Caballería contra blindados

Hoy se cumplen 70 años del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, un episodio histórico tan apasionante como brutal y tan intenso como estudiado. Por lo tanto, prepárense ustedes para un buen número de celebraciones y artículos en los próximos días y meses. Desconozco qué les parecerá, pero a mí me encanta esta “moda” sobre la Segunda Guerra Mundial.

Aquella guerra comenzó, técnicamente, con la invasión de Polonia por parte de Alemania. Y en ese capítulo inicial se enmarca lo que voy a contarles a continuación. El hecho no es otro que la famosa carga de la caballería polaca contra los carros blindados alemanes. He de aclarar que la fama de la acción es mayor debido a la leyenda que a la historia real, porque ustedes comprenderán que está cargada de romanticismo, viene a ser algo así como la última acción militar real de la caballería. De todas formas, en aquellos momentos ya estaba claro que su época era otra.

Los encontronazos entre la caballería polaca y los alemanes, en sus carros, se sucedieron a lo largo de aquel día de septiembre de 1939. Uno de los combates más significativos ocurrió entre el 18ª Regimiento de Lanceros polaco, liderado por el coronel Mastelarz, y miembros de la infantería motorizada alemana. Después de replegarse en un bosque, los lanceros salieron al galope de entre los árboles sorprendiendo a la infantería alemana, que estaba descansando. Era el atardecer y el día de lucha se dejaba notar en los cuerpos alemanes.

Los polacos cargaron a sable descubierto contra los atónitos nazis que sufrieron un duro palo, dejándose allí unas cuantas vidas. Después de estos primeros momentos, y una vez superado el efecto sorpresa, las ametralladoras alemanas hicieron su trabajo y acabaron con 20 jinetes y aquella carga. Hechos similares se repitieron en otros lugares y fueron magnificados por la historia y la propaganda. No es para menos, ya que podríamos considerar estas cargas de caballería como uno de los últimos momentos de la romántica caballería en combate.
Caballería contra blindados Caballería contra blindados Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:21:00 Rating: 5

18 comentarios:

  1. Lo que suele pasarse por alto al hablar de la guerra, y de los años que la precedieron (los Años de la Langosta, los llamó Churchill) es que Polonia no era ese país pacífico y democrático que vendió la propaganda de postguerra, sino una naciín militarista, donde las leyes antisemitas estaban a la orden del día, y que debido a una imagen exagerada de su propio poder (debida a la victoria frente la URSS unos años antes) acariciaba la idea de extender sus fronteras por centroeuropa y hacia los Balcanes.

    Así, el año pasado deberíamos haber conmemorado el 70 aniversario del despojo de Checoslovaquia, en el que Polonia tomó parte como un ave carroñera. EL ministro de exteriores francés, al saber que Varsovia había decidido anexionarse un buen trozo de la indefensa Checoslovaquia, dijo "espero vivir para ver a los polacos pagar por esta indignidad". En eso al menos tuvo suerte, porque Polonia pagó con creces al año siguiente.

    Lo más curioso es que si Hitler no se hubiera obsesionado con Danzig, seguramente Polonia se habría aliado con Alemania frente a la URSS, como harían Hungría y Rumanía. Pero Hitler no quería aliados, sino siervos, y en su enfermiza concepción del mundo los polacos solo valían como esclavos. Exigió de Polonia lo único que no podía darle, y así se aseguró de tener la guerra que había soñado y que le había sido negada un añoa atrás en Munich.

    ResponderEliminar
  2. Hola

    me ha gustado, incluso si no llega a ser por la ametralladoras
    es posible que los hubieran exterminado
    es romántico y evocadora esta reseña histórica

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. El comentario de José Antonio Peñas no es desacertado, y en cuanto a la carga de caballería yo lo veo más como un desesperado intento de usar "todo lo que tenemos". Es como ver tirachinas palestinos contra tanques israelíes...Es lo que tenemos, y la idea romántica no entraba en esos momentos en ningún tipo de plan. No me imagino a un jinete polaco de la época (espero que no fueran vestidos como los inmortalizó Rembrandt) comentando en voz alta: "Mi papel en el cine quiero que lo haga Elrond Flint...". Chapeau el post como siempre, genial ;-)

    ResponderEliminar
  4. Moeb10:46

    Para carga de caballería la del 3 regimineto italiano Savoia (24 de Agosto 1942), en plena estepa rusa (Don)... además de "romántica", salió bien (650 jinetes mataron a más de 2000 siberianos). Es considerada la última carga de caballería de la historia.

    ResponderEliminar
  5. Creo que a esas alturas de la historia la caballería, para militares y gobernantes, valía solo para reprimir al propio pueblo.
    Cargar contra los blindados fueron gajes del oficio.
    Entretenidísomo blog, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Jose Antonio, gracias por tu genial análisis.

    Jose Jaime, gracias por el comentario.

    Duncan, eso ocurre a menudo. En último caso, hasta con piedras si hace falta. Y es lo que tiene la carrera militar, que cuando toca, toca.

