Sigue Curistoria

Google+

Buscar



martes, 15 de abril de 2014

Las caricaturas de Leonardo Da Vinci

Hoy, 15 de abril, se celebra el Día Mundial del Arte. Y se hace en tal fecha porque el 15 de abril de 1452 nació Leonardo Da Vinci. Aunque personalmente tengo debilidad por Miguel Ángel Buonarroti, Da Vinci también ha protagonizado algunas curistorias, y estoy seguro que volverá a aparecer. Para celebrar este día, además de recordar esas curistorias sobre Da Vinci, les dejo también algunos dibujos de Leonardo Da Vinci que parecen sacados de comics actuales.

La última cena de Da Vinci, destruida para cenar caliente
Los inventos de Leonardo Da Vinci
Verrocchio y Leonardo Da Vinci
El retrete y Leonardo Da Vinci
Ataques sufridos por la Mona Lisa

Las siguientes imágenes son caricaturas y dibujos grotescos del gran artista renacentista.


Cinco cabezas de caricaturas


Cabeza grotesca


Caricatura de un hombre de pelo frondoso


Ancianos


Caricatura


Caricatura


Caricaturas


Caricatura


Fuente: Leonardo Da Vinci, the complete works


lunes, 14 de abril de 2014

La España de los años 50 en la revista LIFE

En abril de 1951 la revista LIFE publicaba un artículo sobre un pueblo de Extremadura llamado Deleitosa. Este pueblo, en la provincia de Cáceres, tiene hoy menos de mil habitantes pero entonces había unos 2.300. Era la España de la posguerra, de Franco. El reportaje, hecho por W. Eugene Smith, decía que algunos de aquellas personas nunca habían visto la vía del tren, que estaba a cuarenta kilómetros. El teléfono más cercano estaba a veinte kilómetros y que las calles apestaban por causa de los burros y los cerdos.

El reportaje de fotos es muy interesante, y aquí les dejo una pequeña selección:


Guardia Civil En el artículo la denominan la guardia rural de Franco


Camino de misa Lorenza Curiel, de 7 años, espera que su madre cierre la puerta para ir a misa


Panorámica de Delitosa


La visita del médico El médico, Dr. José Martín, lleva un farol para iluminar el interior de las casas que visita


Trabajo en el campo La mujer tira de dos burros, uno de ellos prestado. El hombre presiona con su propio cuerpo contra el suelo para arar


Hora de la comida La familia Curiel come un guiso de patata y judías en el suelo de la casa. Todos comparten cazuela y también dormitorio


Velatorio Las mujeres de la familia velan a un fallecido



Fuente: Life.Time.com

domingo, 13 de abril de 2014

Carga y regalía de aposento

Construcciones contra la regalía de aposento
(Construcciones contra la regalía de aposento)
Aunque la tradición de la que voy a hablarles hoy es de origen medieval, duró siglos. En la Edad Media la regalía de aposento no era otra cosa que la obligación de ceder la mitad la casa de uno para que se alojaran allí los hombres que acompañaban a la Corte cuando esta se desplazaba de un sitio a otro.

En la época de Felipe II esta tradición continuaba vigente, aunque cambió el nombre de regalía a carga. En esta época había que sumar a los nobles los altos funcionarios que servían al rey. En 1561 Madrid fue designada capital y por lo tanto la Corte se acomodó en sus calles. Al parecer parte de los madrileños habían puesto de manifiesto su disposición a hacer sacrificios como contrapartida de los beneficios que les reportaría ser la sede de la Corte. Entre esos sacrificios se contaba la carga de aposento. Pero ya saben ustedes que las cosas se dicen mejor que se hacen, habitualmente.

Las casas que fueran divisibles debían ceder parte de su espacio, hasta la mitad si era posible, para alojar a algunos nobles y a los muchos funcionarios asociados con la Corte. Con el paso del tiempo los madrileños fueron perdiéndole el gusto a meter a extraños en su casa y acabaron por darle sentido a aquello de hecha la ley, hecha la trampa.

Las normas de la carga de aposento determinaban que si la vivienda no se podía dividir, no era válida para la carga. Aún quedaba un mínimo de intimidad a proteger. Esta regla se convirtió en la base para escapar de la ley y así comenzaron a construirse las casas de manera que no fueran divisibles. Es decir, se construían y diseñaban las casas pensando en la regalía de aposentos, en cómo evitarla. Estas casas se denominaban casas a la malicia, por lo oscuro de sus intenciones. Esto causó, por ejemplo, que durante aquel tiempo se construyeran pocas casas en Madrid de dos pisos, porque lógicamente dos pisos convertían una vivienda en claramente divisible.

jueves, 10 de abril de 2014

El origen de la palabra chollo

Estatua de Carlos III en Madrid
(Estatua de Carlos III en Madrid)
Como suele ser habitual en este tipo de entradas que giran en torno a alguna palabra, comenzamos aclarando el significado de la misma según la RAE por si hay algún despistado. Un chollo es una ganga, una cosa apreciable que se adquiere a poca costa, muy barata.

