Home Guard: Picas napoleónicas en la Segunda Guerra Mundial

Home Guard: Picas napoleónicas en la Segunda Guerra MundialHace unos días hablábamos de Mad Jack, un tipo que se llevó su gaita y su arco a sus combates en la Segunda Guerra Mundial. Volvemos sobre el tema de las armas anacrónicas en este conflicto. No me extrañaría que debido al ámbito y las necesidades de esta guerra, tuviéramos ejemplos de gente combatiendo hasta con chinchetas. Ya les contaré la historia si algún día me entero de ello.

La conocida como “Guardia Local”, o “Home Guard”, fue una organización creada para la defensa del Reino Unido durante sus combates con la Alemania de Hitler. Estuvo operativa desde 1940 hasta 1944 y fue tal el compromiso y éxito de la iniciativa que llegó a contabilizar en sus filas con casi millón y medio de voluntarios. Al principio se denominaba "Local Defence Volunteers" o LDV, pero finalmente su nombre fue modificado. Personas que no podían ser soldados en el ejército regular, habitualmente por su avanzada edad, servían de esta forma a su país en aquella guerra.

Su objetivo era ayudar en todo lo posible a la defensa de la Isla en incluso de servir como “fuerza de choque” en caso de una posible invasión nazi. Como decía, la “Home Guard” llegó a superar el millón de integrantes, un número muy superior a los 150.000 inicialmente previstos. Sólo en el primer mes de alistamiento se alcanzaron los 750.000 alistamientos.

Este gran éxito tuvo también su problema: la intendencia. Era imposible armar debidamente a tanta gente, por lo que se hubo de echar mano de cualquier cosa capaz de servir como arma. ¿Chinchetas? No, no. Pero sí se utilizaron elementos de atrezo de algunas compañías teatrales e incluso se llegaron a tomar las picas napoleónicas que estaban a bordo del Victory, el buque insignia del almirante Nelson. Cualquier cosa era mejor que nada, incluso una vieja alabarda.
Home Guard: Picas napoleónicas en la Segunda Guerra Mundial Home Guard: Picas napoleónicas en la Segunda Guerra Mundial Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:34:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Estaría bien ver el enfrentamiento de los septuagenarios anglosajones contra los carros de combate alemanes, aunque una lanza es mejor que nada, eso está claro.

    Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  2. bien.. yo me llevaria una katana.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentario y Kal_Zakath, me alegro que te guste el blog.

    Una pica es poco, pero mejor que nada... Afortunadamente no se dio el caso real de combate.

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.