    Moeb, mil gracias por ese apunte, lo desconocía.

    Alexandre, y para los desfiles, no lo olvides. Hoy siguen siendo una gran baza en ellos.

    ResponderEliminar
  7. tengo entendido que la 2GM empezo el 1 de septiembre de 1939 y acabo el 2 de septiembre de 1945, no?

    por cierto, buen trabajo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Lupamon:

    empezó el 01/09/39 y los días claves, en el final son:

    El 8 de Mayo de 1945 es la victoria de los aliados sobre los alemanes, y por tanto el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

    El día V-J es el 15 de Agosto de 1945, día de la victoria sobre Japón, técnicamente.

    El 2 de septiembre de 1945 la rendición japonesa fue aceptada en la Bahía de Tokio por parte de sus enemigos.

    Por lo tanto, tienes razón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Rectificación a Moeb, No se de donde
    ha sacado la palabra savoia, al referirse al regimiento italiano, ese regimiento tomaría su nombre de la casa de Saboya, que en apariencia se leen "casi" igual,pero se escriben totalmente diferente, se lo dice uno que sirvio en la "mili" española, (año,1966) precisamente en un regimiento de igual nombre llamado Rgto. de Infanteria Saboya nº.6, un saludo

    ResponderEliminar
  10. Mi nombre es sombra18:51

    #José Antonio Peñas

    Tampoco es para tanto lo de Polonia. Sí, coincido en que su imagen es excesivamente "blanca" para lo que debería ser, por ejemplo, no hay mucha gente que sepa eso de que Polonia se puso del lado de Alemania contra Checoslovaquia y, por supuesto, en Polonia se guardan muy mucho de publicitarlo. Y el "buen trozo de la indefensa Checoslovaquia" tampoco era tanto, apenas unos 1300 km2, que tampoco es tanto:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Polish-Czechoslovak_border_conflicts


    #Alexandre

    "Creo que a esas alturas de la historia la caballería, para militares y gobernantes, valía solo para reprimir al propio pueblo."

    La caballería tuvo mucho uso durante la segunda guerra mundial, especialemtne en el frente oriental (los soviéticos y también, auqnue no se quiera creer, el "hipermecanizado" ejército alemán). Lo que pasa es que su uso no era el que le viene a la mente a todo el mundo (cargar sable en alto) sino en tareas de exploración y, en el caso de soviéticos el de transportar rápidamente infantería de un sitio a otro. Los ejércitos no estaban completamente mecanizados, por lo que había tanques y camiones para suministros pero no había forma de que las tropas sigueiran el paso de los tanques. Los americanos, alemanes y británicos lo resolvieron con transportes para tropas ligeramente blindados; los soviéticos usaron enormes masas de caballería que, tras desplazarse a donde correspondiera, desmontaban y combatían a pie como "vulgar" infantería. Este era exactamente el uso que le daban los polacos a su caballería en 1939.

    #Vitike

    Sobre la historia principal, a pesar de que se sabe qué pasó, hay ligeras variaciones. En lo que sí coincide todo el mundo es en que, efectivamente, la caballería polaca cargó contra infantería alemana pero el fuego de ametralladora con el que fue rechazada provino de un grupo de vehículos blindados que "pasaban por allí" y se unieron a la refriega. Al parecer, los polacos cabalgando hacia estos tanques y bordeandolos o colandose entre ellos (pero no atacaban, huían), y es en parte de ahí de donde viene la leyenda de la caballería cagando contra los tanques.

    #lupamon


    Sobre la fecha de inicio de la segunda guerra mundial, lo creas o no, ésta no empezó el 1 de septiembre de 1939. Bueno, por supuesto sí empezó si te guías por criterios eurocéntricos pero para aquella fecha chinos y japoneses llevaban pegándose entre ellos varios años y, puesto que su guerra quedó "embutida" en el conflicto general, por lo tanto se podría considerar que fue ahí cuando empezó (algunos historiadores así lo hacen).

    Al fin y al cabo, en algunos casos el asignar fechas concretas a determinados eventos es una tarea completamente arbitraria.

    ResponderEliminar
  11. lamatelle-comentador22:37

    No sale el comentario que escribi esta mañana. ¿Podria ser porque incluia un enlace y el antispam no lo permite?

    ResponderEliminar
  12. Juano02:18

    Dos cosillas:

    -Polonia la invaden al unísono Alemania y Rusia.
    -Inglaterra entra en la guerra para defender a Polonia, pero sólo contra uno de los invasores. De hecho al finalizar la guerra deja a su "aliado" en manos del otro invasor inicial.

    ResponderEliminar
  13. Sombra, gracias por ese gran comentario. Lo que le comentas a Lupamon sobre las fechas es cierto, pero la fecha "aceptada oficialmente" es el 1 del 9 del 39. Esto mismo suele ocurrir habitualmente, porque casi nada ocurre de la noche a la mañana.

