Los brazos de la Venus de Milo

Los brazos de la Venus de MiloEn abril de 1820, en la isla de Melos, en el mar Egeo, en Grecia, un campesino llamado Yórgos Kendrotás descubrió una estatua semienterrada. Según parece, junto con la estatua, pero separados de la misma, estaban un fragmento de antebrazo y una manzana. Esto detalle es importante, ya que estamos hablando de la Venus de Milo, que como ustedes sabrán, no tiene brazos. Esto no es inconveniente para que sea considerada una de las obras cumbre de la historia de la escultura.

Siguiendo con la historia del descubrimiento, nuestro descubridor campestre intentó vender la estatua a un clérigo ortodoxo. Este contacto con un oficial del ejército francés, Jules Dumont. Había una guerra en marcha por parte de Grecia para independizarse del Imperio Otomano, por lo que podemos considerar que técnicamente la estatua estaba en aquel momento en territorio turco. El clérigo griego trató directamente con el soldado francés para evitar el control de las autoridades turcas. El francés debía ser un tipo listo porque cerró rápidamente un acuerdo y sacó de la isla la estatua. En concreto, fue a parar al Marqués de Riviere, embajador francés en Constantinopla que finalmente se la regaló al Rey Luis XVIII, por lo que nuestra Venus viajó hasta París.

Hay una historia que cuenta que durante la carga de la estatua en un barco que la sacaba de la isla con destino a manos turcas, un grupo de soldados franceses la robaron. Durante la lucha se golpeó la obra contra el suelo y que ese fue el momento en que perdió los brazos, quedando en territorio turco y por lo tanto en su poder. Esta historia explica la pérdida de las extremidades y también cómo llegó la obra a manos francesas.

Los turcos siempre han creído que la estatua les pertenece por derecho y han solicitado su devolución en varias ocasiones, ya que consideran casi un robo su paso a manos francesas. En la década 1960 una comisión turca solicitó al gobierno francés la devolución de la Venus de Milo en base a un informe jurídico que exponía lo que hemos contado anteriormente. Este informe también decía que si Francia devolvía la estatua, los turcos retornarían los brazos a la estatua, ya que conocían su paradero. La respuesta del ministro francés de cultura, André Malraux, fue: “la Venus de Milo es tan francesa como la Madelón”.

Ahí quedó todo y por lo tanto, seguimos sin saber si la Venus de Milo tiene sus brazos en algún lugar escondidos o si por el contrario se perdieron para siempre vaya usted a saber cuándo y dónde.
Los brazos de la Venus de Milo Los brazos de la Venus de Milo Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 17:55:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. Anónimo07:20

    Con lo mucho que leo sobre mitología (y lo que tenga que ver con ella), jamás me habia topado con la explicación de por qué esta Venus no tiene brazos.
    Gracias Vitike por la historia, es bueno salir por fin de la ignorancia.
    He encontrado esta historia muy útil para mi afición a la mitología.

    Saludos
    Esther.

    ResponderEliminar
  2. Anda que... Destrozar una escultura por semejante estupidez.
    Hay que ver...

    ResponderEliminar
  3. Esther, Jelens; gracias por vuestros comentarios y por vuestra "fidelidad" al blog :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La dios de Venus representa, una planeta, y el amor y la belleza.

    Ahora los brazos, es una pregunta con respuesta ?
    Pero definitivamente es un placer tenerla en casa.
    Ya que esta figura casi todos los hogares del mundo la tiene. Da energuia y esperanza, fe a creer en el amor y la belleza.
    Maria Elsa

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:01

    La respuesta del pobre Malraux revela la estupidez del nacionalismo. Si alguien se llevara unas décadas la Madeleine a Albacete sería manchega... No te jode!

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.