Sigue Curistoria

Google+

Buscar



jueves, 11 de febrero de 2016

Albert Einstein era un buen estudiante, en base a sus notas

Notas de Albert Einstein
(Notas de Albert Einstein)
Hoy, amigos, es un día para hablar de Albert Einstein, ya que un siglo después, lo que él sólo pudo imaginar, se empieza a probar como cierto. Fue uno de los personajes más importantes del siglo XX, sin duda, y eso lógicamente conlleva que se hayan dicho cosas muy diversas sobre él, entre otras, que no era un buen estudiante, lo que no parece cierto.

Nacido en 1879, lo que pueden ver en la imagen superior es el certificado de graduación del propio Einstein, fechado en 1896, cuando tenía 17 años. Para interpretar bien esas notas hay que saber que el baremo de las mismas no es una calificación del 1 al 10 como es habitual en muchos sitios, sino que los valores tienen el siguiente significado:
6 - Excelente
5 - Bien
4 - Suficiente
3 - Insuficiente
2 - Muy insuficiente
1 - Sin conocimiento alguno
Dicho esto, la traducción del texto de la imagen es el siguiente:
[...]ha asistido a las clases del tercer y cuarto curso en la Escuela Técnica del Cantón de Argovia. Tras presentarse a los finales orales y escritos que tuvieron lugar los días 18, 19, 20, 21 y 30 de septiembre de 1896, recibió las siguientes calificaciones:
  • Lengua y literatura alemanas - 5
  • Francés - 3
  • Inglés - -
  • Italiano - 5
  • Historia - 6
  • Geografía - 4
  • Álgebra - 6
  • Geometría (incluyendo geometría básica, trigonometría, geometría espacial y geometría analítica) - 6
  • Geometría descriptiva - 6
  • Física - 6
  • Química - 5
  • Historia natural - 5
  • Dibujo artístico - 4
  • Dibujo técnico - 4
[...]
No son malas notas, destacando en las relacionadas con las matemáticas, la física y, curiosamente, la historia.

Fuente: Albert Einstein, de Walter Isaacson

martes, 9 de febrero de 2016

La emotiva lista de amor de Harry S. Truman

Truman y su mujer el día de su boda
(Truman y su mujer el día de su boda)
Se acerca San Valentín y quizás alguien necesite ideas para ofrecer a su pareja un detalle especial. Por si a alguno le sirve de referencia, vamos a repasar el bonito detalle que tuvo el presidente de Estados Unidos Harry S. Truman con su mujer, en uno de sus aniversarios de boda.

El trigésimo tercer presidente estadounidense conoció a su mujer cuando aún era muy joven y finalmente estuvieron juntos 53 años. El 28 de junio de 1919, el mismo día que se firmó el Tratado de Versalles que ponía punto y final a la Primera Guerra Mundial, Truman se casó con Bess Wallace, y desde entonces, en cada aniversario, le escribía una carta de amor. Pero en el 38º aniversario cambió un poco el formato del escrito y en lugar de una carta le entregó una lista de todos y cada uno de los aniversarios de boda que habían tenido, junto con una pequeña frase que resumía lo que el año en cuestión había sido.

