Sigue Curistoria

Google+

Buscar



Los libros más vendidos en Amazon

lunes, 31 de marzo de 2008

Retoque de fotos antiguas


Actualmente estamos acostumbrados a ver fotomontajes y maravillas del retoque hechas con Photoshop, pero el retoque de fotos es algo tan antiguo como la propia fotografía, o casi. Lo que sí es cierto es que las herramientas actuales permiten hacerlo mejor y más sencillamente, pero también es más complicado que el engaño del retoque no se descubra.
Esta primera foto muestra a Lenin en 1920, dando un mitin en Moscú, alentando a los soldados que va a ir al frente a combatir. A la derecha del estrado (según se mira la foto) o a la izquierda de Lenin, vemos a un tipo de pie que no es otro que Trosky.
Trosky era un personaje importante durante esta época y estaba "en la cumbre", pero poco después se vio envuelto en una lucha de poder dentro del Partido Comunista y terminó perdiendo poder y prestigio. Y nadie quiere a alguien sin prestigio cerca, ni siquiera en una foto.
Así, que con un poco de retoque, se intuye que muy cuidado, se eliminó a Trosky de esta foto, para que no hubiera pruebas de su amistad con Lenin. ¿Absurdo? Seguramente. El resultado podemos verlo en esta segunda foto.

sábado, 29 de marzo de 2008

Origen de la corbata


Los jinetes croatas del siglo XVII tomaron muchas cosas de la caballería irregular turca, los delis y los aquincis al servicio del sultán. Como los jinetes de la Sublime Puerta, sus botas eran amarillas, como las fuerzas de élite otomanas, llevaban una piel de oso sobre la silla de montar, fajas de colores y una casaca muy parecida a la dolama turca.

Estos jinetes llevaban en torno al cuello un pañuelo anudado, y esta costumbre acabará pasando a la forma de vestir europea, dando lugar a la corbata. Este término proviene del italiano corvatta o crovatta, que a su vez deriva de croata.

jueves, 27 de marzo de 2008

¿Qué es el estraperlo?


De acuerdo al diccionario de la RAE, uno de los significados de la palabra estraperlo es el siguiente: "Comercio ilegal de artículos intervenidos por el Estado o sujetos a tasa" y este es efectivamente el más conocido y utilizado. Pero el origen de esta palabra es interesante.

Durante la Segunda República Española, llegaron a España dos señores llamados Strauss y Perel y una señora, esposa del primero, que se llamaba Lowann. Traían entre manos un negocio ilegal, que más que negocio era estafa, y sabiéndolo, tuvieron la precaución de allanarse el camino para evitarse problemas posteriores. El negocio consistía en un juego de ruleta, al parecer debidamente amañado para asegurar ganancias y que querían comenzar a usar en el Casino de San Sebastián. Y como decía, allanaron el camino sobornando a algunos cargos políticos entre los que estaba Aurelio Lerroux, que era sobrino de Alejandro Lerroux líder del Partido Radical, y presidente en aquella república. Según parece, le dieron al sobrino un reloj lujoso para su tío como presente, aunque no se tiene constancia de que este obsequio llegara a su destino.

Cuando se descubrió que el juego que proponían los extranjeros era fraudulento, la policía intervino y se prohibió. Los timadores, enviaron un par de cartas a Lerroux tío en un tono claramente chantajista y el político no hizo ningún caso. Así que puestos a llevar la cuestión hasta sus últimas consecuencias, los estafadores no tuvieron reparo en comunicar los sobornos hechos a Alcalá-Zamora y hacerlos públicos. La prensa se encargó de agitar debidamente el tema para que finalmente Alejandro Lerroux viera finiquitada su carrera política por este hecho.

Y de toda esta situación proviene la palabra estraperlo, que no es más que una derivación de los nombres de los timadores Strauss, Perel y Lowann, aunque hay versiones que no cuentan con el nombre de la esposa de Strauss, Lowann y por lo tanto argumentan que estraperlo deriva de la unión de Strauss y Perel. Sea como fuera, es una historia curiosa el origen de esta palabrita.

miércoles, 26 de marzo de 2008

Excellent Blog Award

Los amigos de ArqueoHistoria y Sobre Leyendas han honrado a este blog con el premio Excellent Blog Award. En primer lugar, mil gracias :) No sólo me han premiado una vez, sino dos.

