Sigue Curistoria

Google+

Buscar



Los libros más vendidos en Amazon

domingo, 26 de abril de 2015

12 datos sobre el Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos
(El Valle de los Caídos)
1390 metros

Esta es la altitud del Risco de la Nava, donde está situado el Valle de los Caídos. En enero de 1940 Franco y Moscardó eligieron el lugar para hacer el monumento. Que la cota de altura fuera superior a la del Monasterio de El Escorial (1028 metros) era un punto a favor a los ojos de Franco.

1 de abril de 1940

Día del primer aniversario del fin de la Guerra Civil Española. Franco anuncia la construcción del monumento desde la propia finca de Cuelgamuros, donde irá situado. Dicha finca fue comprada por el Estado al marqués de Muñiz, pagando por ella algo más de 600.000 pesetas. El objetivo inicial era inaugurarlo un año después, en 1941.

2.000 presos

Este es el número aproximado de presos, tanto políticos como comunes, que trabajaron allí en los 7 años en los que hubo presos como obreros. El número máximo de presos que hubo de manera simultánea fue de 770. Estos datos, como sabrán, provocan mucha controversia y hay estimaciones mucho más altas.

2 pesetas

Era el salario diario que recibían los presos. De ahí se les descontaba una peseta y media para manutención y los otros 50 céntimos era el importe que se les entregaba. Por su trabajo también reducían la pena a la que estaban condenados en 5 días por cada día trabajado. Si el preso era casado, en zona nacional y por la Iglesia, recibía otras dos pesetas su mujer y una más por cada hijo menor que tuviera.

2.000 pesetas

Franco seguía de cerca la evolución de la obra y era una preocupación directa para él. Solía visitar la obra. En una ocasión, un 4 de octubre, subió hasta allí con su mujer, Moscardó y otros acompañantes y tras la visita le dio 2.000 pesetas a unos 8 hombres que estaban allí trabajando para que celebraran su santo, San Francisco de Asís. Aquellas 2.000 pesetas suponían un año de salario.

14 muertes

Es el número de ellas acreditadas en las obras por parte del médico titular del lugar. De todas formas, no se cuentan ahí los heridos que mueren en el hospital tras ser trasladados a este, o los afectados por la silicosis tras los trabajos, que fallecerían más tarde.

150 metros

Es la altura de la cruz que corona el monumento.

262 metros

Es la longitud de la basílica excavada en la piedra del Risco de la Nava.

1 de abril de 1959

En esa fecha, 19 años después de iniciar las obras y tras 20 años justos desde el fin de la Guerra Civil Española, se inauguró por fin el monumento.

33.874 enterrados

Son los que hay en el Valle de los Caídos, contando con José Antonio Primo de Rivera y el propio Franco. Es, lógicamente, el mayor mausoleo de la Guerra Civil Española.

12 monjes

Y un abad es lo mínimo y justo para hacer una abadía y ese fue el número que se reclutó para poner en marcha la abadía del Valle de los Caídos. La mayoría de los monjes llegaron desde el Monasterio de Silos.

1.500 kilos

Es el peso de la losa que tapa la fosa en la que está sepultado Franco desde el 23 de noviembre de 1975. Dicha losa tiene 18 centímetros de espesor.
Fuente: Documentos RNE

viernes, 24 de abril de 2015

El inglés, un idioma con bastantes curiosidades

Do you speak english?
(Do you speak english?)
Seguro que todos sabéis, y estamos de acuerdo en que hoy día el inglés es el idioma por excelencia en el planeta, que nos facilita la posibilidad de hablar con cualquier ciudadano del mundo y qué bien mediante propio aprendizaje, clases particulares o viajes para realizar cursos de inglés en el extranjero debemos manejar éste idioma a las mil maravillas para poder crecer personal y profesionalmente. Lo que seguro muchos aún nos conocéis son las 10 increíbles curiosidades acerca del idioma de Shakespeare que os dejarán boquiabiertos:

  1. Un millón de palabras es el número aproximado con las que cuenta este idioma, si bien un inglés de vocabulario medio no utiliza más de 3000 en su día a día.
  2. De estas 300 palabras de media que se utilizan, en un 80% del tiempo, los angloparlantes se comunican a través de tan solo 400 vocablos.
  3. La palabra ingles con mayor número de definiciones es “Set”. Una palabra que posee más de 25 significados dependiendo del contexto.
  4. La palabra más larga del idioma es Pneumonoultramicroscopicsilicovolcanoconiosis. Cuenta con 45 letras y se refiere a una enfermedad pulmonar prácticamente imposible de pronunciar.
  5. Una curiosidad extremadamente inexplicable es la de que desde el número 1 hasta el 999 no se encuentre la letra “a”.
  6. La palabra más vieja del idioma es “Town”, refiriéndose a ciudad o pueblo.
  7. La terminación “ough” se pronuncia de 9 formas distintas, dependiendo de diversas causas, y haciendo de ello algo complicado para los no nativos.
  8. Aunque su abecedario sólo cuenta con 26 letras, tiene nada más y nada menos que 44 sonidos.
  9. La letra por la que empieza un mayor número de palabras en inglés en la letra “S”.
  10. La palabra monosílaba en inglés más larga es “Screeched”, cuyo significado es chilló.

Cómo veis, un idioma vivo, con miles de curiosidades distintas, aunque con éstas 10 al menos podréis contar unas cuantas curiosidades cuando viajéis para aprender inglés en el extranjero a vuestros nuevos amigos.

jueves, 23 de abril de 2015

12 curistorias literarias


Celebremos el día del libro con una lista de pequeñas curistorias literarias y un par de fotos.
J.R.R. Tolkien era poco amigo de los automóviles y cuando conducía el suyo por las calles de Oxford intentaba chocar con otros coches y decía “Si los embistes, se apartan”.
J.D. Salinger participó en el desembarco de Normandía. Formaba parte del 12.º Regimiento de la 4.ª División de Infantería, unidad en la que permanecería durante toda la guerra como agente de inteligencia.
En los primeros días de las historietas de Mortadelo y Filemón, el primero llevaba bombín y el segundo fumaba en pipa, como homenaje y parodia de las historias de Sherlock Holmes.
Gerard de Nerval se ahorcó, por problemas económicos, en una calle de París. Se colgó de una farola de la rue de la Vieille-Lanterne.
El libro Las aves de América, en su edición en inglés (The Birds of America), de John James Audubon, es el libro impreso más caro del mundo. En 2010 se pagaron 
11,5 millones de dólares en una subasta por una copia completa.
Claudio Rodríguez, poeta español, se afilió en 1956 al Partido Comunista. 20 minutos después de hacerlo se arrepintió y se borró.
Rafael Lapesa, en la Guerra Civil Española, se libró de disparar por sus problemas de vista, era miope, y fue puesto a alfabetizar a soldados republicanos.
Carmen Conde entró a formar parte de la Real Academia Española en 1978, siendo la primera mujer en ser miembro de esta institución. Ocupó el sillón k.
Enrique Jardiel Poncela escribió a los 11 años su primera novela, y se la leyó a su familia en un huerto de Zaragoza.
Miguel Hernández obtuvo un único premio literario, gracias al poema Canto a Valencia.
Emilio Salgari se suicidó haciéndose el haraquiri, se abrió el vientre con un cuchillo.
La historia de El flautista de Hamelín se inspira en la desaparición, en el año 1204, de más de cien niños en dicha ciudad.
Fuente: Calendario literario de Impedimenta.

martes, 21 de abril de 2015

La metanfetamina en la Segunda Guerra Mundial

Una unidad panzer en Noruega en abril de 1940, de John Erling Blad
(Una unidad panzer en Noruega en abril de 1940, de John Erling Blad)
Los recursos, armas y en general todo lo que envuelve el combate y la guerra ha ido evolucionando a lo largo de la historia, como todos sabemos. Mejores armas, nuevas tácticas, unidades… También se han ido adaptando las sustancias que se proporcionan a la tropa para animarlos, permítanme el eufemismo, al combate. Durante siglos la bebida ha estado unida a los soldados y sirvan de ejemplo los berserker vikingos de los que ya hemos hablado, pero esta parte de la guerra también ha evolucionado.

