El padre severo que no era lo que parecía

La historia de hoy es muy parecida a la que ya conté hace, curiosamente dentro de dos días, exactamente un año. Explicaba entonces que “La Ronda de Noche”, el famoso cuadro de Rembrandt, es en realidad una escena diurna, pero esto únicamente fue perceptible después de una limpieza y restauración de la obra.

Hoy hablaremos de un cuadro de Gerard Ter Borch (o Terburg, o Terborgh o Terboch, como deseen), artista holandés del siglo XVII. Para ser exactos, no hablaremos de Borch, sino de uno de sus cuadros. Se le considera, al artista no al cuadro, un buen pintor sobre la vida y las costumbres de las clases acomodadas. Dentro de esta categoría podemos incluir la obra conocida como “La amonestación paterna”, pintada hacia mediados de aquel siglo. El nombre que acabo de mencionar, es el que se utilizó durante años para referirse a la obra porque se creía que eso era lo que representaba: un hombre regañando a su hija.

Más tarde el cuadro fue rebautizado como “Conversación galante”. Una restauración y limpieza pusieron de manifiesto algunos detalles que le dieron una nueva explicación. Lo que parece ser una bolsa de monedas surgió en la mano del hombre sentado, convirtiéndolo de padre severo en amigo de prostíbulos. Este es el nuevo sentido del cuadro: un hombre pagando a una alcahueta para contratar los servicios de la mujer joven. Vamos, blanco y en botella, no sé si me entienden. Sin duda un giro sorprendente de este cuadro. De escena familiar a escena prostibular. Lo sé amigos, lo sé, me acabo de inventar una palabra, pero quedaba una frase bonita. Espero me lo disculpen. No es lo peor que se me pasó por la cabeza. Podría haber cerrado con: "De padre severo a put_ro". ¡Dios, lo he hecho!.

Más información: ¿De qué se ríe la Mona Lisa? de Mabel Figueruelo, wikipedia.
El padre severo que no era lo que parecía El padre severo que no era lo que parecía Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:56:00 Rating: 5

9 comentarios:

  1. jejejeje muy curistórico...


    Ahora, La Ronda de Noche, ¿no era en realidad una escena diurna?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo06:20

    no todo es lo que parece!!
    Qué entrada tan interesante!

    Saludos
    Esther.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo08:33

    Es tremendamente curioso la interpretación que hacen los expertos de los cuadros y cómo ésta puede variar cuando se descubre tal o cual detalle... Vamos, que es mejor no tomar casi nada como verdad absoluta.

    Un saludo

    Sempere

    ResponderEliminar
  4. Marat, gracias por el comentario y por el aviso sobre La Ronda de Noche. Ya lo he solucionado.

    Esther, gracias por el comentario.

    Sempere, como siempre, la duda y el escepticismo son buenos consejeros. No me extrañaría que apareciera otra explicación cualquier día.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJ, no has podido resistirte, tambien podría haber sido "De padre reñidor a prostibulador", puestos a inventar palabros....
    Aunque curiosamente, mi corrector ortografico, reconoce "prostiblulador", os lo juro... WTF?
    Buena entrada Manuel.

    ResponderEliminar
  7. lamastelle-decente11:39

    No veo la bolsa por ningun lado, pero seguramente es cosa de mis gafas.

    Sois todos unos malpensados. Quizas este dandole la dote a la suegra...o pagando la semanada a la hija...o dandole a la esposa el dinero para la compra...

    ResponderEliminar
  8. Lamastelle, definitivamente tienes que cambiar tus gafas, que me dices de los neones, las botellas de whisky, el humo ambiental.... todo eso delata el prostibulismo.....;)

    ResponderEliminar
  9. Gracias Jesús, como siempre.

    Lamastelle, estoy casi de acuerdo contigo, pero si la gente que sabe de esto dice que esa es la interpretación...

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.