Y ahora, según las normas de este premio, tengo el honor de premiar a otros cinco blogs, que deberán continuar con el premio... y así seguir conociendo blogs sobre estos temas que tanto nos gustan.
And the winners are:

Hislibris - El mejor sitio en Internet para mantenerse al día sobre el mundo editorial alrededor de la historia, tanto en ficción como en no ficción. Tengo el honor de colaborar con ellos y el grupo de personas que lo forman son una joyita. Por cierto, el foro es imprescindible.

Historias de la historia - Buenos artículos, y mis preferidos: las entrevistas a escritores.

Historias con historia - Este blog comparte la filosofía de Curistoria, es decir, ver la historia de otra manera para conocer lo que no se cuenta y sobre todo, hacerla divertida.

Siglos Curiosos - Si decía que el anterior comparte filosofía con Curistoria, este la comparte mucho más: "Historias desopilantes, anécdotas curiosas, rarezas antiguas, todo eso se da cita en los siglos curiosos"

El Gran Capitán - No es exactamente un blog, pero sus artículos y sobre todo su foro son algo que merece la pena visitar.

Son todos los que están, aunque lamentablemente no están todos los que son.
Y para cerrar, y aunque esté fuera de la lista, os recomiendo también Lilliputmodel, el mundo del modelismo de figura histórica. Otra forma de ver la histórica. Me confieso aficionado enganchadísimo. Visitad el foro, veréis una cantidad de trabajos notable.


martes, 25 de marzo de 2008

Juan José de Austria

Don Juan José de Austria era hijo de Felipe IV y de la actriz María Inés de Calderón “La Calderona”. Por lo tanto, no era un heredero al trono, pero era un hijo de rey reconocido por este. Esto hizo que su ambición fuera un poco más allá de lo esperado por su padre. Durante su vida desempeñó cargos militares e incluso fue gobernador de los Países Bajos.

Cuando Felipe IV ya era un anciano y disfrutaba de cierto descanso en Aranjuez, se presentó allí Don Juan José de Austria, su hijo bastardo. Este le mostró una pintura hecha por el mismo en la que se mostraba la complacencia de Saturno ante los amores incestuosos de Júpiter y Juno.

Pero el toque extraño estaba en las caras. Saturno tenía el rostro de Felipe IV, Júpiter tenía la cara de Juan José de Austria, el autor de la pintura, y Juno era la infanta Margarita. Aquí conviene remarcar que Juno era hija de Saturno y hermana y esposa de Júpiter. A buen entendedor...

El osado Don Juan (leer con doble sentido) pretendía a su hermanastra. Esto, aunque ya disponía de una buena posición, mejoraría esta, al estar casado con una hija legítima, por parte de padre de madre.

El rey enfurecido expulsó a su hijo de la Corte y se negó a volver a recibirlo, incluso en su lecho de muerte.

lunes, 24 de marzo de 2008

¿Cuánto vale la palabra de un rey?


Durante la rebelión de Gante, en el siglo XVI, el Rey Carlos V se vio obligado a tomar una decisión en cierta medida arriesgada. La ciudad de Gante se había negado a pagar a dicho rey ciertas "impuestos" y esto originó una rebelión. Los ganteses tomaron la ciudad por las armas contra el rey español y para buscar apoyos sólidos enviaron emisarios al rey Francisco I de Francia, que había estado en guerra durante dos décadas con el rey español, ofreciéndole el trono si les apoyaba contra el dominio imperial.
Inesperadamente el francés remitió las cartas que recibió de los emisarios a su "enemigo". Una vez conocidas estas intenciones, Carlos V decidió ocuparse él mismo del tema viajando hasta el lugar del conflicto. Pero un viaje a través de sus dominios en Italia y Alemania demoraría mucho la solución del problema. Así que la opción más rápida era atravesar Francia, territorio enemigo. Solicitó permiso al rey Francisco I y este le dio su palabra.
Carlos V le otorgó tal valor a la palabra del rey francés, incluso tratándose de un enemigo, que no dudó en renunciar a los rehenes que Francia le otorgaba como garantía, hijos del propio Francisco I, y haciendo oídos sordos a las duras opiniones en contra de algunos asesores atravesó Francia sin problemas. Es más, estuvo siete días en París siendo agasajado.

sábado, 22 de marzo de 2008

Origen de la palabra linchar

Después de un post sobre el origen de la palabra gringo, aquí vamos otra vez con la explicación del origen de una nueva palabra, en este caso, la palabra es linchar.

