Sigue Curistoria

Google+

Buscar



jueves, 29 de enero de 2009

El origen del método Braille: la escritura nocturna

Estoy convencido de que todos ustedes conocen el método de escritura, y de la lectura, denominado Braille que utilizan los ciegos. Está presente en muchos sitios, siempre menos de los que debiera, y sin duda es algo magnífico. Hoy rendimos honores a una de las personas que más influyeron en su creación: Charles Barbier de la Sierra.

Este capitán del ejército francés, allá por comienzos del siglo XIX, creó la “escritura noctura”. Como otras muchas veces, y como ya hemos mostrado en Curistoria en varias ocasiones, el motivo inicial fue meramente militar, dando lugar finalmente a un gran invento o avance. En este caso, Napoleón había solicitado un método de comunicación silencioso y que pudiera ser utilizado en la oscuridad. De ahí el nombre de “escritura nocturna”.

Barbier creó una matriz de 6x6 en la que cada celda correspondía a una letra o a un conjunto de letras muy común en el lenguaje francés. Algo como esto:








123456
1aiouéè
2aninonuneuou
3bdgjvz
4ptqchfs
5lmnrgnll
6oioinianienionieu

Para representar las letras en la “escritura noctura” se hacían dos columnas de puntos, la primera columna contenía de 1 a 6 puntos en relieve, similar al Braille, representando el número de fila en la matriz que correspondía a la letra a representar, y la segunda columna de puntos hacía lo mismo pero la otra coordenada. Por ejemplo, la “M” corresponde a la fila 5 y a la columna 2, por lo sería algo como:
* *
* *
*
*
*

Por supuesto, el asterisco será una marca en el papel, de tal forma que se pueda “leer” con los dedos.

Finalmente el sistema fue tomado como método de lectura y escritura para los ciegos y en 1821 la “Institución Real para la Juventud Ciega” (¿?) (Royal Institution for Blind Youth) aceptó este método frente a la representación que utilizaban, basada en rectas y curvas y mucho más complicada de leer con los dedos. También se desarrolló una herramienta de escritura en “escritura nocturna” adaptada para los ciegos.

Louis Braille, el padre del método actual y más famoso, era un estudiante en aquella institución y partiendo del método de Barbier creó su propio método que da origen al que conocemos hoy en día.

Por cierto, a Barbier no le sentó demasiado bien que un muchacho, Braille, le enmendara la plana. En cualquier caso, ya hemos visto quién se acabó llevando el gato al agua y quién es hoy el más famoso. Sirva esta modesta entrada para dar al César lo que es del César.

2 comentarios :

Muy bueno!!!
No tenia ni idea, no sabes cuanto aprendo contigo y cuanto me desasno...
Te felicito, el blog esta cada dia mejor!

Muchas gracias Khyronthell por tu amable comentario :)

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...