Destacados

[Destacado][feat1]

Bjarni Herjólfsson, el vikingo que se dio la vuelta al llegar a América

23:28:00
Drakkar en el Tapiz de Bayeux
(Drakkar en el Tapiz de Bayeux)
Bjarni Herjólfsson fue un explorador vikingo de nombre impronunciable que vivió a finales del siglo X. En uno de sus viajes a Groenlandia, una tormenta otoñal desvió su barco de rumbo y le complicó la vida en el mar durante varios días. Al final, cuando Njörðr, la divinidad nórdica que gobernaba el viento, dejó de darle trastazos a la nave de Bjarni, este no sólo había perdido el rumbo sino que también se había dejado por el camino la orientación. Al final se encontró con el final del océano, con una costa, aunque no le resultaban familiar.

Aquella tierra no tenía las montañas ni el paisaje típico de Groenlandia. Los bosques y las pequeñas colinas que tenía ante él no le llevaban a situarse. Lo que menos pasaba por la cabeza de Bjarni, o sí, a ver quién sabe en qué pesaba un vikingo de aventuras hace diez siglos, era que había cruzado el océano y estaba al otro lado de lo que hoy llamamos Atlántico. Había acabado en Canadá.

El vikingo no era muy de hacer historia y decidió que mejor volver a casa, que para qué andar descubriendo mundos. No se entretuvo y puso proa hacia por donde había venido para tras una semana llegar, por fin, a Groenlandia.

Tiempo después Bjarni contó a un conocido, Leif Erikson, su aventura y este acabó emulando a Bjarni, aunque esta vez a propósito. Viajó y llegó a Norteamérica. En algunos casos se dice que Erikson fue el primer europeo en caminar sobre tierra americana, ya que según la leyenda Bjarni no llegó ni a bajarse del barco. Según cuentan las crónicas nórdicas, Erikson no sólo le preguntó y repreguntó a su compañero por el viaje que había hecho, sino que incluso le compró el barco para afrontar la navegación.

El libro que cuenta la historia de Bjarni Herjólfsson es una de esas famosas sagas nórdicas escritas en la Edad Media. Esta en concreto se escribió en el siglo XIV, basada en textos anteriores y sobre todo en la tradición oral. Por lo tanto, bien harían amigos en conocer esta sorprendente historia y tomarla como una más de las miles de leyendas que adornan la historia y que la hacen tan interesante.

Fuente: The greatest stories never told, de Rick Beyer
Bjarni Herjólfsson, el vikingo que se dio la vuelta al llegar a América Bjarni Herjólfsson, el vikingo que se dio la vuelta al llegar a América Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:28:00 Rating: 5

La voz de Hitler cuando hablaba normal

22:44:00
Hitler, Mannerheim, y Risto Ryti, presidente de Finlandia entre 1940 y 1944
(Hitler, Mannerheim, y Risto Ryti, presidente de Finlandia entre 1940 y 1944)
Hace unos días recibí un correo electrónico de Javier Pino Casas, un lector asiduo de Curistoria, según sus propias palabras. Sólo por eso ya tendría mi agradecimiento, pero resulta que en el mail me enviaba material para alguna entrada y entre ese material estaba el vídeo que es el núcleo de la de hoy.

No es extraño ver a Hitler en documentos históricos y escuchar su voz, si bien lo más común es que estas grabaciones sean hablando a la multitud, en concentraciones militares, mítines... y por lo tanto, hablé de manera exaltada y casi interpretando un papel. La peculiaridad del vídeo que me enviaba Javier era que en él la voz de Hitler aparece grabada durante una conversación cercana y sin tensión. Dicho de otro modo, podemos escuchar cómo hablaba Hitler realmente, el 99% de su tiempo. Según parece, no era muy partidario de que le grabaran así, hablando tranquilamente, por lo que este documento cobra valor.

La grabación recoge la charla entre Hitler y el mando alemán en Finlandia, Gustaf Mannerheim. El ingeniero de sonido Thor Damen debía grabar la felicitación del Führer al militar por su 75º cumpleaños, pero grabó todo lo que pudo, más allá de la propia felicitación. Al final el registro se interrumpe de repente, probablemente porque se dieron cuenta de que Damen seguía grabando la conversación y le ordenaron parar.

A continuación tienen el vídeo que además está subtítulado en español.

La voz de Hitler cuando hablaba normal La voz de Hitler cuando hablaba normal Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:44:00 Rating: 5

25 recomendaciones de libros para este verano

11:49:00
Como es habitual llegado este momento del año recopilo algunos de los libros que leído últimamente o me han llamado la atención y se los presento en una entrada por si alguno necesita o quiere ideas de cada a las lecturas del verano. Cierto es que hay que leer todos los días del año, pero también es cierto que en estos meses las vacaciones nos brindan un poco más de tiempo libre y eso hay que aprovecharlo.