Parece que allá por 1780 en un pueblo de Virginia, en EEUU, se formó una agrupación social para luchar contra los criminales y los altercados. El objetivo era mantener el orden en la revolución contra el dominio británico y si para conseguir esto había que ir un poco más allá en los métodos, se hacía sin problemas.

Esta agrupación social o “tribunal popular” tomaba a los sospechosos, los juzgaba de forma rápida frente a un tribunal falso y los obligaba a confesar. Una vez hecho esto, se subía al ya condenado a un caballo, se le ataban las manos a la espalda, se le ponía una soga al cuello y se ataba el otro extremo de dicha soga a un árbol. Efectivamente, como el inteligente lector se habrá dado cuenta, esto se trata de un ahorcamiento.

¿Y que tiene que ver todo esto con la palabra linchar? Pues que en dicho pueblo virginiano, el juez se apellidaba Lynch, que de una forma u otra acabando dando nombre a “linchar”. Y así, este término quedó asociado al nombre de este juez, precisamente por juzgar y ajusticiar sin garantías, de forma “popular” y sin muchos miramientos.

jueves, 20 de marzo de 2008

El alquimista pobre


En una ocasión un famoso alquimista escribió una obra titulada “Crisopeya o arte de fabricar oro” y se la presentó al papa León X. Claro está que una obra que enseña a fabricar oro tiene un valor inapreciable y el alquimista esperaba ser recompensado generosamente por hacer entrega de esta información a la Santa Madre Iglesia.

Pero la iglesia, o más bien sus representantes, en no pocas ocasiones son personas de gran sabiduría, vasto ingenio y fino humor. Y así, el papa León X le entregó al ilustre alquimista una bolsa vacía en pago por su obra. El alquimista debió pedir una explicación al pontífice y este le contestó: “No te doy la bolsa llena de monedas porque, sin duda, te será fácil llenarla aplicando tus conocimientos del alquimia”. ¿Quién emite replica contra esta afirmación? Es perfectamente lógica.

[Image by chosovi]


martes, 18 de marzo de 2008

Los gigantes de Potsdam


Con este nombre tan curioso y que como veremos, es muy descriptivo, se conoce a un regimiento de infantería del ejército prusiano, compuesto por soldados especialmente altos. La unidad era conocida como “Potsdamer Riesengarde” (protector gigante de Potsdam en alemán), pero rápidamente recibieron el apodo de “Lange Kerls” (tipos largos, también el alemán.

Federico Guillermo I de Prusia ya había comenzado a requerir soldados especialmente altos para su regimiento personal, pero en un determinado momento lo oficializó creando los “Grandes Granaderos de Potsdam”.

La altura requerida era de 1,8 metros, que para aquel tiempo estaba muy por encima de la media de la población. Al parecer, en el regimiento había soldados que llegaban hasta los 2,17 metros. Por cierto, este regimiento de gigantes contrastaba con la altura del rey al que prestaban servicio: 1,5 metros.

El reclutamiento se hizo poco a poco cada vez más complicado y llegaron a “comprarse” hijos especialmente altos a sus padres, emborrachar a los potenciales soldados para convencerlos e incluso al secuestro. Todo esto se hizo por toda Europa, y con la colaboración de los mandatarios de Austria, Rusia… (hasta el imperio otomano colaboró) que mandaban soldados especialmente para este regimiento, como presente para el Rey Federico.

En una obsesión patológica y usando métodos realmente excesivos, se llegó a ordenar la procreación entre mujeres especialmente altas con soldados también gigantescos, para crear una legión de niños enormes.

Afortunadamente el rey nunca empleó este regimiento en combate real, lo que hubiera sido un desastre, ya que muchos de los gigantes sufrían algunas taras y problemas que no los hacían muy efectivos en la lucha.