Es un precioso y emotivo detalle, en mi opinión, y para nosotros, sabiendo que fue presidente de Estados Unidos, un resumen curioso de la historia. En cualquier caso, es importante ver cómo incluso para un hombre involucrado en los más importantes asuntos, la referencia en muchos casos seguía siendo su familia, especialmente su hija. su  La lista es la siguiente:
  • 28 de junio de 1920 Un año feliz
  • 28 de junio de 1921 Fue muy bien
  • 28 de junio de 1922 Pelado y de mala manera
  • 28 de junio de 1923 Juez del distrito Este. Comida
  • 28 de junio de 1924 Hija de cuatro meses
  • 28 de junio de 1925 Sin trabajo
  • 28 de junio de 1926 Todavía sin trabajo
  • 28 de junio de 1927 Juez presidente, comidas otras vez
  • 28 de junio de 1928 Todo va bien. Piano. Al Smith
  • 28 de junio de 1929 Pánico, en octubre
  • 28 de junio de 1930 Depresión, aún continúa
  • 28 de junio de 1931 Nuestra hija tiene seis años
  • 28 de junio de 1932 Carreteras acabadas
  • 28 de junio de 1933 Director de empleo
  • 28 de junio de 1934 Edificios acabados. Candidato al Senado
  • 28 de junio de 1935 Senador por Gunston
  • 28 de junio de 1936 Resoluciones de Filadelfia. Roosevelt reelegido
  • 28 de junio de 1937 Gran época en Washington
  • 28 de junio de 1938 Temporada muy féliz. Margie 14
  • 28 de junio de 1939 Ley con mi nombre
  • 28 de junio de 1940 Lucha por el Senado inminente
  • 28 de junio de 1941 Comité especial del Senado. Margie quiere cantar
  • 28 de junio de 1942 También una temporada feliz
  • 28 de junio de 1943 Montones de trabajo
  • 28 de junio de 1944 Conversaciones sobre la vicepresidencia. Mal asunto
  • 28 de junio de 1945 Vicepresidente y presidente. Final de la guerra
  • 28 de junio de 1946 Margie licenciada y cantante. 80º Congreso
  • 28 de junio de 1947 Plan Marshall & Grecia & Turquía. Un gran momento, 28º aniversario
  • 28 de junio de 1948 Una campaña terrible. Otro día feliz
  • 28 de junio de 1949 Presidente otra vez. Otro día feliz
  • 28 de junio de 1950 Corea, una época terrible
  • 28 de junio de 1951 Key West, un día muy feliz
  • 28 de junio de 1952 Felicidad. Final, 20 de enero de 1953
  • 28 de junio de 1953 De vuelta a casa. Montones de rosas
  • 28 de junio de 1954 Un feliz 35º
  • 28 de junio de 1955 Destrozado, pero todavía feliz
  • 28 de junio de 1956 Un gran día, más euforia
  • 28 de junio de 1957 Bueno, aquí estamos otra vez, como diría Harry Jobes

¡Sólo quedan 37 para las bodas de diamante!
Fuente: Listas memorables, de Shaun Usher

domingo, 7 de febrero de 2016

El mensaje de amor que ocultó un monje en su libro


Es un hecho que los libros son maravillosos y están repletos de información, conocimiento, diversión, historias... y en definitiva de todo lo importante de la vida, a poco que nos sumerjamos en algunos de ellos. Y es que uno puede encontrar de todo en ellos, hasta el mensaje de amor de un monje medieval, debidamente oculto, todo sea dicho.

Francesco Colonna fue un monje italiano del siglo XV, al que se le atribuye el libro titulado Sueño de Polífilo, que se publicó en Venecia a mediados de aquel siglo XV. Según la página del libro en la magnífica editorial Acantilado, es una obra curiosa y enigmática, y hasta rara, podríamos decir. Pero este libro guarda un mensaje más allá de su texto, más allá de la lectura que haría cualquier lector. El texto de Colonna supone un caso de esteganografía histórica, una cuestión esta de la esteganografía que no es ajena a los aficionados a la criptografía o la seguridad informática. Por acabar de aclararlo, la esteganografía es la ocultación de un mensaje dentro de un objeto o un texto, usando este último como canal de comunicación en el que el texto oculto pasa desapercibido, salvo para aquel que sabe qué buscar o cómo mirar.

Colonna dejó el mensaje que quería enviar al mundo escondido en las primeras letras de cada uno de los 38 capítulos del libro. Al colocar juntas y orden esas 38 primeras letras, sale el mensaje PoliamfraterFranciscusColumnaperamavit, que en realidad es Poliam frater Franciscus Columna peramavit, es decir, el hermano Frascesco Colonna ama a Polia. Toda una declaración de amor que dejo oculta pero que una vez descubierta sigue viva, hoy, más de quinientos años después.

Lo que no sé, y ustedes me perdonarán, es quién o qué era ese Polia. Podría ser una localidad italiana, una persona, un animal al que llamaba así el monje... quién sabe.

jueves, 4 de febrero de 2016

10 datos sobre Curistoria en su 10º aniversario

Esta semana Curistoria, este blog, ha cumplido 10 años. Y ese número redondo bien merece una entrada con algunos datos sobre el mismo. Aunque ya lo he repetido mil veces, gracias a todos ustedes por leer el blog y por seguirlo, gracias a los que comentan, a los que lo siguen en Facebook, a los que tuitean las entradas...

2.102

Ese es el número de entradas que he publicado en estos 10 años de vida del blog. No siempre al mismo ritmo, ya que según las épocas, el tiempo disponible y alguna otra cuestión, el número de entradas por semana, o por mes, ha ido variando.

