La descendencia de Felipe IV

Hace unos días contaba cómo las enfermedades se habían cebado con Carlos II de España, pero el comentario de hoy va orientado a demostrar que a pesar de todo lo que vimos, fue afortunado. Vamos a repasar la suerte que corrieron sus hermanos y hermanastros por parte de padre, o lo que es lo mismo, vamos a ver lo que el destino hizo con los hijos de Felipe IV.
Este rey, Felipe IV, se casó en primera nupcias con Isabel de Borbón, y de este matrimonio nacieron los siguientes:
* María Margarita, muerta siendo aún un bebé.
* Margarita María Catalina, falleció en la infancia.
* María Eugenia, nacida en 1625 y muerta dos años después.
* Isabel María Teresa, que no corrió mejor suerte que las anteriores.
* Baltasar Carlos, Príncipe de Asturias que murió durante su juventud, cuando contaba con tan sólo diecisiete años.
* María Ana Antonia, que sólo llego a cumplir un año de vida.
* María Teresa, (¡por fin!) vivió unos cuarenta y siete años y fue esposa de Luis XIV de Francia.

Sí amigos, es triste, pero siete hijos de ocho vivieron pocos años, cuando no apenas unos meses. Más tarde el rey se casó por segunda vez, en este caso con Mariana de Austria y con esta reina tuvo cinco hijos:
* Margarita, que nació en 1651, se casó con el emperador Leopoldo I en 1666 y murió en 1673. Es decir, sólo vivió veintidós años, que no parece mucho siempre que no se compare con el resto de la descendencia de su padre.
* María Ambrosia de la Concepción, que efectivamente fue concebida, pero poco más allá llegó su vida, unos meses tan sólo.
* Felipe Próspero, otro Príncipe de Asturias, que duró aún menos que su antecesor en este título, Baltasar Carlos, ya que sólo llegó a los cuatro años.
* Tomás Carlos, que tristemente no llegó ni siquiera a Príncipe de Asturias. Su hermano Felipe, el anterior en la lista, nació en 1657 y murió en 1661, cuatro años, triste suerte. Pero Tomás Carlos nació en 1658 y murió un año después. Es decir, a pesar de que hermano duró poco, él duró aún menos.
* Carlos, que llegaría a ser rey de España, nuestro conocido, enfermizo y comentado Carlos II, “el hechizado”. ¡Diantre! Y el otro día leyendo sus enfermedades pensábamos que había tenido mala suerte. Pues vivió nada más y nada menos que casi cuarenta años, precariamente, también es cierto. Pero es todo un récord comparado con lo que hemos visto.

Y no acaba aquí la mala suerte de los hijos de Felipe IV, porque de sus amoríos fuera del matrimonio nacieron dos criaturas, de las cuáles una no pasó de ser un bebé. Finalmente el descendiente más longevo fue Juan José, nacido del idilio del rey con María Inés Calderón, “La Calderona”, una famosa actriz de la época, que llegó a su quinta década de vida.
Impresionante sin duda esta lista. La consanguineidad seguro que algo que ver en todo ello, pero la lista hiela la sangre. Aún queda pendiente una revisión de este árbol genealógico, que como veremos es realmente impresionante. Olvidaros de la idea sobre tener cuatro abuelos u ocho bisabuelos…
La descendencia de Felipe IV La descendencia de Felipe IV Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:32:00 Rating: 5

18 comentarios:

  1. Increíble. Será interesante saber qué lazos de consanguineidad encuentras en las generaciones anteriores de los Austrias (seguro que hay más de uno).

    Los Borbones no han sido menos incestuosos, verdad?

    ResponderEliminar
  2. Todo llegará, todo llegará ;)

    ResponderEliminar
  3. Los bribones son los reyes del puterío, no te preocupes.

    A ver si esta vez no me borran el comentario.

    ResponderEliminar
  4. Creo que nunca he borrado un comentario en un blog, salvo algunos que son spam.