Cuando el rey murió, en 1740, su hijo Federico “el Grande”, disolvió este regimiento por motivos económicos y porque no sentía la misma obsesión que su padre.

La imagen que ilustra el post muestra al Rey Federico Guillermo I de Prusia inspeccionando su regimiento de gigantes.

lunes, 17 de marzo de 2008

Las prostitutas y el ejército napoleónico


Como era de esperar y como ha ocurrido con todos los ejércitos durante siglos, la prostitución es una compañera esencial en las campañas para que los soldados puedan satisfacer sus instintos, sin arrasar y violar por doquier (aunque no pocas veces lo uno y lo otro han ido de la mano).

A pesar de ser posiblemente el mejor ejército de su época en muchas cosas, la Grande Armée de Napoleón también tenía este vicio. Y así, a pesar de que la gonorrea y la sífilis asolaba sus filas, los soldados napoleónicos seguían disfrutando de sus carnales compañeras de campaña. Pero Napoleón, demostrando una vez más su grandeza y pragmatismo, consagró en el código napoleónico de 1810 que las prostitutas quedaban autorizadas en el ejército, y estableció una serie de revisiones médicas obligatorias a estas.

Y así comenzó una bonita relación entre el ejército francés y las meretrices, que al parecer duró hasta la década de 1950. Incluso parece que hubo dos prostitutas que se hicieron merecedoras de medallas, por sus servicios a una guarnición que quedó aislada en la Guerra de Indochina (1947-1954).

[Image by wallyg]

domingo, 16 de marzo de 2008

Origen de la palabra gringo


Debido a un comentario en el post sobre el General John Sedgwick en el que se preguntaba sobre el origen de la palabra gringo, aquí nos hallamos.

Como supongo que todos saben, la palabra gringo se usa en el algunos países de latinoamérica y también en España (¿gracias al western?) para nombrar a los extranjeros. Parece que el origen de esta palabra no está claro y que hay varias teorías, unas mejor documentadas y más “sostenibles” que otras. Algunas de las versiones son las siguientes.

Durante la guerra de México y EEUU entre 1845 y 1847, los americanos cantaban una canción que se titulaba “Green grow the lilacs” (verdes crecen las lilas) y claro, la palabra gringo aparecería como una derivación de “green grow”, que en español quedaría como “gringo”.

Otra versión habla de que fue en el Álamo en 1836 cuando se acuño el término. Los mexicanos se enfrentaban también a EEUU y estos iban vestidos de verde. Así, para decirles que se volvieran por donde habían venido, los mexicanos decía “green go home” y claro, de “green go” a “gringo” hay un paso.

Una tercera explicación, también parte del “green go”, pero en este caso son los propios americanos lo que usaban la fórmula. Según esta historia, los americanos tenían nombres de colores para los batallones y así el comandante del batallón verde gritaba “green go” para ordenar avanzar. Y de aquí se paso a “gringo” cuando los mexicanos comenzaron a burlarse de sus enemigos.

Estas explicaciones parecen lógicas, pero están situando el origen de la palabra en el siglo XIX. Y esto, contrastado con el hecho de que la palabra “gringo” aparece escrita en España en el siglo XVIII en el Diccionario Castellano con las voces de ciencias y artes (1786-1793), pues pierde toda su fuerza y confianza. Según este Diccionario, la palabra “gringo” se usa para nombrar a los extranjeros que tienen dificultad para hablar el castellano con naturalidad. Esta aparición explica el origen de la palabra gringo de la siguiente manera.

Hace siglos, se usaba el término “hablar en griego” para hacer ver que algo no estaba claro y no se entendía. Parecido a cuando decimos en la actualidad “me estás hablando en chino”. Al parecer esto deriva de un proverbio romano que decía algo así como “esto está escrito en griego y no puede ser leído”. Este proverbio, desde Roma, se extendió a toda Europa y así Shakespeare lo usa en “Julio Cesar” en 1599. Y por lo tanto parece plausible que “gringo” tenga su origen en la palabra “griego”. En el Diccionario de la Real Academia, aparece por primera vez en 1869 y su explicación en dicho diccionario es la siguiente: “Voz usada familiarmente. Vale tanto como GRIEGO en esta frase: HABLAR EN GRINGO, hacerlo en lenguaje ininteligible”. Este dato hace todavía más sólida la teoría correspondiente a la derivación de “griego” y deja en peor posición al resto de teorías.