11.862

Son los comentarios que hay repartidos entre las entradas. Bien es cierto que Curistoria, por su propio formato y contenido, no es un lugar dado a los comentarios, pero casi una docena de miles me parece un número relevante. Gracias.

11.688

Fueron las páginas vistas en el primer año de vida de Curistoria, en aquel 2006, repartidas en 5.300 sesiones.

7.252.659

Páginas vistas son las que ha acumulado en todos estos años, después de ese comienzo lento del primer año. Eso sí, este número no es exacto ya que este contador no para y va avanzando día a día, también mientras escribo esto.

Javier Prieto

Así se llama el autor del logo de Curistoria, que encabeza el blog y otras muchas cosas.

213

Países o territorios, ya que creo que no hay tantos países en la ONU, son los orígenes de los lectores del blog. España, México, Argentina, Colombia, Chile, Perú, EEUU, Venezuela, Ecuador y Bolivia son los diez orígenes más relevantes, por ese orden, pero también Vanuatu, Sudán, Somalia, San Marino o la Isla de Man están presentes.

La guerra de los pasteles

Es la entrada más visita del blog a lo largo de su historia, a lo que contribuyen dos hechos, principalmente. El primero es su antigüedad, que lleve desde febrero de 2008 publicada ayuda a que haya ido acumulando lectores con el paso de los años. Además, y no sé muy bien por qué, es una entrada muy visitada por estudiantes mexicanos, que la usan para su tarea de estudios, como ellos dicen.

3

Son los libros que han nacido de Curistoria, más allá de otras publicaciones, colaboraciones radiofónicas, colaboraciones en revistas, muchos conocidos, algunos amigos...
  Curistorias de la Segunda Guerra Mundial Curistoria Curistoria 2

87

Veces son las que aparece Napoleón en las entradas del blog. Es el personaje histórico que más veces ha pasado por Curistoria, unas veces como protagonista y otras como secundario. Tras él, Hitler está con 84 apariciones, Franco con 64, Churchill con 45, Felipe II con 42 y el gran Miguel Ángel con 22. Aunque por delante de este último hay otros, el mismo Leonardo da Vinci en 35 ocasiones, bien merece Buonarroti aquí su sitio, por preferencia personal.

10

Años y un mes es el siguiente objetivo, ya que personalmente creo que el truco para haber cumplido estos 10 años de publicaciones es ir escribiendo de manera constante, poco a poco, sin mirar mucho atrás ni demasiado hacia adelante.



Gracias.

martes, 2 de febrero de 2016

Julián Gayarre, el tenor navarro que plantó cara al zar

Julián Gayarre
(Julián Gayarre)
No es la primera vez que hablamos en Curistoria de Julián Gayarre, ya que hace tres años hubo una entrada en torno a su muerte. Gayarre fue un tenor nacido en el valle del Roncal, en Navarra, en enero de 1844, y después de unos comienzos nada fáciles, acabo triunfando en el mundo de la ópera siendo uno de los tenores más importantes de su tiempo. Según parece, este hombre tenía una personalidad en la que la sencillez y su amor por su pueblo natal, Roncal, le llevaron a tener una forma de actuar en muchos casos lejos de lo que se esperaría de un divo del bel canto. Y en este caso está mejor usado que nunca el término bel canto, ya que el origen de este término operístico tiene mucho que ver con el legato, la unión suave entre las notas a medida que se canta, que la voz cambie sin ruptura, por decirlo de algún modo, y en eso del legato Gayarre destacaba.

Tras una actuación, cuando Gayarre ya triunfaba en Europa, se le acercó un hombre que trabajaba para el zar de Rusia y le dijo: su Alteza Imperial el Zar de todas las Rusias le ordena que mañana se presente en su palacio para cantar para él. Ante esa orden, el tenor le dijo al hombre que se encontraba un poco mal de la garganta y que no iba a poder ser.

Supongo, y esto sólo lo supongo, que el tenor respondió en un tono y con un semblante tal, que el enviado del zar captó el problema real que suponía para el navarro la petición. Cuando el mensaje llegó al zar, este comprendió lo que pasaba y volvió a enviar al mensajero para hablar con Gayarre.

