Agustín de Foxá y los cerdos

En estos días se ha hablado de nuevo de Agustín de Foxá, por unas cuestiones en la orilla del Betis que no vienen muy a cuento. Este hombre, conde de Foxá y marqués de Armendáriz, nació en 1903 en Madrid y murió allí mismo 56 años después. Escritor, periodista y diplomático, son famosas sus ocurrencias y sus frases, cargadas de humor en unas ocasiones y de finas puñaladas en otras.

Antiamericanista por los cuatro costados, en una ocasión le reprochó un dirigente de EEUU su doble rasero. Al extranjero no le parecía muy lógico que por un lado se criticara vivamente a los americanos, y por otro lado se hiciera todo lo posible por recibir ayudas desde este país y además se celebraba dicha ayuda.

Nuestro amigo, con esos dardos que tanto nos gustan en Curistoria le devolvió: “También nos gusta el jamón y no nos tratamos con los cerdos”. Buena manera de salir del trance y del callejón en el que creía el norteamericano haber colocado a Foxá.
Agustín de Foxá y los cerdos Agustín de Foxá y los cerdos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:19:00 Rating: 5

7 comentarios:

  1. Que finura y que saber estar!
    Me encantan estas entradas que haces, son muy enriquecedoras y destornillantes :D

    ResponderEliminar
  2. If the man in the picture can be thiner,he will be a very charming man.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué arte tenía don Agustín! Es una pena que a personas tan inteligentes se les arrime simplemente porque no gustan sus ideas políticas.

    http://actfernandoiiielsanto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Elisa23:05

    Buenísima contestación, algo así sólo se le podría haber ocurrido a un español ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento, pero no estoy de acuerdo. El comentario puede ser brillante, pero es de un cinismo atroz. Ese antiamericanismo tan añejo, por la derecha, desde el 98, luego combinado con el moderno, por la izquierda, habría que empezar a ponerlo en cuestión. ¿No creen? Ha llovido bastante desde el 98 y desde el 89 (curiosa coincidencia de números) como para seguir viendo a los EEUU como el coco despreciable al que muñir cuando interesa.
    ¿O vamos a seguir siendo como ciertos artistas que desprecian a ese país y luego se desviven por recibir un Óscar?

    ResponderEliminar
  7. Ángel, está claro que la respuesta es de un cinismo y de un "morro", por decirlo de alguna manera, increíble.

    Pero desde luego, y por eso lo destaco, es una respuesta muy ocurrente y genial.

    Mil gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.