Desde mi punto de vista parece claro el origen, pero el sabio lector puede investigar un poco en las siguientes páginas, y por supuesto, le invito a compartir aquí sus descubrimientos.

http://etimologias.dechile.net/?gringo
http://es.wikipedia.org/wiki/Gringo
http://www.planetacurioso.com/2006/10/12/%C2%BFsabes-de-donde-proviene-la-palabra-gringo/

[Image by xctmx]

sábado, 15 de marzo de 2008

La barbuda de Peñaranda y otras mujeres barbudas


Sin duda, el mito de la mujer barbuda es muy común y nos hace pensar, actualmente, en monstruos de feria y cosas similares. Pero este mito (si puede llamarse mito de alguna forma), está presente en la historia.
Así, en el siglo XVI el pintor Juan Sánchez Cotán pintó un cuadro titulado “la barbuda de Peñaranda”, que al parecer representa a Brígida del Río, con 50 años cuando fue retratada. En el foto, podemos ver cómo gracias a la ropa podemos denotar que es una mujer, ya que las facciones de la cara, obviando la barba, nos llevaría a tomar el retrato como masculino.
Como ahora, estas personas con ciertas peculiaridades eran fuente de atención e incluso era común que los nobles les tuvieran a su servicio.
Pero la de Peñaranda no es el único homenaje del arte a la mujer barbuda en la historia. También tenemos a la “Barbuda de los Abruzzos” del gran José Ribera. En este caso el retrato va aún más allá y sitúa al personaje amamantando, para dejar aún más clara su feminidad.
¿Cuál es la historia real detrás de estas personas que han pasado a la posteridad gracias a la fama de sus retratistas? Pues sinceramente, ni idea. ¿Mujeres con barba u hombres femeninos?

viernes, 14 de marzo de 2008

Los quevedos o anteojos


Hace unos días hablábamos de una de las genialidades del gran Quevedo (Donde se mea...). Y precisamente Quevedo fue uno de los primeros en usar los anteojos en el Madrid de su época, para suplir su falta de visión provocada por la miopía, y es famosa su imagen con los mismos. Y gracias a estos retratos y a la imagen de Quevedo, se conoce a los anteojos como quevedos. Los anteojos no son lo mismo que las gafas ya que no tienen patillas y se sujetan directamente sobre la nariz, suelen ser redondos y en ocasiones son plegables pro el centro.
Es posible que fuera gracias en parte a Quevedo, personaje popular en el Siglo de Oro español a pesar de sus desavenencias con la corona, pero los quevedos se hicieron comunes entre las personas elegantes y pudientes en aquel tiempo. De hecho, se usaban sin necesidad de ellos y sin problemas en la vista, simplemente porque daban un aire culto a la persona que los llevaba.

miércoles, 12 de marzo de 2008

La gran evasión de Sevilla

Todos conocemos la magnífica película “La gran evasión”, que narra cómo escapan, con más o menos suerte, algunos soldados de un campo de concentración nazi. Pues en Sevilla, en el siglo SVII ocurrió algo similar, y como veremos los sevillanos ya usaron trucos que se ven en la película e incluso fueron más ocurrentes en algunas cosas. Por lo tanto, cambiemos el campo de concentración por una cárcel y los soldados aliados por un grupo de presos de la justicia.
Todo comenzó con la búsqueda de un cómplice exterior que alquilara una habitación junto a la cárcel, de tal forma que esta y aquella estuvieran separadas únicamente por una pared. Una vez cubierto este punto, comenzó el método clásico de evasión por un túnel, con la construcción del mismo. Al igual que en la película de la Segunda Guerra Mundial, los presos de la cárcel sevillana usaban sus ropas, en este caso los sombreros, para sacar los escombros que producía la construcción del túnel poco a poco y los iban depositando en el basurero comunal.
Una vez finalizado el túnel, sólo quedaba encontrar el mejor momento y forma para “desfilar”. Y este momento sería el día de San Juan, en el que había lugar algunas celebraciones. Durante esta fiesta, y a pesar del calor sevillano, los presos comienzan a bailar a las cañas. Esto debía ser algo normal en la cárcel en días de fiesta y claro, el baile provocaba cierto movimiento en el patio y un poco de jaleo. Los presos que estaban “en el ajo”, aprovechaban el baile para entrar disimuladamente en la habitación conectada con el exterior y salir zumbando de la cárcel, a la que intuyo no tardarían en volver por nuevos actos delictivos.
Pero claro, llegó un momento en que aquello se volvió sospechoso y el alcaide se dio cuenta de aquella sala en la que entraban algunos presos era un sumidero y todo el que entraba, no volvía a salir. Aquí comenzó la alarma, los alguaciles corrieron prestos y vieron el boquete en la cárcel por el que se habían escapado nada más y nada menos que unos 40 presos.