No he leído todos y algunos ni siquiera están aún en mi biblioteca. No están todos los libros que he leído, lógicamente, ni todos los que me interesan, ya que algunos de los que me interesan, creo que no tendrían por qué atraer a ustedes, los lectores de Curistoria,  por temática principalmente.

Anímense con las lecturas, sean estas u otras, y que las disfruten.


25 recomendaciones de libros para este verano 25 recomendaciones de libros para este verano Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 11:49:00 Rating: 5

¿Cuánto sabe sobre los caballeros medievales?

22:46:00
Batalla de los cuernos de Hattin
(Batalla de los cuernos de Hattin)
Hoy, día cuatro de julio y por lo tanto aniversario de la batalla de los Cuernos de Hattin, 20minutos publica un pequeño trivial o test sobre los caballeros medievales y su historia, en torno al libro Breve Historia de la Caballería Medieval, el último que he publicado. La batalla de Hattin, por cierto, es una de las que se detalla en el libro para ilustrar cómo combatían los caballeros.

Les animo a hacer el test y a averiguar si son escuderos, paladines u otra cosa. He de reconocer, por cierto, que el test no es del todo sencillo, así que tiene cierto mérito acertar muchas.

¿Cuánto sabe sobre los caballeros medievales? ¿Cuánto sabe sobre los caballeros medievales? Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:46:00 Rating: 5

Clever Hans, el caballo que sabía matemáticas

22:23:00
El caballo Clever Hans durante una exhibición
(El caballo Clever Hans durante una exhibición)
De nuevo volvemos a hablar de caballos, aunque esta vez en lugar de relacionarlos con la vida militar, trataremos sobre caballos y matemáticas. Les voy a hablar de Clever Hans, algo así como el Inteligente Hans, que es el nombre con el que un caballo alemán pasó a la historia. Su nombre en alemán, por cierto, era Hans der Kluge. A finales del siglo XIX este animal y su dueño se hicieron muy populares porque el animal sabía contar, nada más y nada menos.

El espectáculo era digno de ver y atraía a mucho público, por lo que el caballo iba de un lugar a otro exhibiendo su extraordinaria capacidad. Clever Hans era capaz de responder preguntas matemáticas simples, como sumas de números pequeños, pero también era capaz de ir más allá y responder preguntas más complicadas, siempre que el resultado fuera numérico.

El entrenador del caballo, Wilhelm von Osten, aseguraba que había trabajado duro para conseguirlo, para desarrollar esas capacidades matemáticas en el animal. Clever Hans sabía sumar, entre otras cosas, pero no sabía hablar, así que daba las respuestas pateando el suelo con una pata. Por ejemplo, si alguien le pregunta la hora, daba golpes en el suelo hasta indicar la hora. ¡Y acertaba!.

La fama del animal crecía y saltaba fronteras, y entonces llegaron las pruebas científicas. A comienzos ya del siglo XX se llevaron a cabo algunos experimentos muy sencillos, con las mismas preguntas que el caballo solía responder en sus apariciones públicas pero sin que el señor Osten estuviera delante. La mayoría de las veces el caballo, sin su entrenador delante, fallaba.

Con seguridad el señor Osten hacía algún tipo de seña al caballo cuando llegaba al número de pateos esperado y entonces Cleve Hans paraba. Según parece, el entrenador Osten no lo hacía a propósito, sino que los cambios en su cuerpo cuando se llegaba a la respuesta correcta hacían que el caballo detuviera el movimiento de su pata. Es decir, el señor Osten influía sin quererlo en Clever Hans y este respondía en función de las reacciones, posturas y gestos de su amo.

Aquellos experimentos y el caso de Clever Hans se han hecho muy famosos, tanto es así que existe el Efecto Clever Hans. Este efecto se usa para denominar la situación que se da cuando el director de un experimento o la persona que lo lleva a cabo, conociendo la respuesta adecuada, influye mediante algún gesto, tono de voz, postura… en las respuestas de aquellos que están siendo sometidos al experimento.

En conclusión, amigos de los animales, los caballos no saben matemáticas.
Clever Hans, el caballo que sabía matemáticas Clever Hans, el caballo que sabía matemáticas Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:23:00 Rating: 5

La culpa y la virtud fue y es de los caballos

23:15:00
Caballería napoleónica
(Caballería napoleónica)
Hoy me ha llamado la atención una sorprendente frase de un comandante de caballería napoleónico, de nombre tan largo como su desvergüenza, o como su sarcasmo, que de ambos modos puede ser interpretado lo que voy a contarles. El caso es que, leyendo esa frase, he pensado que hace mucho que no publico una curistoria recopilando varias citas, algo más común en otras épocas.