En 1919 se sintetizó en Japón por primera vez la metanfetamina, un psicoestimulante que tras un uso medicinal inicial, ha acabado siendo clasificada como una droga altamente adictiva. Unas décadas más tarde, en la Segunda Guerra Mundial, su uso fue muy común entre los combatientes de uno y otro bando.

En mayo de 1940, al comienzo de la guerra, las divisiones panzer alemanas avanzaron vorazmente hacia el oeste durante días, alerta y efectivas, gracias en parte de unas veinte mil pastillas de metanfetamina que fueron repartidas entre las tropas. En cualquier caso ese número es anecdótico si lo comparamos con los doscientos millones de pastillas que el ejército de Estados Unidos utilizó para combatir la fatiga entre sus filas. Y no sólo en la guerra se han usado. En su país de origen, Japon, los trabajadores industriales recibían la metanfetamina para aumentar su productividad, lógicamente, a costa de su salud.

Fuente: Historia de la ciencia sin los trozos aburridos, de Ian Crofton

domingo, 19 de abril de 2015

La señora Stephens y el destino

Kapitänleutnant Walther Schwieger
(Kapitänleutnant Walther Schwieger)
En ocasiones el destino, la casualidad, o la mala suerte, si no es todo ello lo mismo, deja su rastro con un guiño que casi parece una broma, aunque a menudo esté detrás la cruz de la moneda. De todas formas, el paso del tiempo siempre cambia la perspectiva y convierte algunos hechos en humor negro, como el caso de Frances Stephens.

Ese nombre, Frances Stephens, no les dirá nada, y es normal. Era uno de los aproximadamente dos mil pasajeros que iban a bordo del Lusitania cuando fue hundido. Esta dama canadiense, nacida en 1851, era un miembro destacado de la alta sociedad de Montréal y viajaba en el Lusitania con su nieto, su criada y una enfermera. Todos ellos fallecieron en el hundimiento.

El cadáver de la señora Stephens fue recuperado e identificado, por lo que unas semanas después del naufragio fue subida a otro transatlántico de pasajeros, el Hesperian, rumbo a su hogar, donde debería ser sepultada definitivamente. Aquel barco en el que cruzaba el Atlántico de vuelta también fue hundido, lo que ya es mala suerte. Pero no acaba ahí la cosa, el Hesperian también fue torpedeado por el U-20, el submarino que navegaba bajo el mando de Walther Schwieger y que había hundido poco antes el Lusitania.

De todos modos, es de esperar que la tripulación del U-20 no tuviera nada especial contra la señora Stephens y que todo fuera una casualidad. Pero el destino hizo que ella muriera en el Lusitania y que a pesar de los esfuerzos de los hombres por cambiar dicho destino, sus restos reposan desde aquel segundo hundimiento, que tuvo lugar el 4 de septiembre de 1915, no muy lejos de donde también están los restos del Lusitania.

Fuente: Lusitania de Erik Larson

jueves, 16 de abril de 2015

Las coincidencias de un poema de Unamuno y su muerte

Miguel de Unamuno, en 1925
(Miguel de Unamuno, en 1925)
Estoy convencido de que Miguel de Unamuno no fue capaz de imaginar muchos años antes de que ocurrieran cómo iban a ser sus últimos meses y días, abatido por ver a España envuelta en una Guerra Civil y por encontrarse él mismo en la tierra de nadie que se creó entre los dos bandos. Asediado, posiblemente, por un sentimiento de culpa y por la tristeza de verse impotente y superado por los acontecimientos. Fue tan terrible todo aquello que es fácil pensar que Unamuno no previera tal situación, pero sorprende cómo imaginó algunos detalles de sus instantes postreros.

