante también.

    Kolicur, gracias por el comentario.

    Gracias a los anónimos amigos por su aportación.

    Muchas gracias Alberto por salir de la sombra :)

    ResponderEliminar
  24. Interesante, interesante este debate.
    No creo que sea conveniente desacreditar este loable esfuerzo por divulgar la Historia y sus anécdotas con expresiones como "lleno de inexactitudes, banalidades, errores y anécdotas vacías". Con ánimo científico, te invitaría, Marbella, a hacer un inventario de todos esos errores, a documentarlos y publicarlos aquí. Creo que a todos nos gusta la Historia y sería muy enriquecedor tener otros datos para contrastarlos.
    Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo contigo en que recurrir al pasado para justificar el presente es un error en el que no se puede caer. Y es mejor evitar suspicacias.
    Si nos ha de interesar ser una nación es porque nos conviene ahora, porque son más las ventajas para cada uno de nosotros que los inconvenientes. Es bonito tener un pasado común, aventuras comunes, etc, pero el futuro debería mandar.

    ResponderEliminar
  25. Gracias Ángel por el comentario y por la "ruta que llevas por el blog" :)

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.