martes, 11 de marzo de 2008

Operación Giant Lance. El pulso nuclear de Nixon


En 1969, EEUU estaba envuelto en la Guerra de Vietnam y el estado de la misma parece ser que no agradaba mucho al presidente Nixon. En aquel momento el presidente de EEUU decidió amenazar a la Unión Soviética con un ataque nuclear masivo e hizo a los dirigentes comunistas pensar en que este camino era posible. El objetivo que buscaba Nixon era que los soviéticos temieran entrar en una espiral nuclear sin control y por lo tanto reconsideran su posición en la guerra y animaran a los vietnamitas a negociar y hacer ciertas concesiones.
Llevando esta estrategia al límite, el 10 de Octubre comenzaron los preparativos de la operación y el cenit llegó cuando algunos bombarderos cargados con armamento nuclear despegaron en dirección al espacio aéreo soviético y activaron los sistemas de alarma de estos.
En la mañana del 27 de Octubre de 1969 un escuadrón de 18 enormes B-52 comenzaron su viaje desde el oeste de EEUU hasta la frontera este de la Unión Soviética. Los pilotos volaron durante 18 horas cargados con centenares de armas, cuyo potencial nuclear era mucho mayor que el usado en Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial.
Los soviéticos, con razón, pensaron que los americanos se habían vuelto locos, pero siguiendo órdenes del presidente, Kissinger le comentó al embajador soviético en EEUU que Nixon estaba fuera de control. Era una vuelta de tuerca más en aquella arriesgada acción.
La operación tenía el nombre en clave de Giant Lance (lanza gigante). Los detalles de esta operación fueron un asunto secreto durante 35 años y la estrategia americana es una aplicación de la teoría de juegos (normalmente aplicada a la economía) sobre el “actor irracional”. Pero la estrategia falló, no en el planteamiento, que fue perfecto, pero sí en los objetivos. Los soviético se asustaron pero mantuvieron el pulso y no cambiaron su posición en la Guerra de Vietnam. En cualquier caso, Nixon y Kissinger argumentaron después que gracias a esta acción, los soviéticos se dieron cuenta de que era mejor negociar y tener mano izquierda con EEUU.

lunes, 10 de marzo de 2008

Jaime Galiana Garmilla


El teniente Galiana, Jaime Galiana Garmilla para ser más exactos, fue uno de los españoles que se enroló en la División Azul para luchar contra el comunismo. En el mes de Octubre de 1941 estaba en el frente ruso luchando junto a los nazis. Antes de comenzar el asalto a una posición soviética el 22 de Octubre, y después de comulgar, le comentó al capellán del 2º Batallón del 269º Regimiento: “¡Qué limpio está hoy el cielo! ¡Qué buen día para morir!”.
Y efectivamente el teniente Galiana murió en aquella acción de combate. Una vez más, como ya vimos con el General John Sedgwick en la guerra siempre ronda la muerte y uno ha de ser cauteloso con lo que dice, para no acabar su vida con un cierto aire cómico.

