¿Cuánto vale la palabra de un rey?


Durante la rebelión de Gante, en el siglo XVI, el Rey Carlos V se vio obligado a tomar una decisión en cierta medida arriesgada. La ciudad de Gante se había negado a pagar a dicho rey ciertas "impuestos" y esto originó una rebelión. Los ganteses tomaron la ciudad por las armas contra el rey español y para buscar apoyos sólidos enviaron emisarios al rey Francisco I de Francia, que había estado en guerra durante dos décadas con el rey español, ofreciéndole el trono si les apoyaba contra el dominio imperial.
Inesperadamente el francés remitió las cartas que recibió de los emisarios a su "enemigo". Una vez conocidas estas intenciones, Carlos V decidió ocuparse él mismo del tema viajando hasta el lugar del conflicto. Pero un viaje a través de sus dominios en Italia y Alemania demoraría mucho la solución del problema. Así que la opción más rápida era atravesar Francia, territorio enemigo. Solicitó permiso al rey Francisco I y este le dio su palabra.
Carlos V le otorgó tal valor a la palabra del rey francés, incluso tratándose de un enemigo, que no dudó en renunciar a los rehenes que Francia le otorgaba como garantía, hijos del propio Francisco I, y haciendo oídos sordos a las duras opiniones en contra de algunos asesores atravesó Francia sin problemas. Es más, estuvo siete días en París siendo agasajado.
¿Cuánto vale la palabra de un rey? ¿Cuánto vale la palabra de un rey? Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:05:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Anónimo09:06

    EXACTAMENTE HOY EN DIA POCOS HOMBRES TIENE PALABRA
    Y MUCHO MENOS DE REY
    EN ESTOS TIEMPOS POR DINERO SE PIERDE HASTA LA PALABRA
    CONDOR

    ResponderEliminar
  2. Me temo que por lo general siempre el dinero ha vencido a la palabra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo03:53

    Poco debía querer Francisco I a sus hijos, ya que no era la primera vez que se los ofrecía a Carlos I (o V) como rehenes. La vez anterior, este último aceptó el ofrecimiento, y los hijos del francés pasaron unos añitos en la península. Creo recordar que Carlos I se cansó de esperar a que el padre cumpliera su parte del trato, y mandó a los hijos a su país sin más.

    Quizás en esta ocasión Carlos I ya sabía del "valor" que tenían los hijos para el padre y decidió ahorrar tiempo.

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.