Su Alteza Imperial el Zar de todas las Rusias, volvió a comenzar el enviado, le pide que si mañana u otro día, si se encuentra mejor de la garganta, estaría gustoso de verlo actuar en su palacio. El cambio de orden a petición por parte del zar fue suficiente para que Gayarre aceptara la invitación y diciendo que ya estaba mejor, ¡bendita repentina mejora!, acordara presentarse al día siguiente para cantar ante el zar.

Fuente: Documentos RNE







domingo, 31 de enero de 2016

El Goliath, el minúsculo tanque nazi teledirigido

Soldados británicos con algunos Goliath capturados en Normandía
(Soldados británicos con algunos Goliath capturados en Normandía)
Estamos casi envueltos ya por los robots y los drones, que cada día llegan a un punto nuevo al que no habían llegado antes. Hoy no es novedoso que aviones no tripulados lleven a cabo operaciones a miles de kilómetros del lugar donde están los que los manejan, pero ya en la Segunda Guerra Mundial esa forma de lucha se empleaba, aunque de manera casi anecdótica, todo sea dicho. Los alemanes crearon un pequeño tanque, aunque quizás sea excesivo llamarlo tanto, que se movía sobre orugas e iba cargado de explosivos. Era muy pequeño, pesaba entorno a 400 kilos, y los explosivos se accionaban a distancia.

Lógicamente, este pequeño tanque bomba era de un solo uso ya que se autodestruía cada vez que cumplía una misión. Al parecer, los nazis capturaron en 1940 un prototipo francés y a partir de ahí crearon el Goliath, que dirigido a distancia gracias a dos cables que unían los mandos con el vehículo, podía ser dirigido hasta su objetivo. Se usaban, por ejemplo, como arma anticarro, y aunque se fabricaron varios miles, su utilidad no fue significativa. Demasiado caro para que fuera rentable un vehículo que se destruía al hacer explosión y en muchas ocasiones, además, fácil de inutilizar por el enemigo, ya que era suficiente con cortar los cables que lo conectaban con los mandos para convertir el Goliath en un caja de explosivos sin más.

En resumen, no fue importante su contribución en la Segunda Guerra Mundial, pero fue un paso más hacia los ingenios actuales, que no sólo se controlan desde la distancia, sino que en muchos casos se autocontrolan.

Montaje de un Goliath por alemanes durante el Alzamiento de Varsovia de 1944
(Montaje de un Goliath por alemanes durante el Alzamiento de Varsovia de 1944)

jueves, 28 de enero de 2016

La Primera Guerra Mundial y el mercado de sanguijuelas

Sanguijuela
(Sanguijuela)
Si en pleno siglo XXI aún hay entidades que creen que la Tierra es plana, y si no me creen ahí tiene la Flat Earth Society, bien podría darse el caso de que las sanguijuelas volvieran a colocarse en la lista de remedios básica de cualquier médico de cabecera. Seguro que tienen alguna buena aplicación, no digo yo que no, pero sin duda en la historia se las ha sobrevalorado. En cualquier caso, algún hombre se reveló hace poco más de un siglo contra la guerra en Europa, la Gran Guerra, porque estaba haciendo inaccesibles a las mejores sanguijuelas. Hubiera estado bien parar la Primera Guerra Mundial para no deteriorar el mercado de sanguijuelas y con ello la salud de media Europa.

Y es que entonces, y en los siglos anteriores, estos bichos chupasangres han servido precisamente para sacar de los cuerpos enfermos e incluso de los cuerpos sanos, la sangre mala, la sangre que sobraba, o cualquier otro tipo de sangre que le viniera bien a un médico sacar. Nada como equilibrar los cuatro humores del cuerpo usando sanguijuelas.

La ciencia poco a poco se fue abriendo camino y a comienzos del siglo XX estos remedios estaban de capa caída, aunque aún tenían sus defensores. Entre ellos estaba sir Arthur Everett Shipley, a la sazón director del Christ’s College de Cambridge, que tuvo el arrojo de escribir una carta a The Times alertando de un problema importante, a su juicio. El problema que atenazaba a toda Inglaterra no era otro que la escasez de sanguijuelas por culpa de la guerra. Mientras el general Joffre, el general Von Kluck, el general Von Hindenburg y el gran duque Nicolás, escribió nuestro protagonista, sigan empeñados en luchas sobre las mejores regiones de sanguijuelas de toda Europa, el problema persistirá. Noble preocupación por la salud, todo sea dicho.

Ahora bien, me preguntó si murieron más ingleses por culpa de la guerra o por culpa de la escasez de sanguijuelas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...