El origen de la palabra se lo debemos a un italiano que llegó a España a mediados del siglo XVIII de la mano de Carlos III. Este hombre, napolitano para más señas, se llamaba Cioglio y de ahí ha derivado la palabra hasta chollo, pero veamos el por qué.

Pidió este hombre una licencia para poder poner sillas en las calles, en el recorrido de procesiones y desfiles, del tal forma que la gente pudiera sentarse cómodamente a ver lo uno y lo otro. Por supuesto, el italiano cobraba a cada persona por sentarse en una de sus sillas, puestas en la calle, no lo olvidemos. Colocaba y alquilaba, para los diferentes eventos, miles de sillas, lo que le reportó un gran beneficio económico, consiguiendo así juntar una bonita fortuna.

De ahí, de cómo el napolitano se hizo rico gracias tan sólo a una licencia y a unas sillas en la calle, proviene el asociar su nombre, debidamente castellanizado, para indicar que algo es un chollo. Piénselo si alguno de ustedes esta Semana Santa va a pagar por sentarse a ver una procesión o por verla desde un balcón. Pregunten antes de nada si el que les cobra es italiano, quizás sea un heredero de Cioglio.

Fuente: Hablar con corrección, de Pancracio Celdrán

miércoles, 9 de abril de 2014

Beatriz Galindo, La Latina

Monumento a Beatriz Galindo en Madrid
(Monumento a Beatriz Galindo en Madrid)
El nombre de Beatriz Galindo seguramente no les dirá mucho. Pero si les digo La Latina, algunos ya pensarán automáticamente en el barrio madrileño y no van desencaminados del todo. La Latina, que no es otra que Beatriz Galindo, fue una dama nacida en Salamanca en 1465 aunque esté asociada en la actualidad con Madrid.

El apodo de La Latina le fue otorgado a la dama por sus amplios conocimientos de latín y gramática, siendo una importante humanista de su tiempo. Y mujer, algo en aquel tiempo era insólito. Impartió clase en las aulas de la Universidad de Salamanca, lo que ya dice mucho de cualquier hombre de aquella época pero que en el caso de ser una mujer la encumbra al Olimpo. Se dice que fue una de las primeras mujeres en alcanzar una posición educativa como esa.

Aunque iba para monja, su dominio y capacidad con el latín la llevaron por otros derroteros. Tras ser conocida y popular en Salamanca, su fama se extendió por Castilla y fue requerida por la reina Isabel la Católica a la corte, donde fue profesora para la familia real, además de consejera en cierta medida de la propia reina. Se casó y tuvo dos hijos y finalmente fijó su residencia en Madrid, donde impulsó algunas instituciones importantes y varios conventos.

Falleció en Madrid en 1535 y el barrio en el que vivió es el que se conoce en la actualidad como el barrio de La Latina, en honor del apodo de Beatriz Galindo, que no olvidemos, se lo ganó por sus conocimientos de latín.

The Beatles vetados en la radio

Siguiendo con las repercusiones de la frase de John Lennon somos más populares que Jesucristo, aquí está la noticia de ABC de agosto de 1966 en la que se explica que The Beatles son vetados en unas emisoras de radio de Lorca y Cartagena: Radio Popular y Radio Juventud.

martes, 8 de abril de 2014

Más populares que Jesucristo

John Lennon
(John Lennon)
En 1966 John Lennon pronunció la frase central de esta curistoria: somos más populares que Jesucristo. Como era de esperar se refería a The Beatles y como no era de esperar, aquella frase les trajo un buen puñado de problemas a los melenudos de Liverpool.

Lennon aseguró que la cristiandad estaba de capa caída y que su grupo era ya más popular que Jesucristo. Cuando la frase fue conocida en Estados Unidos, una legión de cristianos comenzaron a atacar a The Beatles. Lennon dijo esto en marzo de 1966 y en Reino Unido las quejas no fueron más allá de alguna crítica, algo lógico y esperado. Cuando en agosto de aquel año la revista juvenil Datebook dio a conocer la cita en Estados Unidos la reacción no fue tan tibia.

En una respuesta digna de otro tiempo se actuó como en otro tiempo se hacía con los que atacaban la religión. Se quemaron públicamente discos de The Beatles, por blasfemos. Fueron amenazados y tuvieron que suspender algunos conciertos por miedo a las represalias. Tras el estallido en Estados Unidos se protestó en otros lugares del mundo, entre ellos, España. Algunas emisoras de radio vetaron sus canciones y la situación llegó hasta el extremo de hacer temer por la celebración de la gira planteada en aquel año por Estados Unidos.

Finalmente John Lennon pidió disculpas de un modo u otro y dijo que sus palabras habían sido sacadas de contexto. Las palabras exactas que había pronunciado Lennon fueron:
El cristianismo desaparecerá, se desvanecerá, se encogerá… Nosotros somos ahora más populares que Jesucristo. No estoy seguro sobre qué desaparecerá primero, el rock and roll o la religión cristiana.
En este vídeo se puede ver cómo John Lennon explica en una rueda de prensa a qué se refería con sus palabras y por qué cree que esta fueron malinterpretadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...