domingo, 9 de marzo de 2008

Media con limpio

En el siglo XVII en Madrid, comenzaba a haber un tránsito de viajeros considerable, y en cambio el número de posadas no era tanto. Esto, junto con las limitaciones monetarias de dichos viajeros causó que fuera común oír la expresión “Media con limpio” en las posadas.
Con esta expresión el visitante o viajero demandaba un servicio habitual, compartir habitación y cama para dormir. Es decir, pedía "media" cama. Pero a este servicio básico se añadía el deseo de “limpio”, es decir, que el compañero fuera alguien limpio. En tiempo de sarna, piojos y pulgas, había que mirar bien con quién se metía uno en la cama y si el hecho de pedir con la famosa fórmula un aseado compañero no aseguraba nada, siempre es mejor pedirlo, por si acaso.

viernes, 7 de marzo de 2008

El último vuelo de Helmut Wick


Hablábamos ayer de la muerte del General John Sedgwick y hoy vamos a hablar de la de Helmut Wick. Un piloto alemán de la Segunda Guerra Mundial.
El 25 de noviembre de 1940, cuando volvió de una misión, su personal de tierra corrió a felicitarlo, lo había conseguido, había derribado 55 enemigos. Esta cifra le convertía en el número uno entre los número uno (aces) de la Luftwaffe. Unos días antes Werner Mölders había llegado a 54 derribos, pero Wick había tenido unos días "afortunados" derribando hasta ocho aviones en dos días. El 17 de noviembre Adolf Galland, el tercero en discordia, había llegado a los 55, se ponía por delante de los otros dos rivales. Pero como ya hemos dicho, el 25 de noviembre Wick le alcanzó.
El invierno comenzaba a reinar y se comentaba que iba a haber una retirada a Alemania de los pilotos, por lo que quedaba poco tiempo para avanzar en la carrera por el número de enemigos derribados. Wick deseaba volar todo lo posible para ser el primero en la lista y seguir añadiendo marcas blancas al ala de cola de su Messerschmitt.
A las 15:20 de la tarde sonó el teléfono. Malas noticias. Galland acababa de abatir un Hurricane británico y deshacía el empate a 55 derribos. Wick ordenó cargar combustible y salió de cacería, había que aprovechar la tarde.
Pero una orden llegó a la base mientras él volaba: "Wick no debía volver a volar". Era una figura pública, había sido portada del último número de Berliner Illustrierte, y Alemania no podía permitir que lo abatiera la RAF. Sería un duro golpe para la ya dañada moral germana.
Wick logró un derribo aquella tarde, volvía a ponerse en cabeza, empatado con Galland. Pero aquella tarde, también el piloto Johnny Dundas, de la RAF, también tuvo suerte variable y alcanzó el avión de Wick, que saltó de su avión en paracaídas. Y digo que tuvo suerte variable, porque inmediatamente después fue alcanzado.
Este fue el fin para los dos. Nunca más se supo del alemán Wick ni del aliado Dundas.
Pocos días más duró la batalla de Inglaterra, pero en estos días Galland alcanzó el número de 57 derribos. Esto le convirtió en el número uno de los pilotos alemanes en la Batalla de Inglaterra. Mölders se quedó a 3 de él.

jueves, 6 de marzo de 2008

La muerte del General John Sedgwick


Sedwick era un General de la Unión que luchó y murió en la Guerra Civil Americana. Esto último ocurrió en la batalla de Spotsylvania Court House, aunque podemos decir que fue un poco antes de la propia batalla.
El General estaba organizando las posiciones de artillería cuando los
tiradores confederados comenzaron a disparar. Había unas 1000 yardas (algo más de 900 metros) entre los dos bandos. Los soldados de artillería y los ayudantes de Sedgwick corrieron a cubrirse al oír estos primeros disparos. El General, se dirigió a ellos y comentó: "¿Qué? ¿Hacen esto por unas pocas balas? ¿Qué harán cuando comiencen a disparar desde toda su línea? Me avergüenzo de ustedes. No podrían acertarle ni a un elefante a esta distanc...".
No acabó la frase. Una de esas pocas balas entró en su cabeza un poco por debajo de su ojo izquierdo, matándole en el peor momento. Ningún hombre debería morir avergonzado y según sus propias palabras, el general lo estaba en aquel momento.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Cómo darle unos palos a un Rey