    Adri, siempre que se muestre cierto respeto y "buen gusto", por mi parte no hay problema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Interesante, jejejeje, lo de los demás hijos, digo, lo había leído, pero me ha resultado muy interesante verlo aquí.
    ¿Sabías además, que con la muerte de su hijo Baltasar Carlos, tuvo muchísimo lío? jejejeje, es otra de esas "historias negras" de los Austrias.
    Interesante blog, felicidades!!!
    Besos.AlmaLeonor

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante el articulo de hoy! Abusar de tanta consanguiniedad tendría sus consecuencias!

    Saludos,

    Caroline

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Alma Leonor y Caroline por vuestros comentarios :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo07:18

    oye vitike
    tengo una duda tendras el titulo completo del rey de españa?
    yo en la tv aca en mexico lo escuche algun vez y recuerdo que es largisimo
    condor

    ResponderEliminar
  9. Lo miraré Condor, pero creo que la palma se la lleva la Duquesa de Alba.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Albareto09:04

    Es lo que tiene cuando no quires compartir el poder con otra familia y buscas mujer en tu familia.

    Anónimo, si te refieres a los títulos de Felipe IV son estos:

    Rey de Castilla y de León (como Felipe IV), de Aragón, de Portugal, de las dos Sicilias (Nápoles y Sicilia) (como Felipe III), de Navarra (como Felipe VI), de Jerusalén, de Hungría, de Dalmacia, de Croacia, de Granada, de Valencia, de Toledo, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las islas Canarias, de las Indias orientales y occidentales, de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano, Archiduque de Austria,
    Duque de Borgoña (como Felipe VI), de Brabante y Lotaringia, Limburgo, Luxemburgo, Güeldres, Milán, Atenas y Neopatria,
    Conde de Habsburgo, de Flandes, de Artois, Palatino de Borgoña, de Tirol, de Henao, de Holanda, de Zelanda, de Namur, de Zutphen, de Barcelona, de Rosellón y de Cerdaña,
    Príncipe de Suabia,
    Margrave del Sacro Imperio Romano, Marqués de Oristán y Conde de Gociano,
    Señor de Vizcaya y de Molina, de Frisia, Salins, Malinas, y de las ciudades, pueblos y tierras de Utrech, Overijssel y Groninga
    Dominador en Asia y África.

    Y los del actual Borbón:

    Aparte de Rey de España, Rey de Hungría, Dalmacia y Croacia
    Duque de Limburgo, Lotaringia, Luxemburgo, Güeldres, Estiria, Carniola, Carintia y Wurtemberg
    Landgrave de Alsacia
    Príncipe de Suabia
    Conde Palatino de Borgoña
    Conde de Artois, Hainaut, Namur, Gorizia, Ferrete y Kyburgo
    Marqués de Oristán y Gociano
    Margrave del Sacro Imperio Romano y Burgau
    Señor de Salins, Malinas, la Marca Eslovena, Pordenone y Trípoli.

    Casi ná.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Albareto por la información, la verdad es que espero que usaran su nombre de pila :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Albareto09:53

    De nada ;)
    Lo he sacado de la wikipedia que se me olvidó ponerlo ayer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:36

    Claro, el haber procreado entre miembros de la misma familia empobreció la genética de las sucesivas generaciones

    ResponderEliminar
  14. helena00:09

    desde luego que no. Se trataba de no solo aumentar el patrimonio sino de conservarlo. Sin embargo algo bueno hizo Isabel II por depurar la sangre. Es de todos conocido su promiscuidad y parece que de ella y no de su matrimonio nacio Alfonso XII

    ResponderEliminar
  15. Helena, bien visto lo de justificar la promiscuidad para limpiar la sangre :)

    Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  16. polo10:17

    interesanteeee :)

    ResponderEliminar
  17. Anónimo20:22

    No es cuestión de difamar personas o linajes. Son acciones personales'
    De las hijas nacidas en el matrimonio de Isabel II, hay una que se caso con un príncipe bávaro.
    Por que se llevo a vivir con ella a un viejo militar español?

    Compasión tal vez, OTRA COSA PUEDE SER.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.