    Lamastelle, no debiera ocurrir así, los comentarios con enlaces no suelen tener problemas. Salvo que google haya decidido algo al respecto.

    Juano, gracias por el comentario. Me temo que al final de la guerra a UK no le quedaron muchas alternativas con respecto a Polonia.

    ResponderEliminar
  14. Juano12:48

    Exactamente los mismos motivos había para entrar en guerra contra Rusia que los empleados para entrar contra Alemania. Idénticos. De hecho todos los generales aliados tenían planes y abogaban por seguir hasta Moscú, máxime cuando se contaba en aquel momento con la inmensa ventaja competitiva de la bomba atómica...

    El por qué Hitler fue un demonio y Stalin un tío cojonudo es algo cuya explicación sorprenderá a todo aquel que se moleste en buscarla. Pero no hay ningún motivo lógico y decente que sostenga esa diferenciación.

    ResponderEliminar
  15. Desde mi punto de vista, Hitler y Stalin fueron dos pájaros de cuidado.

    Pero al derrotar a los nazis, la situación no permitía seguir combatiendo y Stalin tenía buenas cartas en la mano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Mi nombra es Sombra19:03

    #Juano

    "-Inglaterra entra en la guerra para defender a Polonia, pero sólo contra uno de los invasores."

    Inglaterra (y Francia) entro en guerra contra Alemania porque tenía firmado un pacto de defensa mutua por el que se comprometía a defender a Polonia de agresiones exteriores. Lo que se suele ocultar (de nuevo volvemos a la "blanca" imagen de Polonia en la segunda guerra mundial), es que dicho pacto contenía un protocolo secreto (es decir, el pacto era público pero el protocolo no), por el que ambos países declaraban que Inglaterra sólo se comprometía a defender a Polonia si ésta era atacada por Alemania, no por la URSS.

    Y al final de la guerra, pues sí, los aliados occidentales abandonaron a Polonia, pero ¿qué otra cosa podían hacer? Francia e Inglaterra en concreto, habían sido derrotadas (aunque estuvieran en el bando de los vencedores, habían perdido su prestigio como grandes potencias, y de ahí vino la pérdida de las colonias para ambos paises, amen de que financieramente estaban arruinadas y, en ecaso francés, con gran aprte del país seriamente dañado por la guerra).

    Además, se suele olvidar gracias a Hollywood que, por muy impresionante que fuera el desembarco de Normandia, los aliados occidentales lucharon una guerra en miniatura si la comparamos con lo que fue el frente oriental, tanto en el número de tropas involucradas como, sobre todo, en el número de bajas.Y eso en occidente se sabía perfectamente, vamos, que nadie excepto Patton quería una guerra con la URSS porque, parafraseando a Bismarck, Polonia no valía la vida de varios cientos de miles (¿millones?) de hijos de granjeros del medio oeste.

    Y aparte está que, incluso teniendo la superioridad de la bomba nuclear y todo, y dejando aparte el miedo a las bajas propias, occidente ni siquiera tenía nada claro que hubiera podido ganar en aquel momento.

    ResponderEliminar
  17. Sobre la caballeria, hay al menos una acción de guerra protagonizada por jinetes en 1944, en el transcurso de la retirada de las tropas alemanas cercadas en la bolsa de Korsun.
    El 15 de febrero, el mariscal Manstein, desobedeciendo las órdenes de Hitler, dio a los cercados la señal de salida, para que rompieran las líneas soviéticas y trataran de alcanzar las posiciones de una agrupación de la división Leibstandarte que estaba tratando de alcanzar la bolsa pero había quedado frenada a pocos kilómetros. El general Stemmermann, al mando de los asediados, dirigió a las tropas que cubrían la retirada mientras el resto de sus fuerzas intentaba atravesar el cerco. EL mariscal Konev, que dirigía el cerco, ordenó iniciar la persecución, pero casi un 60% de los alemanes lograron llegar hasta sus rescatadores.

    Durante la persecución, la caballería cosaca, que cumplía misiones de exploración en el Ejército Rojo, y podía moverse más rápido que otras unidades, alcanzó a varias unidades de infantería que trataban de llegar a la orilla del río Kniloy, donde estaba la Leibstandarte. Los cosacos cargaron al sable y al verles aparecer los alemanes, presas del pánico, no fueron capaces de hacerles frente de forma organizada y huyeron en desbandada. Un oficial soviético describió lo que sucedió a continuación como "el tipo de carnicería atroz que es imposible detener hasta que cesa por sí sola"

    (fuente, "No Stalingrad on the Dnieper: The Korsun-Schevchenkovsky operation", Douglas Nash)

    Los cosacos y otras unidades montadas siguieron siendo empleadas por los soviéticos hasta el final de la guerra, ya que su movilidad era muy superior en terrenos difíciles y al no necesitar gasolina podían mantenerse en activo forrajeando. Creo que las últimas unidades fueron disueltas a finales de los 40, aunque han seguido en activo hasta hoy como tropas ceremoniales.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por toda esa información, sois la bomba.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.