Felipe IV, amigo de sus amigos y amante de las mujeres de sus amigos en ocasiones, planeó la forma de poder tener un ratito a solas con la duquesa de Alburquerque, una mujer muy hermosa. El plan consistía en organizar una partida de cartas en la que el duque de Alburquerque estuviera a la mesa. A mitad de la partida, el Rey se ausentaría fingiendo que asuntos urgentes requerían su intervención. Todo se organizó de esta manera y en un primer momento parecía ir bien.
Pero el duque sospechaba o había sido avisado de la estratagema, y salió hacia su casa detrás del Rey. El duque, sabiendo que incluso pillando al Rey con las manos en la masa y en plena faena con sus esposa, un Rey es un Rey y poco podía hacerse, llegó a casa sin armar escándalo. No pidió ayuda a su servidumbre ni luces, que hubiera sido lo habitual. Fingió tomar al Rey por un ladrón de tres al cuarto y le dio algunos palos y mamporros en la oscuridad.
Felipe IV aguantó los golpes en silencio, sin decir esta boca es mía y por lo tanto, siendo Rey y todo, se llevó lo suyo. Si la duquesa de Alburquerque era tan guapa como se comenta, quizás fuera leve la penitencia a pesar de todo.

martes, 4 de marzo de 2008

Don Alonso Pérez de Guzman, el Bueno


Alonso Pérez de Guzmán, más conocido como Guzmán el Bueno, fue Señor de Sanlúcar de Barrameda y sin duda fue un noble muy importante e influyente en la España del siglo XIII. Pero por lo que es más conocido es por la leyenda, y digo leyenda, sobre su heroica defensa del castillo de Tarifa.
En 1295, cuando era alcaide de esta fortaleza, los musulmanes sitiaron y pusieron cerco al castillo. En realidad los musulmanes estaban ayudando a Don Juan, tío del Rey Sancho IV, en una de las muchas luchas intestinas que consumieron a los españoles durante la reconquista. Don Alonso Pérez de Guzmán presentó dura batalla a los árabes y puso todo su empeño en la protección del castillo y sus moradores. En esta situación, los musulmanes capturaron al hizo de Guzmán el Bueno y amenazaron con matarle si el alcaide no rendía la plaza.
Así, estando Don Alonso en el torreón oyendo la amenaza mora, arrojó su propio cuchillo a los musulmanes para que lo asesinarán, que efectivamente lo hicieron. Hasta aquí la leyenda. Pero sí parece cierto que su gran defensa de Tarifa le valió a Don Alonso que el Rey Sancho IV le prometiera el Señorío de Sanlúcar, que incluía Sanlúcar de Barrameda, Rota, Chipiona y Trebujena.

lunes, 3 de marzo de 2008

¿Es bueno el café?


El Rey Gustavo III de Suecia, estaba obsesionado en cierta medida con el café. Quería demostrar que esta bebida, más que una bebida era un brebaje insano y que su consumo era poco recomendable. Así, diseñó un experimento con el objeto de demostrar su teoría como manda la ciencia, con pruebas reales.
Así, escogió a dos presos y determinó que uno tomaría té todas las mañanas y el otro tomaría café. En un experimento "sólido" desde cualquier punto de vista, la muerte del preso bebedor de café sería la rúbrica perfecta a su teoría. Pero a veces la realidad es tozuda. El bebedor de té murió primero, y luego... el propio Rey. Finalmente, muchos años después, el bebedor de café también murió. ¡Aquí lo tenemos amigos! Murió el bebedor de café, así que el café es malo :)

domingo, 2 de marzo de 2008

Donde se mea no se ponen cruces


En la España de Quevedo, en el Siglo de Oro, era común que la gente orinara en las esquinas, en los portales o en las mismas puertas de las casas. Para evitar estas evacuaciones, algunos vecinos ponían en las puertas y paredes especialmente críticas o atractivas, una cruz o algún santo.
Por lo visto, Quevedo tenía la costumbre de utilizar comúnmente un determinado portal como urinario. Un día se encontró en él una cruz y a pesar de todo, siguió cumpliendo con su costumbre, por otra parte tan natural. En su siguiente visita, junto a la cruz había un cartel con el texto: “Donde se ponen cruces no se mea”. Quevedo, que en este caso tenía claro que la gallina había sido antes que el huevo, escribió debajo: “Donde se mea no se ponen cruces”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...