Unamuno falleció en la tarde del 31 de diciembre de 1936. Pasó aquella tarde de fin de año en su biblioteca, acompañado por un joven llamado Bartolomé Aragón, con quien discutió sobre la situación en España. Tras decir que era imposible que Dios hubiera abandonado así a España, esa fue su última sentencia y pensamiento, se desplomó sobre la mesa camilla. No debió ser muy notorio el desplome ya que en un primer momento su acompañante lo asoció a la desesperación y la tristeza y tal es así que se percató de que algo iba mal cuando comenzaron a quemarse las zapatillas de Unamuno en el brasero de la mesa camilla y el tufo se hizo patente. Entonces, salió de la habitación asegurando a voces que él no lo había matado. Así murió Unamuno en la tarde del último día de 1936.

La tarde del último día de 1906, exactamente treinta años antes, Unamuno escribía un poema titulado Es de noche, en mi estudio... y entre cuyos versos están los siguientes:
Es de noche, en mi estudio.
Profunda soledad; oigo el latido
de mi pecho agitado
es que se siente solo,
[…]
los libros callan;
de los poetas, pensadores, doctos,
los espíritus duermen;
y ello es como si en torno me rondase
cautelosa la muerte.
Me vuelvo a ratos para ver si acecha,
escudriño lo oscuro,
trato de descubrir entre las sombras
su sombra vaga,
[…]
Y me digo: "Tal vez cuando muy pronto
vengan para anunciarme
que me espera la cena,
encuentren aquí un cuerpo
pálido y frío
la cosa que fuí yo, éste que espera ,
como esos libros silencioso y yerto,
parada ya la sangre,
yeldándose en las venas,
el pecho silencioso
bajo la dulce luz del blando aceite,
lámpara funeraria."
Tiemblo de terminar estos renglones
que no parezcan
extraño testamento,
más bien presentimiento misterioso
del allende sombrío,
dictados por el ansia
de vida eterna.
Los terminé y aún vivo.
Fuente: Documentos RNE

lunes, 13 de abril de 2015

Las esperanzadoras y falsas noticias de Monte Arruit

Monte Arruit meses después de la batalla
(Monte Arruit meses después de la batalla)
Monte Arruit fue una de las posiciones españolas del norte de África que en el verano de 1921 sufrieron el combate y el asedio de los rifeños, ya saben, aquellos días a los que se hace referencia habitualmente como el desastre de Annual. Encerrados en el propio campamento y siendo atacados insistentemente por los asediadores, después de unos días los soldados estaban a merced del suministro aéreo mientras la esperanza se depositaba en una salvación que debía venir de fuera y no llegaba.

El 1 de agosto de 1921 aviones españoles lanzaron sacos terreros sobre la posición cargados con munición y panecillos, que no eran de gran ayuda por ser escasos. Además, algunas de las municiones se estropeaban al golpear contra el suelo. Pero dentro de aquellos sacos cayó también algo cuyo objetivo no era material, su objetivo era subir la moral de los soldados y que así sus horas de espera fueran menos largas.

Llegó del cielo un ejemplar de el periódico Telegrama del Rif, la publicación que informaba sobre la últimas noticias de la zona. Un titular destacaba sobre todos los demás:
Dentro de breves días habrá en Melilla 50.000 hombres.
Aquel Telegrama del Rif estaba fechado el 1 de agosto de 1921 y la noticia de la llegada de refuerzos a Melilla suponía indirectamente que las nuevas tropas acudirían en socorro de la posición de Monte Arruit. Eran buenas noticias para la tropa, si bien la realidad era diferente. Aquel ejemplar era ficticio, hecho únicamente para enviarlo por aire a Monte Arruit. Era lunes y los lunes no se publicaba el Telegrama del Rif. Fueron ellos por tanto los únicos en conocer una noticia que, como el periódico, también era poco real. De todos modos, según parece, el ejemplar cumplió su objetivo:
Ese periódico fue leído por todos los defensores de Arruit con avidez, con entusiasmo, con ansias de vida y gloria.
Fuente: Morir en África, de Luis Miguel Francisco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...