Y las citas, que serán sobre caballos, comienzan con la que nos ha traído aquí, una cita de Étienne Marie Antoine Champion de Nansouty, que podríamos acortar a conde de Nansouty. Cuando en 1812, durante la retirada de Rusia del ejército de Napoleón, Murat le solicitó al conde de Nansouty alguna explicación de la desastrosa situación, el comandante de caballería dijo:
Los caballos no tienen patriotismo. Nuestros soldados luchan bastante bien, incluso cuando están sin pan, pero los caballos no harán absolutamente a menos que reciban su avena.
Jenofonte, el filósofo griego, dejó escrito que:
Buenos caballos junto con jinetes competentes, podrán escapar incluso de las situaciones más desesperadas.
Por otra parte, aunque esto de la caballería parezca una cosa del pasado, de la Edad Media, aún tiene presencia en nuestros días, como el general Truscott comentó en 1989 en un discurso en la Escuela de Caballería del Ejército de los Estados Unidos. Quizás no ya en el combate, pero sigue marcando el carácter:
El caballo duplica el trabajo de entrenamiento de los hombres de caballería en comparación con las unidades que entrenan desmontadas, y es el caballo el que incrementa el sentido de responsabilidad de los hombres de caballería. Estos no pueden olvidarse de su caballo ni tan siquiera un día.
La culpa y la virtud fue y es de los caballos La culpa y la virtud fue y es de los caballos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:15:00 Rating: 5

La muerte de Descartes

21:26:00
René Descartes
(René Descartes)
Como si fuera el argumento de una novela entre negra e histórica, la muerte de Descartes tiene algunos aspectos que no han sido aclarados y algunas pruebas que van contra la versión oficial, contra la muerte por neumonía que ha figurado en la biografía del filósofo francés durante siglos.

René Descartes había nacido en 1596 en Francia, y más allá del famoso cogito ergo sum (pienso, luego existo), también destacó como matemático y como hombre de ciencia en general. En 1649 la reina Cristina de Suecia le invitó a pasar una larga temporada en su corte para que le diera clases particulares, ya que la reina quería aprender filosofía de la mano de un grande. Al parecer, Descartes decidió aceptar la invitación para alejarse de los Países Bajos, a donde se había trasladado desde Francia, y así abandonar un entorno en el que comenzaba a no sentirse cómodo, por temas religiosos.

La reina era una dama madrugadora y poco sensible al frío, por lo que sus estancias solían tener las ventanas abiertas y una temperatura más bien baja. Descartes era recogido por un carruaje a las cuatro y media de la madrugada para que media hora después comenzara a impartir sus clases particulares a la reina. A los pocos meses de estar en Suecia Descartes murió, por una neumonía, en febrero de 1650. Al menos esto se ha dado por cierto hasta hace poco.

En 1980, un investigador alemán llamado Eike Pies encontró una vieja carta en la que el médico de la reina Cristina hablaba de los problemas de salud del filósofo. Los síntomas que describía, hemorragias estomacales y vómitos oscuros, no tienen nada que ver con la neumonía. Estos síntomas, en cambio, encajan perfectamente con el envenenamiento por arsénico.

El posible móvil del asesinato de Descartes, si su muerte fuera tal cosa, podría haber sido la religión y la potencial influencia del filósofo sobre la reina en este ámbito. Dicho esto, y aunque la carta fue encontrada hace unas décadas, los rumores sobre el fallecimiento de Descartes llevan siglos rondando por los libros y los mentideros. La versión oficial y más reconocida sigue siendo la muerte por neumonía, en cualquier caso.

Porque, puestos a inventar para una novela, también podría ser que el médico de la reina escribiera la carta haciendo pensar que Descartes había sido asesinado, para enredar e influir a su vez en las creencias de la reina. A poquito que uno se ponga, da para una novela, seguro. Y alguna habrá ya escrita sobre el tema, seguro también, aunque yo ahora mismo la desconozco.

Por último, yo sí creo que a Descartes lo asesinaron. Pero no con arsénico. Lo mató la misma reina Cristina de Suecia haciéndolo madrugar de manera tan cruel. Qué necesidad hay de dar clases particulares de filosofía a las cinco de la madrugada. ¡A las cinco de la madrugada!

Fuente: El País, National Geographic (Especial: Un descubrimiento sin fin)
La muerte de Descartes La muerte de Descartes Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 21:26:00 Rating: 5
>
Con la tecnología de Blogger.