La última batalla de Gerard de Ridefort


Gerard de Ridefort fue nombrado Gran Maestre de la orden del Temple en 1184. Es uno de los peores Maestres del Temple, ya que impulsó algunas campañas contra Saladino, totalmente desastrosas y causantes de gran número de bajas entre los templarios.
En Octubre de 1189, en las afueras de San Juan de Acre tuvo lugar una batalla en la que las fuerzas estaban igualadas y tras varias horas de lucha, nadie conseguía vencer. Cuando todos los cristianos decidieron abandonar el campo de batalla por esta circunstancias, Gerard de Ridefort, fuera de sus cabales se negó a abandonar el campo de batalla y se quedó allí sólo, blandiendo su espada frente al ejército musulmán. Ningún cristiano acudió en su ayuda, mientras estaba allí sólo, amenazando con su espada y gritando a todo un ejército. Finalmente el ejercito de Saladino lo capturó y lo ejecutó.
La última batalla de Gerard de Ridefort La última batalla de Gerard de Ridefort Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:14:00 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Fue lo justo,aunque demasiado tarde.Formo parte de la podredumbre,que invadio tierra santa,en los ultimos tiempos de hegemonia de las Ordenes,directamente responsable de la muerte de numerosos Hombres y de la rendicion de la fortaleza de Gaza para verguenza de todos.Y sin embargo todos los Tikkun deben ser respetados.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario :)

    ResponderEliminar
  3. Tras haber sido derrotado en la batalla de Seforia por Saladino siembra la división entre los responsables de las tropas cristianas y logra convencer al rey de Jersulalem,Guy de Lusignan, para atacar la ciudad de Tiberíades, sitiada por el ejército musulmán cuando previamente el monarca había acordado con Raimundo de Trípoli no hacerlo y esperar el avance de Saladino en una posición estratégica mucho más ventajosa. Se dice que la antipatía que sentía Ridefort por Raimundo de Trípoli que le había prometido casarle con una rica heredera de su reino pero que después se la entregó a otro hombre, le hizo cometer semeje error. La batalla de los Cuernos de Hattin (actual Ramala) fue el comienzo del fin para la orden del temple. Los cristianos fueron derrotados y Saladino no sólo consigue conquitar San Juan de Acre sino que en 1187 recupera también Jerusalem. Ridefort deshonra el código templario establecido en 1128 durante el concilio de Troyes por San Bernardo de Claraval en el que se estipula que un Gran Maestre debe luchar hasta su muerte. Durante la tercera cruzada, Federico Barbarroja, Felipe Augusto de Francia y el famoso Ricardo Corazón de León consiguen recuperar Acre pero no Jersusalem que sólo pasa de nuevo a manos cristianas un breve periodo que abarca de 1228 a 1239, durante la sexta cruzada, pero no por medio de la guerra sino por el tratado establecido entre Federico II y el Sultán al-Kamil para unirse contra su enemigo común al-Naser ya que en esos momentos los musulmanes tenían sus propias luchas internas.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por ese pedazo de comentario.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.