El Rey no se equivoca nunca

Hay gente que por no reconocer que se ha equivocado es capaz de cualquier cosa. Y cuando uno es Rey, lo malo es que esa cualquier cosa puede ser casi cualquier cosa y nadie tendrá el valor de apelar a la razón.

El rey en cuestión era Alfonso XII y andaba visitando un hospital militar durante una campaña contra los carlistas cuando se acercó a una cama para dar ánimos al soldado que allí se postraba. Le dijo: “¿Qué tal, capitán?”. El enfermo, en un acto de valor, que ya saben ustedes que el valor se le presupone a los soldados, contestó: “Soy teniente, señor…”. El rey, por no rectificar, apuntaló su error con: “¡He dicho capitán!”.

No conozco el mando del rey en el ejército por aquel entonces, pero seguramente aquel tipo fue capitán a partir de aquel momento.
El Rey no se equivoca nunca El Rey no se equivoca nunca Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:45:00 Rating: 5

8 comentarios:

  1. Pues es rara la anécdota ya que Alfonso XII llegó a estudiar en la academia de Sandhurst (Inglaterra) antes de venirse en la Restauración para "Aspanya", y estaría harto de ver oficiales de todo tipo, pero aún así me gusta ;-)

    ResponderEliminar
  2. Esto es como lo del general Grant, que cuando llegó a West Point se vio en la lista de alumnos que le habían puesto su famosa S., de Ulysses S. Grant, cuando fue a comunicar el error le respondieron que el ejército no se equivocaba nunca... y se quedó con la S. para toda la vida...

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la de Alfonso XII, y muy interesante esa de la S de Ulysses S. Grant, no la conocía.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16:09

    Entiendo la anécdota de otra forma, vaya uno a saber si esa fue la intensión original del monarca. Quizás le dijo Capitán, dándole a entender que por los servicios prestados a la corona ya no era más teniente, si no un capitán.

    ResponderEliminar
  5. El rango militar que ostentaba Alfonso XII en aquél momento es el mismo que ostenta el rey actual, Don Juán Carlos, comandante en jefe de las diferentes armas.
    Aquél teniente quedó ascendido por orden verbál en aquel mismo momento, siempre y cuando hubiese testigos militares de la anecdota, que hay que suponer que los habia siendo una visita oficial.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por los comentarios.

    Duncan, lo cuento como lo leí. De todas formas, este tipo de chascarrillos no son más que eso.

    Jose Luis, no sabía lo de Grant, muchas gracias. Es impresionante.

    Rodericus, el que manda, manda.

    ResponderEliminar
  7. muy buen post: "he dicho"

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.